Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 7 años

¿El amor tiene que doler y hacernos sufrir para que sea amor? ¿O debemos amar a la persona correcta..?

Para que entiendan por donde va mi pregunta, déjenme contarles una historia:

Cuentan que había una vez un rey muy apuesto que estaba buscando esposa. Por su palacio pasaron todas las mujeres más hermosas del reino y de otros más lejanos; muchas le ofrecían además de su belleza y encantos muchas riquezas, pero ninguna lo satisfacía tanto como para convertirse en su reina.

Cierto día llegó una mendiga al palacio de este rey y con mucha lucha consiguió una audiencia. “No tengo nada material que ofrecerte; solo puedo darte el gran amor que siento por ti” le dijo al rey. “Puedo hacer algo para demostrarte ese amor”.

Esto despertó la curiosidad del rey, quien le pidió que le dijera que sería eso que podía hacer.”

Pasaré 100 días en tu balcón, sin comer ni beber nada, expuesta a la lluvia, al sereno, al sol y al frío de la noche. Si puedo soportar estos 100 días, entonces me convertirás en tu esposa”.

El rey, sorprendido más que conmovido, aceptó el reto. Le dijo: “acepto” Si una mujer puede hacer todo esto por mí, es digna de ser mi esposa”.

Dicho esto, la mujer empezó su sacrificio. Empezaron a pasar los días y la mujer valientemente soportaba las peores tempestades… muchas veces sentía que desfallecía del hambre y el frío, pero la alentaba imaginarse finalmente al lado de su gran amor.

De vez en cuando el rey asomaba la cara desde la comodidad de su habitación para verla y le hacía señas de aliento con el pulgar.

Así fue pasando el tiempo… 20 días…50… La gente del reino estaba feliz, pues pensaban “por fin tendremos una reina!!”... 90 días… y el rey continuaba asomando su cabeza de vez el cuando para ver los progresos de la mujer. “esta mujer es increíble” pensaba para sí mismo y volvía a darle alientos con señas.

Al fin llegó el día 99 y todo el pueblo empezó a reunirse en las afueras del palacio para ver el momento en que aquélla mendiga se convertiría en esposa del rey. Fueron contando las horas… A las 12 de la noche de ese día tendrían reina!! ... la pobre mujer estaba muy desmejorada; había enflaquecido mucho y contraído enfermedades.

Entonces sucedió. A las 11:00 de la noche de aquél día 99, faltando a penas una hora para que llegara el día 100, la valiente mujer se rindió... y decidió retirarse de aquel palacio. Dio una triste mirada al sorprendido rey y sin decir ni media palabra se marchó.

La gente estaba conmocionada. Nadie podía entender por qué aquella valiente mujer se había rendido faltando tan solo una hora para ver sus sueños convertirse en realidad. ¡Había soportado tanto!

Al llegar a su casa, su padre se había enterado ya de lo ocurrido. Le preguntó: “¿porqué te rendiste a tan solo instantes de ser la reina?” y ante su asombro ella respondió: “Estuve 99 días y 23 horas en su balcón, soportando todo tipo de calamidades y no fue capaz de liberarme de ese sacrificio. Me veía padecer y solo me alentaba a continuar, sin mostrar siquiera un poco de piedad ante mi sufrimiento. Esperé todo este tiempo un atisbo de bondad y consideración que nunca llegaron.

Entonces entendí: una persona tan egoísta, desconsiderada y ciega, que solo piensa en sí misma, no merece mi amor.

MORALEJA: Cuando ames a alguien y sientas que para mantener a esa persona a tu lado tienes que sufrir, sacrificar tu esencia y hasta rogar… aunque te duela, retírate. Y no tanto porque las cosas se tornen difíciles, sino porque quien no te haga sentir valorado(a), quien no sea capaz de dar lo mismo que tu, quien no pueda establecer el mismo compromiso, la misma entrega… Simplemente … NO TE MERECE.

14 respuestas

Calificación
  • Mimi
    Lv 7
    hace 7 años
    Mejor Respuesta

    Muy cierto lo que escribiste, no debemos cegarnos a este tipo de "amor".

