¿Resumen urgente plis?

En una entrevista a Cristiano Ronaldo:

¿Qué es lo peor de ser Cristiano Ronaldo? le han preguntado. «Ser demasiado famoso. Ser así de famoso no es bueno, es muy duro -hay demasiadas cosas malas por culpa de ello. No tengo una vida normal» ha respondido. Y explica que no puede salir a la calle, ir de compras o hacer lo que quiera. «Vaya donde vaya en el mundo la gente me reconoce».

Según el jugador del Real Madrid cuando comenzó su carrera jamás imaginó que esto le pasara. Opina que la fama trae cosas buenas y malas y hay que adaptarse y encontrar el equilibrio. «Ahora sé cómo llevarlo. Sigue siendo difícil, pero está bien». Pero si algo bueno tiene ser Ronaldo es que puede hacer lo que le gusta y ser feliz. «Tengo una gran vida y una gran familia».

Era inevitable, con la fama viene el dinero. Aunque Ronaldo explica que no es el dinero el motor que le lleva a jugar al fútbol o a entrenar cada día.«No voy a decir que no me importa el dinero. Pero no es lo más importante, no es mi prioridad», asegura. «Cuando llegas a cierto punto en tu vida el dinero no te da motivación».

Vida Privada:

En 2010, Cristiano Ronaldo dijo por Twitter que acababa de ser papá. La noticia nos pilló por sorpresa, porque ni siquiera sabíamos que el futbolista hubiera dejado embaraza a una mujer. Cristiano Ronaldo mantuvo el embarazo en secreto, pero no renegó de su hijo ni quiso mantener en secreto que era padre. Sabemos que la custodia del niño la tiene el jugador del Real Madrid, pero de la madre nada de nada, ni siquiera el nombre.

El hijo de Cristiano Ronaldo se llama Cristiano Ronaldo Junior. La madre del hijo de Cristiano Ronaldo es una moza estadounidense a la que el futbolista sedujo en un restaurante. El diario inglés Sunday Mirror da la versión de un amigo del futbolista según el cual Ronaldo le pidió directamente a la chica que se acostara con él, algo que ésta no entendió en un principio. Según el diario, Cristiano pensó que no iba a verla nunca más, pero después de quedar embarazada, la chica, convencida de que el hijo no podía ser más que de el futbolista, pudo ponerse en contacto con el manager, Jorge Mendes. El le contó lo que pasó a Ronaldo, quien inmediatamente se lo confesó a su madre, Dolores, y sus hermanas, Elma y Cátia. Se acordó entonces que Ronaldo se sometería a un test de paternidad una vez que naciese la criatura y que ayudaría a la madre y al hijo si se demostrase que era fruto de aquella relación de una noche. La madre del hijo de Ronaldo ha recibido 10 millones de dólares para que no revele su identidad y entregue al niño a la familia del futbolista.

La supermodelo Irina Shayk disfruta de una estable relación de casi tres años con Cristiano Ronaldo, y aunque normalmente prefiere mantener su vida sentimental alejada del ojo público para centrarse en todos los aspectos de su carrera profesional, la rusa no puede evitar a veces deshacerse en halagos hacia la persona tan "maravillosa" con la que está construyendo una vida en común.

Cristiano Ronaldo, además de su gusto por la moda y por los romances ‘express’, tiene otras aficiones que se podrían calificar como obsesivas. Una de ellas, y probablemente la principal, es la gimnasia. Su obsesión por tener un cuerpo escultural le ha hecho trabajar muy duro durante sus seis años en Manchester hasta conseguir ser un referente incluso para los aficionados al culturismo. Su ejercicio favorito es hacer abdominales. Cristiano Ronaldo cuida mucho una de las partes de su cuerpo que más le gustan y que no duda en enseñar siempre que puede quitándose la camiseta tras los partidos. Las pretemporadas o las rehabilitaciones de sus lesiones no son periodos tediosos para el portugués gracias a que pasa mucho tiempo en el gimnasio, lo cual le divierte. De hecho, Gabriela, una de sus numerosas novias, encandiló al crack luso por ser instructora del gimnasio lisboeta Sintra. Otra de las obsesiones de Cristiano Ronaldo es el número siete, auténtico amuleto del ex delantero del Manchester United. Desde sus inicios en el Sporting de Lisboa, el crack portugués no ha querido separarse de ese número: ni en el Manchester United, donde vestía el ‘7’ de los ‘reds’, ni en su selección nacional, donde lucía el 17. Incluso, Ronaldo ha querido que este número también sirviera de amuleto de su negocio personal, la línea de ropa que lleva sus iniciales, y finalmente formó parte destacada del nombre de la marca: CR7. Además de todo esto, Cristiano Ronaldo siempre ha tenido la obsesión de superarse personalmente. Desde niño, el luso ha tenido dos sueños, que a lo largo del tiempo derivaron en obsesiones, aunque ya puede estar tranquilo porque las ha cumplido: ser el mejor jugador del mundo y jugar alguna vez en el Real Madrid.

1 respuesta

Calificación
  • Ly
    Lv 6
    hace 7 años
    Respuesta preferida

    Lucía: Lo peor de ser Cristiano Ronaldo es ser demasiado famoso porque no puede salir a la calle, ir de compras o hacer lo que quiera porque la gente lo reconoce, lo bueno es que puede hacer lo que le gusta y ser feliz. Para él el dinero no es lo más importante.

    Tuvo un hijo con una moza estadounidense que se llama se llama Cristiano Ronaldo Junior, del cual tiene su custodia.

    Tiene aficiones que se podrían calificar como obsesivas, como po ejemplo la gimnasia para tener un cuerpo escultural. Su ejercicio favorito es hacer abdominales, cuida mucho una de las partes de su cuerpo que más le gustan y que no duda en enseñar siempre que puede.

    Tiene su negocio personal, la línea de ropa que lleva sus iniciales, y finalmente formó parte destacada del nombre de la marca: CR7.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.