¿Te has sentido prisionero de un deseo profundo de verano?

.

Aclarar sólo que no te llevas nuestros recuerdos, el miedo intentó matarlos. Aun así, es la campiña en verano, con espasmos floridos. Encontré la historia humana tallada en piedra, preservada. Es la ruta de los comienzos: una roca fantasma susurrando misterios geológicos de antaño. Me acompaña una larga sombra hacia el corazón de la oscuridad, en este viaje ignoto, de sueños colapsados. Sígueme, conoces las pistas. Un espejo-estrella, un árbol disidente, un sótano de aspecto clandestino, un mundo de fantasía de pasadizos secretos. Encontré un muro cercado por fuego, que, por la melancolía, se volvió sombrío.

Una parte de mí heredó tu poco gusto por la vida. Intentas la destrucción de lo falible. La inicua cantidad de lo finito. Si quieres huir, dame un motivo para olvidar lo mucho que te quiero. Dame un pretexto para alejarme. Necesito una sólida conciencia de lo abyecto. Un alarido suspenso del garfio del espanto.

Actualización:

.

Descubrí que escapar de ti ya no era una opción. Conocí tu lluvia de silencios. Después del baño, el erotismo. Un beso, mitad civilizado, mitad agrestre, fomenta lo aparente imposible, dándole cauce al salvamento de este amor asesinado a ratos, a gritos de rabia.

Actualización 2:

.

La ropa sobre el suelo, tirada al azar, la ventana abierta a la noche de este, nuestro agosto que se acaba. Hace estrellas allá afuera, nos miran con sus ojos luminiscentes. La cama nos atestigua, sigilosa. El ambiente es cálido contigo, y dulce. Tus brazos me rodean y mis piernas son tu prisión redonda, de lo que crece y se agolpa contra mí.

Actualización 3:

.

Sobre tu promontorio de certeza, mi deseo. Sobre mis juegos que te escalan, tus murmullos que se agravan, tu voz que se vuelve gemido y caricia. Me acometes con tus impulsos de hombre, remontando lo impostergable. Es la provocación de un paraíso profundo, que nos devora, adivinando un hambre de goces indiscretos, hasta el aturdimiento, hasta el dormir, con sus deslumbramientos oníricos, hasta el alba. Soy tu pasión de sol y tú mi noche profundizada.

^_^

3 respuestas

Calificación
  • jaimem
    Lv 6
    hace 5 años
    Respuesta preferida

    prisionero de un verano y el deseo..

    acaso crees que el olvido resquebrajo corazas, que ironía

    ni el mismo infierno se compara a tus brazas,

    ardes y explotas en constelaciones formando universos

    escapando en segundos abriendo tu fuente

    la dejas fluir y los sismos derriban ansias.

    me asfixio en horcajadas, los aspamos descubren secretos

    entonces acometidas salvajes desgarran los silencios

    tu cuerpo abre grutas en esa hambre viril, a tu gusto, cálida turbia expulsándome la vida, devorándola en excesos .

    escapar de ti nunca podre, viviré en tormentos detestando la rutina,

    esas falacias de lo cierto, avientan rocas en verdades

    queriendo hundir cadenas en un prisionero, preguntas por motivos

    tu, que dices conocerme, el temor de los anillos en los dedos

    robarían más que oxigeno....... al cerebro.

    saludos

    escribes genial...

    martin jaimem

    p.d. nada fácil tratar

    de escribir en tu universo..

    espero sea de tu agrado.

  • hace 5 años

    Hola Linda Ada.

    Mis ojos entrecerrados se acostumbran poco a poco

    a la tenue luz de la noche veraniega, que perla mi cuerpo

    y pienso en el estilo de tu vida, tan rebelde y viril mientras

    me envuelve un remolino de sensaciones ante el diluvio pasional...

    que me encadena, eres un ser extraño que encontró

    las respuestas a su encrucijada en la oscuridad, ser

    nocturno, que cabalga en un corcel celestial, mientras una

    tenue resistencia de mi mente ansia tu presencia...

    y mis labios sangran inconclusos, al encuentro de

    un amanecer gris, mientras los pálidos matices acentúan

    la cercanía de la muerte, el Arcángel en su lecho reclama

    sus sueños que como truenos se van apagando.

    Los veranos son tan peligrosos, que hechizan.

    Bss linda.

  • Ada
    Lv 7
    hace 5 años

    Bendiciones y luz a ti, que agracias este espacio con tu presencia.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.