¿A TÍ TE GUSTARÍA QUE DESDE AHORA, TU HIJO TE GUARDE LA MEDIA COBIJA?

Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia. Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.

A los setenta años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida pedir un favor a su hijo.

Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia. ¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí! Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo. Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa. Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo. Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡Me siento tan solo! ¿Quedarte a vivir aquí?, sí, claro, pero no sé si estarías a gusto, tu sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial, y luego los niños. Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano. No padre no es eso, solo que, no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían, o solo que no te moleste dormir en el patio. Dormir en el patio está bien.

Sigue...

Actualización:

El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luís de doce años. ¡Qué se te ofrece, papá? Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche. Sí con gusto, .¿y donde va a dormir? En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.

Luís subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó su padre. ¿Qué haces Luís? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo? Sabes papá, estaba pensando...

Sigue...

Actualización 2:

¿Pensando en que hijo? En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa...

"Trata siempre, como quieres que siempre te traten a tí".

Feliz dìa para todos.

9 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Respuesta preferida

    Cristiano, la fábula que nos cuentas (digo fábula por el estilo, pero desgraciadamente, en muchos hogares, es una realidad), nos deja una gran enseñanza o una gran moraleja y es, como dices al final de tu pregunta, que con la vara que nosotros midamos, con esa y un poco más larga, nos medirán.

    A mis padres, les he ayudado en todo lo que yo he podido y si bien es cierto no viven conmigo, he tratado por todos los medios de que no me les falte nada, pues siempre estoy atento a ellos. Mis hijos, o sea sus nietos, son testigos de ello, pues siempre que visito a mis padres, ellos van conmigo y ven el trato que tengo hacia mis amados padres.

    Pero, desgraciadamente hay viejitos y viejitas, que ya viejos, que ya viejas, y como no sirven para nada, sino para solo estorbar, sus hijos y sus nietos los echan de la casa, los meten en un asilo o lo peor, los abandonan a su suerte.

    Muy buena pregunta. Para que nos haga reflexionar a todos cómo ha sido, cómo es y cómo será nuestro trato, a nuestros seres queridos más necesitados.

    Sólo soy YO.

  • hace 6 años

    Sé que no lo va a hacer, pues sé lo que te ama, pero si mi padre o mi madre hicieran lo que cuentas en esta historia tan triste, ten la seguridad de que no lo permitiré, y si es necesario, haré como lo dice el cantante en la canción ¿Por qué te marchas abuelo?, pues te seguiré a dónde tú vayas.

    Te amo abuelo, tú lo sabes y me duele saber, que esta historia en estos momentos se está repitiendo en muchos hogares en el mundo, en donde no saben valorar todo el esfuerzo que ustedes han hecho por sus hijos y por nosotros tus nietos, y les pagan con esa salvajada.

    Te saluda Aniri.

  • hace 6 años

    Vaya una sopa de su Propio Chocolate para el Hijo ingrato.

    Pero de verdad que así Pasa, Cuantos Padres al llegar a la vejes los hijos se olvidan de ellos. Que lastima

  • hace 6 años

    Hola amigo

    Excelente, muy ilustrativa, es como otra que enviaste antes que se llamaba "El plato de madera".

    Yo creo que uno como padre tiene que enseñar a los hijos a amar, pues si yo "crio cuervos me sacarán los ojos".

    Y también se da que los nietos "vengan" a sus abuelos, los hijos reciben de sus hijos el mismo trato que ellos tuvieron con sus padres.

    saludos !!

    Mario

    PD

    Echo de menos a Sharoncita de Jesús.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Reilan
    Lv 7
    hace 6 años

    Tratemos a los padres y abuelos como quisiéramos que nos traten a nosotros, con respeto, honor, amor, cariño y generosidad.

  • Sophy
    Lv 4
    hace 6 años

    Esa historia me gusta mucho, me recuerda que, tal y como lo dijiste, hay que tratar como nos gustaría ser tratados, ir sembrando desde ahorita, la semilla de amor, que vamos a querer cosechar cuando seamos viejitos. Y no solo porque asi queremos ser tratados, sino por el simple hecho de amar, AMAR, el sentimiento mas grande, generoso, y bello del mundo. Y por amor, tratar bien a los adultos mayores que tengamos en casa, y enseñar con el ejemplo a los niños y jóvenes que vivan con nosotros.

    Saludos QDTB

  • hace 6 años

    para mi messi sale goleador, con respecto a tu pregunta es muy llarga! te crecomiendo el concepto de resumen! chao

  • Anónimo
    hace 6 años

    asdfghklñ.

  • hace 6 años

    al final se jarta y se va no? jajaj ese hijo es un capuio

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.