Jhoanny preguntado en EducaciónAyuda con los estudios · hace 7 años

¿Tesis y argumentos ayuda?

Si partimos de la idea básica de que aprender implica, ante todo, cambiar lo que ya se sabe, y que una actitud educadora bien puede tratar de desarrollar al máximo las capacidades del alumnado en un ambiente que le permita alcanzar las condiciones para elegir con conocimiento de causa entre varias opciones, entonces tenemos que es imprescindible compartir y justificar la construcción de valores que normen la actividad académica de los futuros profesionales. A fin de cuentas, los valores son los lentes a través de los cuales conocemos el mundo y habitamos en él. Por tanto: además de no existir una sociedad sin valores, lo importante es preguntarnos qué tipo de valores existen en cada sociedad y qué función cumplen; es decir, promover la reflexión ética respecto a comportamientos específicos en los alumnos, tales como distinguir entre las producciones académicas propias y ajenas, y trascender sobre las consecuencias e implicaciones del plagio académico en la vida estudiantil y profesional. Para efectos de este escrito, considérese al plagio como la acción de hacer pasar como nuestros, ideas o textos que pensaron otros y que nos fueron transmitidos por ellos, bien por escrito, bien oralmente o por algún otro mecanismo de comunicación. El plagio se consuma en dos circunstancias particulares, éstas son: cuando usamos las ideas textuales de otro y no las colocamos entre comillas, o cuando no damos a quien nos lee o nos escucha, la indicación suficiente como para que sepa de qué autor, libro, documento o circunstancia fue tomada la idea ajena. Para ser completamente claros: el plagio se considera como el hurto del trabajo intelectual de otra persona. Entre las múltiples causas por las cuales los estudiantes cometen este error puede identificarse el creer que las ideas “son de todo el mundo” así como una inadecuada y pobre metodología para saber citar.

Un perfil académico y laboral para el siglo XXI no se concibe sin un pleno dominio de la lectoescritura en lengua nativa y en una segunda lengua. Pero, además, leer y escribir bien, respetando lo propio y lo ajeno, constituyen un requisito esencial para el ejercicio de una ciudadanía crítica. Es ya lamentable observar las formas de comunicación en el trato diario empleadas por muchos estudiantes universitarios, mismas que se han convertido en una jerga plagada de incorrecciones idiomáticas: vulgarismos, barbarismos, muletillas, pleonasmos o comodines, como para todavía combatir intensamente el manejo incorrecto de la información académica. Este hecho me hace recordar que entre los griegos se consideraba al valor como aquello digno de ser seguido o imitado. La fuerza, la honestidad, la valentía o la sabiduría fueron modelos de lo que el hombre debería ser. En este sentido, cada época tiene sus propias problemáticas y sus retos específicos. Algunos considerarán que este tipo de dificultades académicas no se presentaba antes y quizás hasta se sientan tentados a parafrasear la historia como “todo tiempo pasado fue mejor”, mientras que por el contrario otros lo explicarán simplemente como cambios de un tipo de estudiante a otro; cambios a los que debemos acostumbrarnos los docentes. Mi parecer es otro, si bien no todo tiempo pasado fue mejor, aunque el escritor y cineasta Fernando Vallejo dice que así es porque “él antes era más joven y había menos ríos convertidos en alcantarillas”, también es cierto que ser indiferentes a problemas tan palpables y comunes como el que nos ocupa, puede ser una fuente de insatisfacción para los involucrados, sean éstos maestros, alumnos o investigadores. No todo tiempo fue mejor; pero sí cada época y cada sociedad tiene sus propios problemas. Esta situación no es ajena al campo educativo, particularmente a la necesidad de desarrollar en los estudiantes las habilidades de búsqueda y análisis de información, redacción avanzada así como difusión y divulgación científica. Valga como ejemplo la situación descrita por McCabe,1 de la Rutgers University de New Jersey, quien reportó un estudio llevado a cabo en veintitrés facultades de los Estados Unidos, en el que concluyó que al menos cuatro de cada diez universitarios plagiaron trabajos de la red en el último año

Actualización:

Pues kreeria yo ke la tesis seria el plagio pero no encuentro un argumento sensato

1 respuesta

Calificación
  • hace 7 años
    Respuesta preferida

    Claramente este texto nos muestra el principal problema actual al que está sometido nuestra sociedad, ese estancamiento por no querer evolucionar, esa forma de no esforzarse por continuar aprendiendo, enriquecer la cultura, la curiosidad, la palabra, el alma.. etc etc

    Se podría decir que el Autor argumenta esta tesis continuamente durante todo el texto, recalcando los hechos que la demuestran, los actos cometidos por las personas.

    Fuente(s): mi opinion
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.