¿ Puede la amabilidad llegar por parte de un desconocido ?

Cuando aquella tarde llegó a la vieja estación, le indicaron que el tren en el que ella viajaría se retrasaría aproximadamente una hora. La elegante señora, un poco fastidiada, compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua para pasar el tiempo. Buscó un banco en el andén central y se sentó preparada para la espera.

Mientras hojeaba su revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario. Imprevistamente, la señora observó como aquel muchacho, sin decir una sola palabra, estiraba la mano, agarraba el paquete de galletas, lo abría y comenzaba a comerlas, una a una, despreocupadamente.

La mujer se molestó por esto, no quería ser grosera, pero tampoco dejar pasar aquello o hacer como que nada había pasado; así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete y sacó una galleta, la exhibió frente al joven y se la comió mirándolo fijamente a los ojos.

Como respuesta, el joven tomó otra galleta y mirándola la puso en su boca y sonrió. La señora ya enojada, tomó una nueva galleta y, con ostensibles señales de fastidio, volvió a comer otra, manteniendo de nuevo la mirada en el muchacho. El diálogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta.

La señora estaba cada vez más irritada, y el muchacho cada vez más sonriente. Finalmente, la señora se dio cuenta de que en el paquete sólo quedaba la última galleta. “-No podrá ser tan descarado”, pensó mientras miraba alternativamente al joven y al paquete de galletas. Con calma, el joven alargó la mano, tomó la última galleta, y con mucha suavidad, la partió exactamente por la mitad. Así, con un gesto amoroso, ofreció la mitad de la última galleta a su compañera de banco. ¡Gracias! - dijo la mujer tomando con rudeza aquella mitad. De nada - contestó el joven sonriendo suavemente mientras comía su mitad.

Entonces el tren anunció su partida... La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón. Al arrancar, desde la ventanilla de su asiento vio al muchacho todavía sentado en el anden y pensó: “¡Que insolente, que maleducado, que grosero!”. Sin dejar de mirar con resentimiento al joven, sintió la boca reseca por el disgusto que aquella situación le había provocado. Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó totalmente sorprendida cuando encontró, dentro de su cartera, su paquete de galletas intacto.

9 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Respuesta preferida

    Hermosa historia. La solidaridad es un acto de amor.

    Te dejo un poema que lo expresa muy bien, con música de Manzanero.

    http://youtu.be/eAfSFt3SbRI

    Youtube thumbnail

    Un abrazo de osa y felicidades.

  • Anónimo
    hace 7 años

    Muy buena historia vecino, gracias por publicarla. Un abrazo.

  • claro que si pelao, hay mucha gente que es amable en diferentes circunstancias, y mas como esta historia que comentas, gusto en saludarte, ya hacia tiempo que no te veia por aca, saludos a todos los Q.S. incluyendo a la theacher, felies fiestas para todos desde este pais, mexico,,,digo,,,

  • hace 7 años

    Pues si...aún se aprecia no solo la amabilidad de parte de una persona que no se conoce......a lo mejor no tanto en tu ciudad.....pero en la mía es muy común.....personas desconocidas en la cual te pones a dialogar y se crea un lago de confianza......

    Gracias por compartirlo me agradó leerlo y apreciarlo nuevamente el relato..

    Un abrazo paisano.... te queda bien la vestimenta de Papá Noel.....

    Chauuuuu

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 7 años

    Hermosa historia, sin lugar a dudas el final es revelador, a veces no somos tolerantes y pensamos demasiado, más de la cuenta, gracias por compartir este relato,

  • ?
    Lv 4
    hace 7 años

    Warrior: tu relato me ha llegado hasta el alma, me ha derretido totalmente. Siempre habrá gente desconocida que alegra o complace a otras personas , también habrá gente que ignora las cualidades bellas de otros.. Esta mujer sin consideraciones para los demás, lo muestra..

    Saludos para ti, familia y amigos.

    Deseo que el próximo año te traiga miles de buenas sorpresas.

    Saludos del gato danés.

    DK: 6 gradosC- viento y lluvia.

    Fuente(s): empati.dk
  • Dama
    Lv 7
    hace 7 años

    desde luego que si y te asombrarías lo que un extraño es capaz de hacer por ti sin conocerte y sin esperar una recompensa

  • hace 7 años

    si..solo dame MR

  • Anónimo
    hace 7 años

    Créeme que en esta vida he visto mucho y he vivido mucho, al momento de apreciar la pregunta que haces me doy cuenta de que eres una persona muy inteligente y no solo ello, pienso también que eres una excelente persona ya que al obtener un respuesta, hay la posibilidad de que sea compartida con otras muchas personas carentes de una respuesta a el mismo interrogante, a mí en lo personal me parece que es un pregunta muy inteligente, y las personas inteligentes hacen preguntas inteligentes. Por tal razón me siento orgulloso de conocer a seres humamos, a personas a gentes como, aun con las limitaciones de este medio. Tu pregunta ha hecho que yo me cuestione muchas cosas, me pone contento el hecho de empezar a dudar de ciertos “absolutos” y al parecer es mejor dejar de verlos como tal. Le agradezco a Dios por tener la oportunidad de conocer a personas tan valiosas y tan especiales cómo tú, felicidades, deseo que el camino salga a tu encuentro.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.