¿un texto sobre alienación?

¿qué les parece lo que escribí respondiendo una pregunta? Me parece un buen texto, donde se reinterpretan conceptos que han sido abolidos sin ser pensados (a causa de la intolerancia hacia lo nazi que impera en nuestra sociedad) y además tiene un bonito final triste:

----------------------

¿cómo es que las costumbres se aprenden? ¿por qué las malas costumbres se expanden e interiorizan en los humanos? - la personalidad se transforma y toma el control de la conciencia, y la conciencia así transformada se cierra a la percepción del mal que la habita,

Yo creo firmemente que cuando pasa eso a alguién se ha tornado un ser inferior, infrahumano, porque cuando se le pregunta algo simple sobre los errores que manifiesta en su conducta, sobre la bajeza de sus costumbres, se torna evasivo y agresivo, esa conducta es propia de la estupidez, semejante a los dibujos animados como cuando un alien toma el control de la mente de alguién, y se torna precisamente un "zombie estupido", como Patricio el de Bob Esponja,

---------------

Esa yo creo que es la parte más desagradable de este mundo, los zombies, los alienados que pululan a nuestro alrededor, existen y son efectivamente no-humanos, es decir, no humanos valiosos, sino aquello que se denomina como infrahumano y subhumano,

Es lamentable decirlo, pero muchos de nuestros contemporaneos están ya enfermos inevitablemente de este mal, no se puede contar con ellos, están ya irremediablemente perdidos, no son ya humanos y les costaria mucho trabajo serlo, Uno aparta la vista de ellos, como se hacia antes con los parias, pero eso no evita su multiplicacion y extensión, y cada vez los humanos propiamente humanos vamos quedando más solos,

4 Answers

Rating
  • Lia
    Lv 7
    8 years ago
    Favorite Answer

    Comparto tu opinión, vertida en una de mis preguntas.

    Las causas del mal son, en efecto, multifactoriales. Vienen desde la educación en la familia, la influencia del medio, la cultura, el nivel sociocultural, los valores morales, éticos, religiosos y de convivencia del ser en cuestión, así como genéticos, recordemos que muchos sicópatas ya nacen así, aunque otros lo son por el deterioro del lóbulo prefrontal del cerebro. Hay quienes adjudican el mal a influencias demoniacas, larvas astrales (demonios aliens delincuentes deportados de otros mundos). Hay otros que dicen que la gente nace mala, estos deterministas no se basan tanto el la biología (el caso de los que ya nacen sicópatas y lastiman por gusto), sino en una obstinación de que hay gente mala y buena en el mundo natural, como si fuera una cuestión de azar.

    Los sicólogos forenses especializados en asesinos en serie saben que un homicida lo es por todas estas causa explicables por la ciencia, (exceptuando desde luego la teoría de los demonios y larvas astrales). Ahora que la maldad no sólo es privativa de los asesinos, sino que es atributo de cualquier delincuente del orden común y aun de aquellos no tipificados como criminales. Existen, por nombrar algunos, los acosadores. Que pueden asediar a sus víctimas en la vida real y en la virtualidad. El molestar, menoscabar la autoestima de la víctima y quitarle su más esencial dignidad y derecho a vivir en paz, constituye ya un delito en algunos países.

    Fastidiar, engañar, golpear, insultar, mortificar, amenazar, matar, hacer daño a cualquier ser vivo es la manifestación clara de la violencia o el mal que impera en muchos seres humanos. Factor importante es el menoscabo de los valores en una sociedad materialista que privilegia los antivalores sobre lo que es bueno, pues esto ya está muy diluido por el descrédito en que han caído las instituciones encargadas antaño de sancionar estas conductas negativas. La Iglesia con sus abusos y corrupciones; la familia con la disgregación del divorcio y los pleitos por la custodia de los hijos; los gobiernos que no cumplen su función de proteger a los ciudadanos; las escuelas, con su hambre de comercialización, no castigan el bulling, por no perder alumnos que significan dinero. ¿Qué juez nos queda entonces para determinar la bondad o maldad de nuestros actos y sancionarlos o premiarlos? Tal parece que somos una humanidad en completa orfandad, sin Dios y con el Diablo.

    Entidades ambas que corresponden a la religión. Nos queda apelar al raciocino entonces, a la educación, a los valores humanos intrínsecos, pero ¿quién los inculcará? Cada pareja de padres en su hogar. Aunque hay que ver si ellos son aptos para tal tarea, porque la violencia intrafamiliar sufre aumentos considerables en nuestra época plena de estrés en que los padres agreden a los hijos o a la pareja para quitarse la frustración de un mundo convulso.

    Un ciclo sin final, mi amigo.

    En esta noche de otoño, un saludo GRANDE para ti.

    • Commenter avatarLogin to reply the answers
  • Anonymous
    8 years ago

    algo ajeno a sí mismo que el sujeto ya no controla un bien que se vende o un yo que se extraña

    • Commenter avatarLogin to reply the answers
  • 8 years ago

    Es bueno, me encanta tu punto de vista. Completamente cierto

    • Commenter avatarLogin to reply the answers
  • 8 years ago

    El impotente social (el alienado) no está informado....

    • Commenter avatarLogin to reply the answers
Still have questions? Get your answers by asking now.