¿El fetichismo sexual es necesario para quien no ama o no sabe amar?

Tomando en cuenta que el fetiche puede ser un objeto de por medio entre la pareja o el hecho de cosificar a la pareja para que ésta resulte mas agradable. Y también tomando en cuenta que de otra forma la sola pareja sin nada de por medio podría resultarnos excitante

3 respuestas

Calificación
  • ?
    Lv 7
    hace 8 años
    Respuesta preferida

    Es una posibilidad, hay más opciones para esas personas sin amor. Solo algunos dirigen su erotismo exclusivamente hacia objetos personales (bufandas, medias, zapatos, sombreros, ligueros, joyería). La particularidad de esos objetos radica en que exhiben y tocan superficialmente a la persona deseada. El fetiche es un objeto frontera y muralla, pero por sí mismo no causa la obstrucción del goce del cuerpo; el uso de objetos tampoco causa el impedimento de los sentimientos de amor. El fetichista se erotiza con objetos asociados al cuerpo, por que es incapaz de crear, permitir y sostener un encuentro.

    El encuentro es el hallazgo de las identidades, las similitudes entre personas. Quienes rehuyen el encuentro del otro, entendido como unidad personal-corporal, temen sentirse rechazados y luego avergonzados al compartir su ser y su cuerpo. No profundizan en el otro porque temen descubrirse a sí mismos; sus relaciones son objetales, mediadas y superficiales. Para el fetichista las personas son cuerpos a contemplar, porque su tragedia es no tener respuesta sexual satisfactoria con el cuerpo natural y desnudo de la pareja. El donjuanismo, la gerontofilia, la paidofilia, el fetichismo, exhibicionismo, eluden el descubrimiento del Yo. Son sexualidades no compartidas, atrapadas, inmaduras, dependientes e impersonales; su equivalente es el egoísmo. El Yo no maduró y descubrirlo genera ansiedad, no se permite vivir al Yo porque trae juicios críticos.

    Otros casos son esas prácticas de intercambiar parejas y participar en sexo grupal; en ellas la auto-crítica y auto-confrontación personal se diluye al fragmentar y repartir la sexualidad entre un colectivo. La diferencia entre ellos radica entre el número o espaciamiento de parejas. De esta forma no hay ocasión para el encuentro personal; si una pareja sexual comienza a profundizar, se le sustituye.

    El fetichismo confinado al objeto es relativamente raro, se da en personas aisladas. Los fetichistas que sí tienen relaciones con compañeros, buscan asociar otros elementos de personalidad en sus prácticas: piden a las delgadas usar tacones porque la delgadez les da seguridad ante la amenaza de un cuerpo fuerte; piden al hombre que use arnés porque así sienten que llevan las riendas; visten de militar a una sexagenaria porque es erótico delegar el rol de hombre en la mujer madura al imaginarla tomando decisiones familiares y autoridad con disciplina; difrazan de sirvienta a la mujer o el hombre usa tanga de mesero porque sienten seguridad sometiendo la voluntad de la servidumbre; visten de monja a la mujer porque doblegar la disciplina religiosa es erótico; exhiben en público a la mujer en minivestido para sentirse controladores. Como puedes observar, los objetos de fetiche, para masturbación o relación, están asociados a la disciplina y el control. El aprendizaje de la disciplina y el auto-control es el paso crítico que realizan los niños para adoptar normas en su independencia y desempeño social. Los fetichistas adoptan las normas por obligación y no por una conciencia social; amar lo observan como obligación, nunca como acto incondicional.

    Máscaras de gas, trajes ajustados de látex brillante, corsetería constrictora, correas y collares de perro, estoperoles, esposas de policía, dildos, muñecos inflables, pinzas de colgar ropa, zapatillas de ballerina, fuetes, pañales, patos de goma. Todos estos objetos son evidencia de la evasión de la madurez, del sometimiento o del cuidado personal. Cuando la personalidad entra en crisis algunos optan por someterse o imitar al castigador. El conocimiento de la manipulación del otro por medio del sometimiento, dirigido o recibido, causa una alegría perversa y proscribe una personalidad madura en sentimientos.

    El fetichista desea el cuerpo del otro pero no se puede reconfortar; la auto-crítica resurge y hace una singular cuestión: el cuerpo del compañero sexual es su persona ¿eres una persona? Para eludir la respuesta evitan el encuentro profundo y dirigen con violencia el erotismo a la superficie corporal con objetos. Otros dirigen su sexualidad al mismo género, a personas mayores o menores, amores imposibles y platónicos, al arte, a Jesús, al dinero, a los automóviles, a la bebida o a las drogas. El fetichista es incapaz de sentir amor pleno por el otro y se conforma con la contemplación.

  • hace 8 años

    En primera instancia así podría parecerlo, pero si vemos el fetichismo como una herramienta o recurso mas de nuestra psique y preferencia sexual no veo la razón de encasillarlo como una burda cosificación de nuestra atracción hacia nuestra pareja.

    Una cosa es amar o saber amar a tu pareja y otra como le haces el sexo ( Yo no diría que quien hace uso de fetiches no sabe amar o no lo hace ). No considero que el fetichismo sea una carencia de amor hacia el cuerpo o entidad sexual de tu pareja sino mas bien un complemento erótico que intensifica tu deseo hacia ella. Como mencioné al principio el Fetichismo en una mera herramienta y como tal, el uso que hagas de ella determinará la valía y validez de su practica en la vida sexual de las personas.

    Si se termina amando mas a los fetiches que a la propia persona sobre la cual los usas si es algo patético, enajenante y enfermo.

    Para Mi el mayor aliciente y motivo de excitación hacia mi pareja es ELLA MISMA.

    El Fetichismo sexual No es necesario pero tampoco diría que está de mas practicarlo .... solo es una mera preferencia erótico/sexual que vista según tus muy propios conceptos de moralidad sentimental y sexual, pueden o no demeritar a tu contraparte.

  • hace 8 años

    No tiene nada que ver. La excitación sexual no es amor. El amor puede conducir a eso, o potenciarlo, pero son cosas distintas.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.