¿POR QUÉ SI ES MI CUMPLEAÑOS, NO ME INVITAN?

Se acerca otra vez la fecha en que festejan mi nacimiento. El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor y me da la impresión que este año ocurrirá lo mismo. A fin de cuentas, ¡llevan meses haciendo compras para la ocasión y casi todos los días han salido anuncios y avisos sobre lo poco que falta para que llegue!

Es agradable saber que por lo menos un día del año, piensan en mí. Ha transcurrido ya mucho tiempo cuando comprendían y agradecían de corazón lo mucho que hice por toda la humanidad.

Pero hoy en día, da la impresión de que la mayoría de la gente apenas sabe por qué motivo se celebra mi cumpleaños.

Me gusta que la gente se reúna y lo pase bien y me alegra sobre todo que los niños se diviertan tanto; pero aún así, creo que la mayor parte no sabe bien de qué se trata. ¿No te parece?

El año pasado, al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron una gran fiesta, pero ¿puedes creer que ni siquiera me invitaron? ¡Imagínate! ¡Yo era el invitado de honor! ¡Pues se olvidaron por completo de Mí! Resulta que habían estado preparándose para las fiestas durante dos meses y cuando llegó el gran día me dejaron fuera. Ya me ha pasado tantas veces que lo cierto es que no me sorprendió.

Aunque no me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido. Entré y me quedé en mi rincón. ¿Te imaginas que nadie advirtió siquiera mi presencia, ni se dieron cuenta de que yo estaba allí? Estaban todos bebiendo, riendo y divirtiéndose mucho, cuando de pronto se presentó un hombre gordo vestido de rojo y barba blanca postiza, gritando: "¡jo, jo, jo!". Y todos lo felicitaban. Cuando se sentó en un gran sillón, todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y diciendo: ¡Santa Claus! ¡Cómo si él hubiese sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!

Al final tuve que irme. Nadie lo notó. Caminando por la calle me sentí solitario y triste.

Es extraño que al llegar mi cumpleaños todos los que deciden celebrarlo se hacen regalos unos a otros y no me dan nada a Mí.

Alguien me dijo una vez: "Es que tú no eres como los demás, a Ti no se te ve nunca, ¿cómo es que te vamos a hacer regalos?" A ese alguien le respondí: "Escucha bien, todo lo que des a tus semejantes para aliviar su necesidad, ¡lo contaré como si me lo hubieras dado a mí personalmente!" (Mt. 25, 34-40).

Lamentablemente, cada año que pasa es peor. Llega mi cumpleaños y sólo piensan en las compras, en las fiestas y en las vacaciones y a Mí se me olvida. Además cada año los regalos de Navidad, pinos y adornos son más sofisticados y más caros, se gastan verdaderas fortunas tratando con esto de impresionar a sus amistades. Y pensar que Yo nací en un pesebre, rodeado de animales porque no había más. Pensar que les he enseñado tanto de humildad.

Me gustaría muchísimo más nacer todos los días en el corazón de toda la humanidad y que me permitieran morar ahí para ayudarles cada día en todas sus dificultades, para que puedan sentir el gran amor que tengo por todos. Hace más de 2000 mil años entregué mi vida para salvarte de la muerte y mostrarte el gran amor que te tengo.

Déjame entrar en tu corazón. "Mira yo estoy llamando a la puerta, si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos". Confía en Mí, abandónate en Mí. Este será el mejor regalo que puedas recibir y que me puedes dar. Medita en el verdadero significado de la Navidad. Gracias. f) Jesús.

7 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Respuesta preferida

    Hola amigo:

    Es verdad la reflexion que nos pones, en casa siempre hay un lugar para Jesus en Su cumpleaños, hermano muy pobre el festejo, pero con todo el corazon en amor a Dios.

    Tu reflexion me llega al alma y aqui te pongo un video que hice hace poco, espero que lo veas y te guste.

    Saludines y ¡Feliz Navidad!

    https://www.youtube.com/watch?v=BNN8DlZhL0I

    Youtube thumbnail

  • hace 7 años

    Desgraciadamente lo dicho en este mensaje que nos das, es totalmente cierto en muchísimos hogares del mundo cristiano, que convierten una fiesta santa en una satanería, con sus fiestas, sus borracheras y sus comilonas, olvidándose lo más importante que debemos de celebrar los católicos: el nacimiento del Hijo de Dios, Jesucristo.

    Muy buena llamada de atención. Sigue adelante.

    Sólo soy YO.

  • hace 7 años

    Cuánta razón hay en esta carta, pues ¡qué feo que hagan una fiesta por el cumpleaños de uno, y que no lo inviten a la fiesta!

    Ojalá, este año y siempre, tengamos presente en nosotros lo que en verdad vale: que es el nacimiento de Jesús, quien vino a darnos vida.

    Te saluda Aniri.

  • hace 7 años

    Sin comentarios x'D. ¿Sabías que la Navidad era una fiesta pagana? ;).

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 7 años

    asi es

  • Mimi
    Lv 7
    hace 7 años

    Yo sí lo invito, yo no festejo la Navidad sin antes haber ido a Misa a celebrar el Nacimiento del Niño Dios.

  • hace 7 años

    Jesús no nació el 25 de diciembre

    la iglesia estableció esta fecha para que coincida con las tradiciones paganas anteriores a cristo

    Muchas de las personas que celebran navidad no son cercanas a la iglesia

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.