Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 8 años

¿SERÁ CIERTO, COMO LO DIJO JESUCRISTO, QUE SI NO VOLVEMOS A SER COMO UN NIÑO NO ENTRAREMOS AL REINO DEL CIELO?

PRIMERA HISTORIA: Al autor y orador Leo Buscaglia se le solicitó una vez que fuera parte del jurado en un concurso. El propósito del concurso era encontrar al niño más cariñoso. El ganador fue un niño de 4 años, vecino de un anciano cuya esposa había fallecido recientemente. El niño, al ver al anciano llorar en el patio de su casa, se acercó y se sentó en su regazo. Cuando su mamá le preguntó qué le había dicho al vecino, el niño le contestó: "Nada, sólo le ayudé a llorar".

SEGUNDA HISTORIA: La maestra Debbie Moon estaba estudiando con su grupo de primer grado la pintura de una familia. En la pintura había un niño que tenía el cabello de color diferente al del resto de los miembros de la familia. Uno de los niños del grupo sugirió que el niño de la pintura era adoptado. Entonces, una niña del grupo le dijo: "Yo sé todo de adopciones porque yo soy adoptada".

¿Qué significa ser adoptado?, preguntó otro niño. Significa, dijo la niña, "que tú creces en el corazón de tu mamá en lugar de crecer en su vientre".

TERCERA HISTORIA: Jamie estaba intentando conseguir una parte en una obra en la escuela. Su mamá contaba que el niño había puesto su corazón en ello y ella temía que no fuera elegido. El día que las partes de la obra fueron repartidas, yo estaba en la escuela. Jamie salió corriendo con los ojos brillantes, con orgullo y emoción. ¡Adivina qué mamá!, gritó y luego dijo las palabras que permanecerán como una lección para mi: “He sido elegido para aplaudir y animar".

CUARTA HISTORIA: Un niño de 10 años estaba parado frente a una tienda de zapatos en una calle, descalzo apuntando a través de la ventana y temblando de frío. Una señora se acercó al niño y le dijo:"Mi pequeño amigo, ¿qué estas mirando con tanto interés en esa ventana?". "Le estaba pidiendo a Dios que me diera un par de zapatos", fue la respuesta del niño. La señora lo tomó de la mano y entraron en la tienda. Le pidió al empleado media docena de pares de calcetines para el niño. Preguntó si podía darle un recipiente con agua y una toalla. El empleado le trajo lo que pidió. Ella llevó al niño a la parte trasera de la tienda le lavó los pies y se los secó. Para entonces el empleado llegó con los calcetines. La señora le puso un par al niño y le compró un par de zapatos. Juntó el resto de los calcetines y se los dio al niño. Le acarició la cabeza y le dijo: ¡No hay duda pequeño amigo que te sientes más cómodo ahora! Cuando ella daba la vuelta para irse, el niño le agarró la mano y mirándola con lágrimas en los ojos, le preguntó: ¿Es usted la esposa de Dios?

Amigos míos, con los años vamos perdiendo la inocencia, que no es otra cosa que la sabiduría que nos regaló Dios. Por tanto, recuerden siempre decir "Gracias". Ojalá no perdamos nunca la inocencia…

¡QUE PASES UN GRANDIOSO DÍA..!

17 respuestas

Calificación
  • hace 8 años
    Respuesta preferida

    Desafortunadamente, en nuestro vivir de adulto, lo olvidamos completamente e identificamos la niñez con la despreocupación, la ignorancia, la irresponsabilidad y la dependencia.

    Deberíamos RECUPERAR al NIÑO que fuimos y esto ¿qué quiere decir? Volver a ser capaz de:

    FLUIR con la VIDA: es estar ATENTO al AHORA, sea lo que sea que vivamos, no ocupar nuestra mente con el pasado, ya sea añorando tiempos mejores

    ATENCIÓN PLENA: los niños fluyen de manera natural con el AHORA, los veras absortos en cada cosa que hacen,Para estar atento, se necesita estar presente y para ello se necesita una mente despierta y libre de miedos y prejuicios; sin esperar que ocurra nada en concreto y a la vaz esperando que ocurra todo, aceptanto sin más lo que ES, sin resistencias.

