car_oo preguntado en MascotasPerros · hace 6 años

¿Creo que tengo una emergencia con un perro decaido para veterinario?

Tengo una perra de 8 años que ayer estuvo feliz todo el dia e incluso corrimos y todo, ese dia ella habia vomitado y luego se comio su vomito no es seguro si volvio a vomitar pero creemos que no.

el hecho es que hoydia cuando llegue a mi casa como a las 6pm ella estava decaida, sin querer caminar, con dificultad de suvir una escalera y no habia comido casi nada, importante destacar que ella estuvo todo el dia dentro de la casa. No hay indicios de diarrea ni de mas vomitos y cuando estava acostada muy triste la moví y se quejo como a la altura de la pansa y la cadera.

Por ultimo , no se si sera o no importante que sepan que ase 4 años ella se que bro la cadera en 3 partes porque la atropellaron y estuvo en reposo 2 meses para recuperarse y ahoraya esta muy bien con eso y no tiene niun problema mas con la cadera excepto que no podra volver a parir.

Bueno eso... y muchas gracias a todos los que me respondan porque enrealidad estoy muy preocupado. :)

2 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Mejor Respuesta

    el vomito pudo ser por diversas causas(dolor,indigestion,cuadro infeccioso en proceso,etc)si tu perra ya tiene 8AÑOS y eSta operada ,YA NO DEBERIA ESTAR SUBIENDO ESCALERAS ,ya es una perra mayor y ya comienzan los problemas articulares,el ejercicio tambien con moderacion,tampoco mencionas la raza(si es de raza grande con mas razon)de todas formas visita atu veterinario de confianza y recuerda que por al edad necesita un chequeo completo anual a partir del 7 año(revicion medica y examenes de sangre completo-perfil renal ,chequeo de corazon y excepcionalmente una radiografia cadera columna por la edad)..suerte...

  • hace 6 años

    Además de la cojera del perro, existen otros síntomas que nos pueden hacer sospechar que nuestro perro sufre dolor articular y puede, por tanto, padecer artrosis:

    Dificultad para ponerse en pié o para sentarse y tumbarse (lo hacen muy lentamente y con posturas forzadas).

    Se muestran reacios a salir de casa para pasear y cuando lo hacen les cuesta seguirnos (en ocasiones,incluso, aunque caminemos despacio).

    Disminución del apetito (el malestar general les puede crear inapetencia).

    Cambios en el comportamiento originados por el dolor constante:

    Nerviosismo por las noches e insomnio.

    Irritabilidad e incluso agresividad. El perro se muestra irritable y no quiere ser tocado ni acariciado, particularmente cerca de las articulaciones afectadas.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.