IRIS preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 7 años

¿QUE OS PARECE MI ESTILO COMO ESCRITORA?

Sentí que este se alejaba del lugar, un paso otro... y así hasta oirse cerrarse la puerta del fondo. Me dí la vuelta e hice lo mismo, caminar hasta mi habitación. Hasta ahora había permanecido con unos pantalones vaqueros y una camiseta mangas cortas. Saqué de mi armario el pijama, un pantalón corto y una camiseta mangas sisas. Abrí la puerta del baño y me cambié de ropa, mientras recordaba las figuras de cera de la película, tan inhumanas a la vez que parecían contener sentimientos. Suspiré y salí del baño poniendome una trenza y finalmente me metí en la cama.

...

El tic tac del reloj sonaba sin parar, acompañando así los latidos de mi corazón que podía por primera vez en mi vida escucharlos sin tener que poner mi mano ante el, pude también escuchar la voz de la noche, un precioso silencio que destrozaba todas tus dudas y mentiras. Eran las cinco de la madrugada, no había dormido en toda la noche, tan solo había vagabundeado por la habitación mientras pensaba... uno de mis pensamientos era Ailin, la mayoría Iris. Iris, una chica tan misteriosa y tenaz, parecía ser una chica como otras, o tal vez era la impresión que quería causar, pero con tan solo mirarle podía alcanzar a saber su nombre, su sabor... su sabor, como gotas de agua ante llamas, provocaba en mí una sed de ella, de suspirar su olor, de saborear su esencia, tan solo rozar su piel, distinguir su aroma, como una abeja ante una flor. Sí, era como si esta supiese que pertenecía a otro ser, que ya tenía asegurada su perteneciente. Como jugársela por un as.

BBFHBSD

Eran gritos, eran gritos de sufrimiento, de dolor, gritos de Iris. Abrí la puerta rápidamente, tras percibir aquel estímulo por uno de mis receptores y recordé sus frías, para mi dulces, palabras.

<<MI HABITACIÓN ESTÁ EN LA IZQUIERDA, EN EL CENTRO>>

Atrapé el pomo de la puerta con trunquillo, una escarpada puerta oscura me inspira desconfianza y a la vez timidez, supe que esta no debía de estarlo pasando muy bien. Y nada más abrir la puerta, nada más mis ojos captar su reflejo en el suelo, parecía gritar en sueños, peleando con su propio ser, levantando los brazos en son con las sábanas blancas que rodeaban su cuerpo amarrándolo con recelo. Su pelo de bronce descansaba sobre la almohada revolucionado, como si acabase de terminar una batalla con esta misma, sus pies se movían sensualmente aunque horrorizados por la cama, sintiendo frialdad en su mismo origen. Traté de serenarla, la sacudí, la escurrí, la atrapé contra mi cuerpo sobre el borde de la cama, y finalmente despertó de cual era su pesadilla. Pareció asustada, su tez blanca y pálida estaba húmeda, sudaba... su olor era enfermenizo para mi persona, era como suspirar la misma esencia de un jardín en primavera, ahora me miraba con sensualidad, me abrazó con nerviosismo y estrujó mi cuerpo contra el suyo, quise hacer lo más grotesco que pudo pasar por mi mente, me exité sin previo aviso y me detuve soltándome de entre sus brazos y permaneciendo a su lado. Su rostro amargado y frívolo podía transmitir sus sentimientos a la perfección... era un llanto de tristeza, de soledad, de amargura, de cansancio de la vida. Quise llevármela de aquel lugar, como una especie de secuestro pero mi conciencia superaba mis ansias.

...

4 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Mejor Respuesta

    Si es tuyo en realidad esta muy bueno,tenes el don

  • Anónimo
    hace 7 años

    es prometedor. haber que mas tienes para publicar.

  • Anónimo
    hace 7 años

    Que bueno ese es mi estilo la narración, si me agregas verás todos los relatos que he escrito

  • Con gusto opinaré de TU estilo de escritora...una vez que haya leído unas 1600 páginas de tu obra literaria.

    con este texto tan pequeño, uno no se puede formar un criterio de tu escrituración.

    Fuente(s): Dos, de los cientos de textos que nos ayudan a evaluar y a criticar 8desde el punto de vista literario) a una obra escrita: Pedagogía de la Crítica literaria "semiótica" de Rosendo Roig. Editorial JUS...México. 1997 y EL ARCO Y LA LIRA. De Octavio paz. Editorial del fondo de Cultura Económica. México. 1984
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.