    CONFIANZA. No resistirse a lo que pasa implica CONFIANZA en la VIDA, el niño no espera que suceda nada malo, porque por naturaleza, la VIDA brinda a todo ser, ABUNDANCIA y AMOR...

    CURIOSIDAD Y ASOMBRO. El niño siempre es curioso, descubre cada cosa con ojos nuevos, nada está etiquetado ni clasificado, todo es mágico y lo investiga con fascinación.

    ALEGRÍA. Cuando se vive atento a la inmensa riqueza y diversidad que se despliega en cada instante presente y se aceptan las cosas con mente abierta y espíritu curioso no hay por menos que sentir la DICHA constante, las ganas de REIR y de JUGAR.

    INOCENCIA. "Nacemos inocentes. Sin emociones mezcladas, sin dudas, sin miedos, sin mentiras. Llegamos para descubrir, luminosos y coherentes. Vulnerables pero abiertos al mundo, animados por una curiosidad rotunda y radical, dotados de la pasión de vivir" Dice Elsa Punset

    Ser inocente equivale a vestir en vida el ropaje de Dios.

  • hace 8 años

    Hermano, si alguna vez he puesto una estrella a una pregunta con profunda alegría, ha sido ésta.

    Más tarde, si puedo, volveré para agregar más..

  • hace 8 años

    Como alguien dijo por ahí, ya actualmente los niños no son tan inocentes como antes, pero ¿quién si no somos nosotros mismos, quienes le pudrimos el corazón a los niños? Les damos pornografía por internet, les damos los cláisicos ejemplos de machismo o de feminismo a nuestros niños, les damos todos los malos ejemplos que les podemos dar.

    Pero aún así, la paz, la mansedumbre, el amor, la bondad y la inocencia de un niño es lo que lo hace merecedor del Reino de los Cielos.

    Las cuatro historias son muy lindas y conmovedoras. Estrellita.

  • hace 8 años

    Sí, esa fue la frase que Jesucristo le dijo a Nicodemo, de que para poder entrar en el Reino de los Cielos, es necesario volverse otra vez un niño. Sólo que éste no lo entendió, pues creyó que tendría uno, con este cuerpo que ya tiene, que volverse a meter en el vientre de la madre.

    El niño no tiene odio en su corazón, no tiene malicia, no tiene rencor, sino sólo tiene amor. Te cuento que están preciosas las historias. Estrellita.

    Te saluda Aniri.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 8 años

    es cierto, tienes que ser como un niño de humilde, no orgulloso, etc para poder entrar en el reino de dios

  • Anónimo
    hace 8 años

    Claro.. se refiere a que tenemos que ser inosentes de corazon, como lo es un niño!

  • hace 8 años

    Gracias Amigo Mio, Por recordarme Mi Misión.

    Tu También Eres un Gran Niño.

  • hace 8 años

    Con el pasar del tiempi nuestro corazon va envejeciendo y con la celebracion de la eucaristia nuestro corazon se va rejuveneciendo.

  • hace 8 años

    muy buenas historias.

    el niño no tiene maldades, al no tener tampoco escaseces todo lo comparte. Compartir sanamente es algo de niño.

    Conforme nos vamos sumando de egolatria, soberbia, egoismo, avaricia vamos perdiendo eso tan lindo de la niñez

    Fuente(s): mi sitio www.torremolinosmalaga.com.ar (¿por que creo en Dios científicamente?) te gustará
  • oOHOo
    Lv 4
    hace 8 años

    Gracias, alma bendita.

  • hace 8 años

    asi es, y como tambien dijo: el camino de vuelta es el de ida. es alli donde empiezas a amar de verdad, ser conciente y a la vez inocente

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.