Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 8 años

¿CONOCES TÚ EL MENSAJE QUE NOS ENSEÑA Y ENCIERRA JUAN 3, 16?

En la ciudad de Chicago, una noche de invierno soplaba un fuerte viento. Un niñito vendía periódicos en un rincón, tratando de guarecerse del frío inclemente. Realmente, no vendía mucho, lo que intentaba era no congelarse de frío. Vio a un policía, se le acercó y le preguntó: Señor: ¿Sabrá usted de algún refugio donde un niño pueda dormir esta noche? Normalmente duermo en una caja de cartón que guardo en el callejón, pero es que esta noche hace demasiado frío y me gustaría estar en un lugar cálido.

El policía miró al chico y le dijo: Baja por esta calle, hasta una casa blanca, toca la puerta y cuando te abran solamente di: “Juan 3, 16”, y te dejarán pasar.

El niño obedeció, llegó a la casa y tocó a la puerta. Una gentil señora abrió la puerta, el niño la miró y le dijo: “Juan 3, 16”.

La señora le contesta: - ”Pasa hijo mío”. Lo toma de la mano y lo sienta en una mecedora, cerca de una vieja chimenea que estaba encendida. La señora sale de la habitación y el chico piensa por un breve instante: "La verdad es que no entiendo eso de Juan 3, 16, pero parece que en verdad puede hacer que un chico se caliente en una noche fría".

Al rato, la señora regresa y le pregunta al chico: - ¿Quisieras comer? El chico respondió: Un pancito no me vendría mal, hace días que no como y no me vendría nada mal un poco de pan. La señora tomo al niño de la mano, lo llevó a la cocina y lo sentó a una mesa llena de exquisitos manjares. El chico comió y comió hasta que ya no pudo más y entonces pensó: "La verdad es que sigo sin entender a Juan 3, 16, pero es seguro que llena un estomago hambriento".

Al terminar, la señora tomó al chico de la mano y lo llevó al baño, donde lo esperaba una tina llena agua tibia y olorosas burbujas. Mientras el chico se sumergía en la tina, pensaba: "La verdad es que ahora menos entiendo a Juan 3, 16, pero ya sé que este puede dejar bien limpio a un chico sucio. En verdad yo nunca había tomado un baño de verdad en toda mi vida. El único baño que recuerdo fue la vez que me metí debajo del hidrante de los bomberos un día que estos lo abrieron y dejaron caer el agua por la calle".

La señora regresó por el chico, lo llevó a una habitación, lo vistió con un pijama y lo acostó en una inmensa cama con una almohada de plumas. Lo cubrió con una espesa colcha, lo besó y le deseo dulces sueños, apagó la luz y salió. El chico, bien abrigado en la cama veía, a través de la ventana, la nieve caer y pensó: "La verdad es que Juan 3, 16 puede hacer que un chico cansado pueda descansar”.

A la mañana siguiente, la señora regresó con ropa limpia y lo llevó ante la misma mesa de la noche anterior, llena de ricos manjares para el desayuno, después de comer, la señora lo sentó en la misma mecedora de la noche anterior y tomó en sus manos una vieja Biblia. Se sentó frente a él, le miró a los ojos y con una dulce voz le dijo: ¿Entiendes a Juan 3,16? No señora, respondió el niño. Anoche fue la primera vez en mi vida que oí sobre él, cuando el policía me dijo que se lo dijera a usted.

La señora abrió la Biblia; la abrió en Juan 3, 16 y comenzó a explicarle, al niño, acerca de Jesús. Ahí, frente a esa vieja chimenea el chico entregó su corazón y su vida a Jesús, al tiempo que pensaba: "Juan 3, 16. Quizás no lo entienda, pero hace que un chico perdido se sienta seguro, se sienta amado".

¿Saben? Yo tampoco lo entiendo exactamente: “Como fue que Dios estuvo dispuesto a mandar a su único Hijo a morir por mí, y como fue que Jesús estuvo dispuesto a ello. No comprendo la agonía del Padre y de toda la Corte Celestial al presenciar el sufrimiento de la pasión y muerte de Jesús. No entiendo la intensidad del AMOR de Jesús por mi, que lo mantuvo en su camino hacia la cruz hasta el fin. Yo no lo entiendo, pero de lo que si estoy seguro es de que hace: QUE ESTA VIDA VALGA LA PENA VIVIRLA Y QUE NUESTRA MISIÓN DEBE SER CUMPLIDA”.

Juan 3, 16: "Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda sino que tenga vida eterna".

DIOS TE BENDIGA HOY, MAÑANA Y SIEMPRE…

Actualización:

Jacko, me das, por un lado risa cuando dices que yo me enojo cuando me restriegan las verdades en la cara. Y me da risa porque las cosas se reciben de quien es mejor que uno y tú no eres mejor que yo, a no ser que esté equivocado y seas una buena persona.

Y por otro lado me das lástima, porque con tus ataques a mi persona, quieres justificar y borrar todos tus defectos.

Pero ¿sabes qué?, ojalá y sigas despotricando contra mí en todas las preguntas que yo haga, pues el día que no lo hagas, me voy a sentir mal, pues con eso pensaré que has dejado de tenerme envidia y que deseas ser como yo, aunque es muy difícil para tí, pues te repito, ni a los talones me llegas (como que soy un poco humilde, ¿verdad?).

En serio Jacko, cuidadito y me dejas de contestar, porque entonces me harás sentir mal...

12 respuestas

Calificación
  • hace 8 años
    Respuesta preferida

    Qué hermosa historia y qué forma más maravillosa esa señora, de hacer vida esa Palabra de Dios.

    Y es que si Jesucristo se entregó por todos nosotros y por nuestros pecados, ¿por qué no hacemos lo mismo nosotros, en entregarnos y en servir a los demás más necesitados de nosotros? Y lo debemos de hacer pues como siempre digo, quien no vive para servir, no sirve para vivir.

    Te saluda Aniri.

  • que hermosos nos enseñas hermanito gracias =)

    lo digo io myte

  • hace 8 años

    Cristiano, en varias ocasiones he leído ese pasaje de La Biblia y te digo que en verdad no lo había entendido bien hasta ahora que nos los explicas con esta tan preciosa historia de esta señora de Chicago.

    Y es que debemos también nosotros de entregarnos en cuerpo y alma al servicio de los demás, así tal y como lo hizo Jesucristo, Dios Hijo.

    Sólo soy YO.

  • hace 8 años

    Caray pero que buena Historia.

    pero la verdad es que, De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito para nuestra salvacion.

    Gracias por compartirnos esta forma de ver el amor que Dios Nos tiene.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 8 años

    Igualmente. Que también Dios te bendiga a tí y a todos los que lean este mensaje...

  • Anónimo
    hace 8 años

    Hola Hermano.

    ...............AMEN.

    Bendiciones para usted, los lectores de P y R y para todos.

  • Anónimo
    hace 8 años

    Felicidades:por tu valentía, para escribir las palabras de la Biblia, y transmitirlas por este medio en efecto tanto amo Dios al mundo que nos envió a su HIJO unigénito, y que hasemos nosotros para corresponderle? hay que meditarlo no crees que Dios te Bendiga.

    Fuente(s): la vida
  • Enki
    Lv 5
    hace 8 años

    Juan 3,16

  • hace 8 años

    Ayyy ya yayyyyy y esto que contiene esta muy largooo

    voy por un tinto.

    ya regresoo.....

  • Anónimo
    hace 8 años

    Si pero:

    Juan 7:34 Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.