¿Xq le aplauden a un papa q use un bus,creen q eso es sinónimo d humildad?

les stoy hablando del papa francisco,él cm q hac unas cosas para q digan y q es humild cm una vez recuerdo q llego creo q fue a Brazil y en ves d usar una maleta llevo una bolsa dnd tenia metido su ropa xd para mi eso es una estrategia y q use un bus tambn osea para q dian cuan humild es ay no para mi eso es cm q hago las cosas para q todo el mundo me vea y hable bn y asi no deberian ser xq la humildad va mas alla.

11 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Respuesta preferida

    Hola,

    Por favor no hagas un juicio temerario y reflexiona el porqué:

    Pasaron más de 50 años… La tía Cochela tenía razón

    En una muy humilde escuela de la zona de “Los Polvorines”, en cercanías de Campo de Mayo, Buenos Aires, en donde los niños concurrían tal vez más por obtener su plato de comida que para estudiar, estaba la maestra (que jamás se consideró una trabajadora de la educación), a pura vocación, ayudando a sus alumnos a hacer la tarea después del comedor, cuando súbitamente dos jóvenes seminaristas, flacos y embarrados hasta las rodillas, golpearon sus manos, a modo de pedir permiso para ingresar, ofreciéndose para colaborar en la educación de los chicos.

    La maestra los invitó muy gentilmente a pasar y agradeció a los hombres de Dios su buena voluntad, pero les aclaró que ella no disponía en la escuela de dinero para pagar sus servicios, a lo que los visitantes respondieron “con que nos dé de comer estaremos muy bien pagados”, pues ellos eran Jesuitas, pobres y en plena acción evangelizadora.

    Fue así que los nobles sacerdotes estuvieron trabajando con los chicos del barrio durante varios meses, tiempo que grabó para siempre en el corazón de la maestra, la capacidad de amar que mostraban los curas especialmente uno de ellos al que llamaban Jorge.

    La vida transcurrió, los jóvenes jesuitas continuaron su labor eclesiástica y la maestra con su titánica tarea educativa, siempre en barrios carenciados, obreros y populares, a pesar de ser ella misma una señora de buena posición socio cultural y, así continuó su vida, luego como secretaria, vicedirectora, directora, supervisora y por fin, jubilada por unos pocos pesos.

    Ya entrada en su tercera edad, la maestra concurría a misa en la iglesia del Pilar y un buen día creyó ver en el “monseñor” que daba la misa, a un viejo conocido. Inquieta, como siempre fue, esperó la finalización de la misa y se acercó al sacerdote preguntándole si él no era el padre Jorge…

    Habían pasado unos 35 años y monseñor detuvo su mirada en la pequeña abuela, la miró a los ojos, dibujó una sonrisa en su gesto y con total alegría le dijo: claro que soy el padre Jorge, y usted es la maestra de “Los Polvorines”. La maestra, Cochela, no pudo evitar romper en llanto de emoción y pidió permiso al ahora monseñor para poder visitarlo.

    Provocando una nueva sonrisa en el cura que le dijo que se enojaría si no viniera a verlo seguido. La maestra jubilada volvió a su casa a contarle a Coiche, su hermana mayor y a toda la familia la alegría de su encuentro y la mayor alegría aún de haber logrado el permiso para visitar a su viejo amigo en la parroquia.

    A partir de ese momento, Cochela visitaría mensualmente a monseñor, siempre llevándole todo tipo de ofrendas, escritos, viejas fotografías en blanco y negro, y entre ellas se destacaban sus “Chipás”, lo que además la caracterizaban por su exquisitez y por su origen correntino.

    La anciana no necesitaba ver personalmente a monseñor, ella se conformaba con que su secretario le entregue sus presentes ya que no quería distraerlo de sus ocupaciones. Sin embargo, a cada visita, cuando no lo encontraba a él, siempre indefectiblemente seguía una llamada telefónica de monseñor, en persona, para agradecer la deferencia y el cariño que sus visitas evidenciaban.

    Cochela jamás pidió nada a monseñor, y monseñor fue Cardenal, y Obispo de su ciudad, y ella vivía cada homilía del padre Jorge como dando crédito a que escuchaba la palabra de Dios. Leía y releía una y mil veces las notas periodísticas que se publicaban sobre el cardenal. El padre Jorge siempre le dio afecto, mucho cariño y la acarició con su misericordiosa mirada, pero también siempre le pidió algo, algo inusual y llamativo en un cura. Siempre le pidió que rece por él, que lo necesitaba para poder hacer mejor su trabajo como hombre de Dios.

    Y Cochela cumplía, acabadamente ese pedido, y también invitaba a familiares y amigos a rezar por el padre Jorge, que ahora era monseñor pero que iba “a ser Papa porque ese hombre es un santo, yo lo conozco muy bien desde que empezó a caminar en el barro para ayudar a los pobres y además es jesuita, es muy bueno, honesto y humilde, va a ser Papa”, repetía hasta el hartazgo. Oren por él.