    Me acordé de esta frase: Ningún hombre merece tus lagrimas.... y el que las merezca nunca te hará llorar.

  • hace 7 años

    Cristiano, Jesucristo nos dijo que no debíamos de echar las perlas a los cerdos, pues éstos no se las merecían.

    Asímismo te digo, y para responder a tu pregunta, que cuando entreguemos nuestro amor debe ser a esa persona que es la correcta, a esa que ría contigo, a esa que llore contigo, a esa que esté siempre a tu lado, y jamás, pero jamás de los jamáses, a una persona egoísta y ególatra, pues piensan sólo en ellos, sólo en recibir y nunca en dar.

    Sólo soy YO.

  • geor
    Lv 6
    hace 7 años

    En mi experiencia, es difícil darnos cuenta de la situación, yo pensaba que estaba amando y con la persona correcta y que las situaciones que pasábamos eran por y para algo muy lindo y especial que nos esperaba juntos en el futuro.

    Tenía una relación de violencia verbal y le amaba tanto que aguantaba cada palabra, que soportaba cada humillación, cada golpe a mi auto estima, a mi dignidad y por más que algunos me decían que eso no era amor y que debería dejarle, no lo hacía porque yo pensaba que él era la persona correcta para mí.

    Ha pasado el tiempo, ya no somos novios y aunque yo sigo queriéndole y le extraño mucho, he aprendido que el amor no debe de doler y que si duele es porque esa persona no te quiere y le da igual lo que tú sientes por él, que no sabe valorar el amor que le tienes y por lo tanto debes dejarle ir aunque te duela y no quieras hacerlo es lo mejor. Primero debes demostrar que te tienes amor propio, saber valorarte tú primero para luego poder demostrarlo a los demás y no permitir ningún tipo de humillación, ni nada que esa persona te pueda pedir para "demostrarle que de verdad le amas".

    Cuando amas y te aman te verdad, hasta una simple mirada te va a decir que eso es amor y no el que te pidan hacer miles de cosas.

    Saludos.

  • Anónimo
    hace 7 años

    Hermoso; respondeme esta por favor: http://espanol.answers.yahoo.com/question/index;_y...

    Gracias por la MR, en el mensajero te deje la informacion que necesitas

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Hola amigo y hermano!

    Estoy totalmente de acuerdo con la moraleja de esta ejemplar historia,

    y así actúo, lo aprendí en la Universidad de la Vida.

    Y hasta ahora no me ha fallado,al contrario me ha llenado de Paz.

    Abrazos de colores.

    Fuente(s): Propia.
  • ?
    Lv 6
    hace 7 años

    Hermoso texto. Fue muy sabia la decisión de la mendiga. A veces vemos señales de que la persona que amamos no es de fiar, no nos sentimos felices a su lado y algunos tienen la tonta creencia de que el amor los hará cambiar. Nuestra vida es muy corta para perder valiosos días junto a alguien que no nos hace completamente feliz... Como dice el dicho: Mejor solo que mal acompañado!

  • Anónimo
    hace 7 años

    El amor es generoso da y recibe mucho de ambos.Hermoso cuento.

  • diriel
    Lv 5
    hace 7 años

    Preciosa la historia.

    La persona amada no te hace sufrir nunca, lo que no quiere decir que en una relacion no haya problemas.

  • hace 7 años

    Ya muchos te han respondido y creo que voy a tener que decir lo mismo que ellos: que quien diga que ama pero solo pide y no da, eso no es amor. Es decir, el amor no tiene por qué doler ni hacernos sufrir.

    Es cierto que en II de Corintios, San Pablo nos habla de cómo debe ser el amor, pero de eso, a tener que sólo dar y dar y nunca recibir, eso no es amor.

    Te saluda Aniri.

  • Anónimo
    hace 5 años

    Para mi el amor no se trata del fisico de la persona que te gusta o algo sino que si esa pareja te valora y te quiero por lo que eres no si por que tienes plata etc...

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.