Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 8 meses

¿La vida no tiene sentido... ?

El sentido que le atribuimos es, obviamente, subjetivo. Es bien sabido que los juicios subjetivos sobre lo que acaece carecen de veracidad, es decir, son falsos.

La vida acaece y de eso no tenemos dudas: estamos vivos. 

¿La vida tiene sentido? ¿La vida de un mamífero que muy probablemente será devorado por un felino carece de sentido? Cuando hablamos de "Sentido" nos referimos a un sentido superior, un sentido de estar vivo de la clase: "Debemos estar vivos para..." "La vida es necesaria para..." 

La vida del felino y de la presa no tienen sentido, existen a consecuencia de hechos naturales tal y como una montaña. 

¿Podemos decir lo mismo sobre la vida humana? 

La respuesta sería que sí, la vida humana no tiene sentido y sólo es consecuencia de hechos naturales. El ser humano tiene la capacidad cerebral de atribuir un sentido subjetivo a su vida, pero tal hecho es únicamente consecuencia de la misma naturaleza del ser humano: psicologicamente el cerebro origina la noción de un Yo, para guiarse a través del medio y alrededor del cual ocurren todos los procesos vitales. 

Creemos que poseemos un cuerpo, pero en realidad somos el cuerpo, somos materia y el hecho de pensar es efecto de la misma, y por ende, estamos limitados a sus funciones. 

16 respuestas

Calificación
  • hace 8 meses

    ¿Alguien, de hecho,  cree que Dios va a ser una vida sin sentido?

    El poder y la inteligencia Divina están más allá de nuestra comprensión, por eso, todo lo que Dios hace es perfecto y para la eternidad. El problema es que nuestra capacidad de comprenderLe es muy pequeña.

    Vinimos a la Tierra para evolucionar y perfeccionarnos, por un tiempo, y cuando termina ese tiempo volvemos al lado espiritual con el progreso hecho, y seguimos viviendo en el lado espiritual mejor o peor de acuerdo con nuestro mérito, hasta que aparezca otra oportunidad de volver a la Tierra para seguir progresando.

    Somos seres espirituales, viviendo experiencias terrenales para progresar.

    Cuál es el sentido de la vida y si hay vida después de la muerte por Vicent Guillemhttps://www.youtube.com/watch?v=clyarREct-k

    Youtube thumbnail

    Una linda película sobre reencarnación, “Los hijos del ayer”, basada en hechos reales, para que entiendan más fácil.  https://www.youtube.com/watch?v=VqKVMQyKidM

    Youtube thumbnail

  • Sarai
    Lv 6
    hace 8 meses

    La respuesta que da la Biblia

    Esta cuestión puede plantearse de distintas formas. Tal vez alguien se pregunte: “¿Por qué estamos aquí?” o “¿Qué propósito tiene la vida?”. La Biblia indica que nuestro propósito en la vida es llegar a ser amigos de Dios. Para comprender mejor este asunto, veamos algunas verdades fundamentales que revelan las Escrituras.

    Dios es nuestro Creador. La Biblia dice: “Es [Dios] quien nos ha hecho, y no nosotros mismos” (Salmo 100:3; Revelación [Apocalipsis] 4:11).

    El Creador tiene un propósito para todo lo que ha hecho, incluida la humanidad (Isaías 45:18).

    Dios nos creó con una “necesidad espiritual”, la cual incluye el deseo de hallarle sentido a la vida (Mateo 5:3). Él quiere que satisfagamos ese anhelo (Salmo 145:16).

    Satisfacemos nuestra necesidad espiritual cuando nos esforzamos por conocer a Dios y ser sus amigos, algo que no está fuera de nuestro alcance. De hecho, la Biblia nos hace esta invitación: “Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes” (Santiago 4:8; 2:23).

    A fin de ser amigos de Dios, debemos cumplir con el propósito para el cual nos creó. La Biblia deja claro cuál es ese propósito: “Para esto fue creado el hombre: para temer y amar a Dios y obedecer sus mandatos” (Eclesiastés 12:13, versión de Ángel Sánchez, nota; lenguaje actualizado).

    En el futuro, cuando Dios elimine el sufrimiento y conceda vida eterna a todos sus amigos —aquellos que le sirven con lealtad—, se verá totalmente cumplido el propósito de Dios para la humanidad (Salmo 37:10, 11).

    https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2011482?q=La+v...

  • hace 8 meses

    Ok, después de tu argumento, donde le das sentido a tus ideas, ¿qué te queda?...  exacto, eres un pelmazo...   :3

  • Anónimo
    hace 8 meses

    Otro ateo marikonaso

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 8 meses

    La vida para los incrédulos es un camino hacia ninguna parte.Para los creyentes es un camino de horizontes infinitos que no termina en la muerte del cuerpo.Jesús es el que encabeza la marcha de este caminar.Murió, pero resucitó y muchos de los que convivieron con él después de su resurrección, se dejaron cortar la cabeza por dar ese testimonio (martirion, en griego)

  • hace 8 meses

    El sentido está en el poder que tú le generes, bueno, somos materia, por lo cual nos trasformamos más no nos destruimos, pero igual dice la ciencia, “solo si entonces”, si decimos que tiene sentido en lo amplio de la palabra, es el sentido que le hemos atribuido, ósea el que generamos, pero en sí “la vida”, no genera un sentido por si solo, Si no es el ciclo natural de las cosas esenciales, cómo las bacterias, que viven para formar una parte de algo y duran a la percepción humana un nada o a la percepción de Otra bacteria un todo. Entonces lo relativo de tu pregunta, es depende desde donde veas el camino (sentido) porque es multivariable.

  • hace 8 meses

    Para responder a esta pregunta, primero deberíamos responder a la básica pregunta ¿qué es la vida? Y nos evitaríamos de todo berrinche tridimensional

  • hace 8 meses

    Eso suelen decir los que han perdido lo que no supieron valorar.."En un dia como Hoy..porque nadie..sabe lo que tiene...hasta que lo pierte.." la vida continua pero vamos dejando atras un camino de vivencias..que otros no recorreran pues su tiempo sera limitado"

    Saludos.

  • hace 8 meses

    ¿Qué fumaste? o.O

  • hace 8 meses

    Supongo que el "Sentido de la vida" en general, sea persistir. 

    Si eso le parece poco, es su problema.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.