    La vida fue muy dura con Cochela porque aunque la llenó del afecto de sus familiares y amigos, no le permitió tener hijos, también perdió a su compañero muy temprano, pero ella nunca se quejó, siempre tuvo una sonrisa para todos, y cuando digo todos es todos, hasta con quienes le hacían el mal, hasta a los delincuentes que le tocó enfrentar los “retaba” cariñosamente para que tomen el buen camino, agregando indefectiblemente a sus palabras un único final: “mi´hijo”, lo que demostraba claramente que cada una de sus frases eran dichas como la madre que no pudo ser.

    También fue dura su partida, la vejez comenzó a hacer estragos en su salud, especialmente en su salud mental y una demencia senil se apoderó de sus últimos días, enfermedad que la comenzó a enajenar y de la que sólo se logró evadir cuando esporádicamente reconocía a alguno de sus seres más queridos y cuando hablaba de “Bergoglio, el cura que según ella sería Papa, porque es un hombre Santo”.

    Al pasar meses sin visitarlo Bergoglio hizo averiguar a su secretario que era de la vida de Cochela, enterándose así que ella estaba muy enferma y que le quedaba poco tiempo de vida.

    Una tarde de diciembre de 2011, estaba Cochela dormida en compañía de su hermana mayor, su enfermera y familiares, cuando en el pequeño departamento de avenida Las Heras sonó el portero eléctrico, la visita se identificó simplemente como Jorge Bergoglio, que venía a visitar a Cochela, llegó sólo, de a pié y con una única misión, darle la unción de los enfermos a su antigua Benefactora de “Los Polvorines”, no sabemos si lo reconoció o no, pero si sabemos que pocos días después partió a reunirse con su marido en la eternidad, desde donde seguro hizo lobby ente Dios para que su profecía se haga realidad.

    Y el cura Jorge Bergoglio fue Papa, como decía Cochela, ante las incrédulas orejas de quienes tanto la amamos, pero que en eso no la supimos tomar en serio. Cochela tenía razón y seguramente Francisco “Primero” también será un santo cuando le toque, tanto amor, tanta devoción, sin dudas tienen sentido.

    La maestra, Cochela, es María Beatriz Solari de Cichero, mi amada tía, mi segunda mamá. Pocos meses después falleció Coiche, su inseparable hermana y mi gran madre. Ruego una oración en su memoria y para que el Papa Francisco tenga las fuerzas necesarias para reencauzar a nuestra iglesia y colaborar a la paz del mundo y a la felicidad de los pobres.

    Me colma de felicidad y orgullo cristiano haberme equivocado y pido perdón por no haberla sabido tomar en serio, Cochela, tenía razón…

    Alejandro Bertotto

    .

    Saludos

    .

    +++

    Attachment image
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 6 años

    la humildada va en recibir de regalo dos motos horley, y donarla?

    dudo que alguien sea realmente humilde y no se quede con una, pero donar las dos?

    pero supongamos que fuera estrategia como dices, dime de otro Rey o Pressidente que lo haga?

    que reuce el palacio que le le corresponde y decida vivir en una humilde casa.

    y si tenes razon, va mas alla, pero si observas todos sus echos, dime hasta donde va? mas alla de abrazar a un enfermo como el que el abrazo?

    mas alla de rechazar a la limousina y andar en una viejito renault 4 mas alla de que es segun tu?

    Fuente(s): catolico apostolico romano
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 6 años

    Si tu ves eso, es porque es algo que ves en ti misma ,eso en psicología se llama proyección, quizá eres tú la que hace cosas para que las vean los demás.

    cuando hablamos de otro nos descubrimos a nosotros mismos

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 6 años

    Cuando era obispo y Cardenal de Argentina era igual tenia para el una limusina y viajaba en bus o subterraneo, nombrado papa usa sus zapatos no los Vuitton que usaban todos que cuestan 3000 euros, no vive en la habitacion papal adornada con oro y telas de la India vive en santa Marta que es un hotel para sacerdotes, todo el mundo critica la opulencia y ostentacion de la iglesia y el quiere con su ejemplo acercar a la iglesia a la gente , ser un tipo normal, no una figura que viaja en auto blindadao y que nadie puede tocar, si TODOS los curas siguieran su ejemplo volverian a ser catolicos mas de 50 millones que se alejaron por la riqueza, los negociados la ostentacion

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • juan
    Lv 5
    hace 6 años

    Te duele lo que le pase bien a los demas, entiendo que se llama envidia

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 6 años

    Por lo menos él escribe bien y con todas las letras, no como tu que no se entiende nada lo que escribes..

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 6 años

    ¿Tienes pruebas de lo que dices? ¿Por que la gente cree que puede lanzar acusaciones sin fundamentos hacia la iglesia? Para dar una acusación primero tienes que tener una prueba pero no la tienes, dices que el papa finge humilidad por tus prejuicios anticatólicos.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 6 años

    Te recomiendo aprender a a escribir. Solo para empezar.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 6 años

    Así son los católicos.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Yink
    Lv 6
    hace 6 años

    Solo es una estrategia de marketing.

    Al fin al cabo, la iglesia católica solo es un negocio.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 6 años

    L@s borreguit@s aplauden cualquier cosa a cualquiera que use caros disfraces blancos.

    Es lo que tiene ser un borreguit@. No hay mas.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.