¿Por qué se le debe temer miedo a dios, no le basta el respeto?

31 respuestas

Calificación
  • hace 3 años
    Respuesta preferida

    El miedo a Dios, es un invento de la Iglesia. Dios existe solo en la imaginación de los creyentes. No hay que tener miedo ni respeto a lo que no existe.

    He buscado a Dios toda mi vida, en la iglesia, en el cielo, en el mar, en la tierra, en la noche en el campo, en la ciudad, en mi soledad, en la angustia, en la enfermedad, en mi casa, en el aire, hasta en mis sueños, pero no lo encuentro por ninguna parte. El sonido no lo veo pero lo escucho; el viento no lo veo pero lo escucho, lo siento y lo respiro; pero a Dios no lo veo, no lo escucho, no lo siento ni lo respiro.

    El hombre vive en un mundo de fantasía; le encanta engañarse a sí mismo; no concibe su existencia sin la existencia de un creador universal; su fantasía más grande se llama Dios; desde que vivía en cavernas siempre ha fantaseado con sus dioses. Dios existe sólo en la imaginación de los creyentes en un mundo de fantasía y se hereda de padres a hijos desde hace miles de años. Cada creyente vive su propia fantasía, tiene a su propio Dios y cree que su dios es el verdadero y que todos los demás dioses y las otras religiones son falsos. Hay miles de religiones pero ninguna es verdadera porque todas son producto de la fantasía.

    Todos los libros religiosos escritos acerca de la existencia de Dios son el producto de la fantasía de la mente humana. La Biblia es más humana que divina, cargada con historias increíbles que más bien pareciera ser un cuento para niños, donde el hombre trata de explicarse su propio origen, creando un dios a su imagen y semejanza, sádico y vengativo. Jehová es el dios de los hebreos, sin más poder que el poder del dinero. Comercian con el diezmo que pagan muy gustosos los incautos, creyendo que irán al cielo a vivir eternamente en el reino de su dios imaginario.

    La historia de Jesús solamente es un bonito cuento para niños inventado por la iglesia para hacer negocio y enriquecerse más cada día con las limosnas. Igual es un cuento inventado la aparición de la virgen de Guadalupe para aumentar las ganancias.

    Hoy, los templos y las iglesias son grandes negocios que enriquecen solo a los líderes religiosos, donde los pastores y sacerdotes son vendedores de ilusiones: lavan el cerebro a los creyentes en cada misa para que se emocionen y suelten gustosos los billetes de $50 hasta $500 pesos cuando les pasan la canasta recogiendo las limosnas, como si con eso estuvieran comprando su entrada al cielo.

    Los creyentes no se dan cuenta de que su Dios no existe, sus líderes religiosos los tienen embobados con tantas promesas de vida eterna en el cielo; viven endiosados en un mundo de fantasía; ya no tienen voluntad propia para pensar, no razonan; solo se dejan llevar por los pastores de la iglesia, como mansos corderos.

    La vida existe en la tierra, tal vez, por un accidente cósmico y no porque alguien nos haya creado ni haya creado el universo. El universo existe porque sí y nadie sabe porqué existe. Nadie ha visto a Dios. Dios existe sólo en la imaginación de los creyentes en un mundo de fantasía y se ha convertido en una costumbre, una tradición, un folklore que se festeja de mil maneras en todo el mundo y se hereda de padres a hijos desde hace miles de años. He ahí la prueba de que la costumbre se hace ley y esa costumbre es la que obliga a los creyentes a adorar a su Dios, aunque ese Dios no exista.

  • hace 3 años

    Cuando la Biblia habla de temor a Dios no se refiere a tenerle miedo.

    El temor de Dios es, en realidad, temor a ofenderlo.

    El temor de Dios nace del amor que se le tenga. Cuando se ama a alguien se teme ofenderlo y se busca que esté complacido.

    El que tiene temor de Dios, le interesa cumplir sus mandamientos porque no quiere ofenderlo. El que no teme a Dios, no le importa ofenderlo y buscará cualquier pretexto para desobedecer sus mandamientos.

  • hace 3 años

    El miedo, es el medio por el cual la idea de Dios controla a la gente.

  • hace 3 años

    no hay porque temer lo que amas

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 3 años

    No necesariamente tiene que ser así. El temor a Dios es tenerle profunda reverencia y respeto a Él y Sus normas. Es el querer hacer lo que a Él le agrada teniendo presente lo que es bueno o malo a los ojos de Él. Es el hacer las cosas como Él nos manda, todo por la fe y el amor que le tengamos. No es algo negativo sino positivo porque al aceptar Su guía nos irá mejor en la vida y las relaciones con los demás.

  • hace 3 años

    No tengo miedo a DIOS, pero si temo a los cambios que sufre la naturaleza. (Terremotos, sismos, huracanes...)

  • hace 3 años

    No debes termerle

  • Anónimo
    hace 3 años

    Yo no le tengo miedo si no existe :V

  • hace 3 años

    Hola: El salmo 34 : 8, 9 nos dice que debemos temer a Jehová , pero también dice que él es bueno y que no nos hace faltar nada. El temor que debemos tener a Dios en un temor reverente, temor a desagradarle no miedo a que nos castigue. El no quiere que hagamos su voluntad por miedo sino por amor.

  • hace 3 años

    Temer miedo no hace ningún sentido, trata de preguntar de nuevo, pero esta vez utiliza las manos...

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.