Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

El habitante preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 7 años

¿Que les parece esta historia que escribi para un proyecto?

El oso mendigo

Era una vez, la encrucijada que está siempre ahí presente sobre la existencia de un ser de trapo, abandonado, destiñéndose por el tiempo y perdiendo su encanto por el olvido que hace estragos sobre su pelaje de felpa, es un oso de peluche que parece que se quedó sin dueño, sentado sobre el suelo empolvándose quieto y en silencio, como si el vacío que hay en él hablara, como si la inercia de su existencia contara una historia verdadera, una historia que nadie conoce. Él está ahí en una vereda, apegado a una pared, la gente pasa por su lado y simplemente lo ignoran mientras que los embates del abandono, el sol, la noche y el clima frio lo acaban cada vez más, pero él permanece quieto mendigando junto a mendigos, en su pecho pequeño hay una tira de papel pegada con una palabra en letra muy sencilla que dice: “ayuda”, la gente lo ve y algunos le lanza despojos de dinero que caen en el suelo haciendo ruido y mezclándose con el sonido de la calle, pero el sigue sin moverse firme con ese letrero, la ciudad agitada, grande, está ahí como queriendo prestarle sus calles, como invitándolo a caminar entre ellas, y él dispuesto a todo comienza a recorrerla quedándose en lugares diferentes, en tugurios lejanos, algunos concurridos y otros abandonados, en avenidas, en parques, en paraderos de buses, en cualquier lugar donde haya gente que le pueda lanzar alguna moneda. Las luces de la urbe aparecen y desaparecen, los semáforos se pagan y encienden, los vehículos recorren las calles y las personas cada día siguen caminando como seres autómatas que van y vienen sobre el pavimento, y el oso de peluche sigue ahí muriendo en su propia tristeza, rodeado de monedas entre él y el piso duro fruto de las limosnas que le caen, mientras que el viento como un compañero silencioso lo consuela en su silencio y en su calma.

El oso recorrió el gran suburbio y en su mutismo fue de lugar en lugar sin padecer y sin declinar, está sucio desteñido, desganado y con una expresión de cansancio entre sus ojos de plástico y su pelaje de pelusa, pero ahora yace sentado sobre una cama de hospital, en ella hay un pequeño dormido, y al lado una madre que se ha quedado también dormida sentada en una silla desplomada abrazando los pies del pequeño como si se hubiera rendido ante una batalla que no se puede ganar, de la nada una briza sopla su pelo, ella se despierta y se ve sus lágrimas ya secas aún presentes sobre su rostro, ve al oso, está sucio y desgastado, ella se asombra, lo reconoce se pregunta cómo apareció ahí, pero lo primero que le llama la atención es aquel pequeño letrero que tiene pegado al pecho, ese letrero que dice: “ayuda” extrañada lo levanta, y en ese instante de la ropita de este le comienzan a caer monedas y billetes de dinero en gran cantidad, ella se asombra se queda quieta algo incrédula se queda pausada, pero ve que todo eso es verdad, y una expresión de alegría le brota de los labios temblorosos y sus ojos se vuelven a llenan de lágrimas, lágrimas de esperanza, y al fondo del cuarto un retrato viejo del pequeño, un retrato donde era feliz, cuando la agonía de una enfermedad no lo aprisionó a una cama, en ese retrato el pequeño abraza fuerte y cariñosamente a ese mismo oso de peluche, su oso de peluche.

Agradezco sus oponiones

1 respuesta

Calificación
  • ?
    Lv 6
    hace 7 años
    Respuesta preferida

    La idea es muy buena, seria bueno volver a re -escribir las primeras lineas porque son algo confusas.

    ERA UNA VEZ UN OSO MENDIGO...

    Las encrucijadas están siempre presentes en la existencia de los seres de trapo, abandonado, desteñido por el tiempo y perdiendo su encanto, un oso de peluche etc, etc..

    El inicio de un cuento siempre debe atrapar la atención del auditorio, luego de creada tensión, rematamos con el gran final..

    Es una muy buena historia, solo dale una mejor estructura, cuentala sin miedo..

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.