Elisa preguntado en Política y gobiernoPolítica · hace 7 años

¿detector de mentira cuanto por ciento tiene efectividad ayuda!!!?

detector de mentira cuanto por cieno tiene efectividad para reconocer si una persona esta mi8ntiendo o hay otro aparato que reconoce cuando una persona esta mintiendo ayuda

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 7 años
    Respuesta preferida

    94%

  • Anónimo
    hace 7 años

    Un polígrafo ( detector de mentiras ) es un instrumento de registro de respuestas fisiológicas. Generalmente registra la presión arterial, el ritmo cardiaco, la tasa respiratoria y la respuesta galvánica o conductancia de la piel.

    El polígrafo es comúnmente conocido por su uso como supuesto detector de mentiras sin validación científica alguna, pese a su credibilidad en la cultura popular y algunas entidades estatales y privadas.

    Principios de funcionamiento:

    La discordancia del contenido de emisión de datos y su correlación con pensamientos alternos en su evocación emotiva, provocan la variación de las constantes orgánicas. Las medidas de esta disonancia, son valoradas en las pruebas de polígrafo. Es claro que la conceptualización de mentira es diferente para cada sujeto y los niveles basales son individuales y diferenciados, pero la tensión emotiva que provoca el conocimiento propio de la verdad, modifica ostensiblemente la progresión orgánica de una persona que engaña sobre un aspecto específico. Los indicadores de medida de discordancia del pensamiento son notorios, por la inexactitud conceptual en las emociones provocadas ante un tema especifico y la activación compleja de neurotrasmisores, modifica las constantes orgánicas. Es imposible saber que piensa la persona, pero se puede medir la reacción corporal que un sujeto muestra ante la presentación de un tema. La evidencia forense en la prueba de polígrafo, es la medida de la reacción fisiológica correspondiente, de eventos comparados en la memoria del sujeto y la emisión de respuestas específicas.

    Concretamente, los defensores del polígrafo sostienen que el sustrato bioquímico de las emociones se encuentra correlacionado de forma directa con la reactividad corporal, que la linealidad estimulo → pensamiento → emoción → adecuación anatomofisiológica → respuesta es un ciclo que inalterablemente se presenta en cualquier proceso conductual humano y que es posible medir las reacciones corporales de las emociones y para cada estado emocional, existe un espectro psicofisiológico ligado a la actividad emotiva del sujeto. De estas tres afirmaciones, las dos últimas no han podido demostrarse mediante el uso del método científico.

    Utilización:

    El polígrafo tiene su uso más amplio en los organismos de inteligencia y de policía, sobre todo en los Estados Unidos y otros países de su área de influencia, donde se ha utilizado para determinar si una persona miente o no. En este caso se sustenta en la hipótesis de que las respuestas fisiológicas de una persona cambian de forma medible cuando miente.

    En Europa se usa fundamentalmente en la asignación de algunos puestos de trabajo por parte de empresas privadas y algunos organismos de seguridad. En Estados Unidos se usó como prueba de descargo a favor del sospechoso.

    Cabe recalcar que el polígrafo no es un instrumento que detecte mentiras por si mismo, ya que no está diseñado para eso, sino para medir el cambio de flujo de corriente que se transmite a través del dedo índice de cada mano y la placa del dedo: solamente dectecta las respuestas fisiológicas del organismo. Estas reacciones son interpretadas por personas u ordenadores siguiendo un método que carece de validación científica.

    David T. Lykken creó la técnica del conocimiento de la culpabilidad, utilizando información que sólo sabe la persona culpable. Sin embargo, Lykken ha pasado a formar parte también de los críticos del uso del polígrafo como detector de mentiras.[1]

    Los nuevos polígrafos digitales son usados actualmente por agencias gubernamentales como el U.S. Secret Service, F.B.I., C.I.A., D.E.A., Policías Locales, fiscalías etc., así como por gabinetes privados de investigación, a la vez que son denigrados por la Academia de Ciencias y en general las organizaciones científicas.

    Crítica: Mintiendo al detector de mentiras:

    Muchos científicos de todo el mundo se han rebelado contra la utilización del polígrafo por los organismos de seguridad y las entidades privadas. Un informe de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos estimó que de aplicarse a una muestra a 10.000 personas, de las cuales 10 fueran espías, en el resultado más probable es que sólo 8 de éstas serían identificados por el polígrafo como tales, a la vez que serían considerados probables espías y rechazados 1598 (casi un 16%) de los inocentes.[5]

    Un caso palmario de esta ineficacia del polígrafo como detector de mentiras fue su inutilidad para descubrir a espías como el agente doble Aldrich Ames, que superó sin problemas dos pruebas del detector aplicadas por expertos de la CIA mientras trabajaba para la Unión Soviética.[6] Otros espías notorios que pasaron la prueba del detector sin mayores dificultades fueron Karl Koecher,[7] Ana Belen Montes,[8] o Leandro Aragoncillo.[9]

    Incluso se han descrito varias contramedidas sencillas para eliminar cualquier eficacia residual del detector de mentiras, basada en el temor, la anécdota y las contradicciones o confesiones es

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.