Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

¿Esto puede representar algo turbio y patológico?

A mi esposo le gusta sentir que otros hombres le envidian a su mujer. Y es algo que parece que le resulta altamente excitante. Me pide que me ponga ropa demasiado insinuante cuando salimos juntos. Bueno, ami me gusta vestir femenina. Pero, desde que nació mi hijo pues no me agrada la cuestión de vestirme demasiado insinuante...Aveces uso shorts por comodidad y por el calor. Pero, luego él quiere que me pongo micro-faldas en época de frío. Y pues, la verdad aveces me resultan demasiado incómodas sus peticiones porque aveces estoy enferma o hay frío o simplemente no estoy de humor y cuando no estoy de humor quiero esta tapada bastante tapada. Me doy cuenta de que si accedo a salir con él de manera insinuante pues cualquier cosa que yo le pida, él accede. Se queda como en un estado zombie. Y si bien estoy consciente que podría tomar el asunto como un arma para controlarle. Me disgusta que aveces si me quiero vestir de otro modo coloque sus carotas o que solamente estando así consiga que me preste atención...Bueno, aveces me dice que no debo arreglarme tanto...Y sin embargo, es casi siempre que desea que salga con esas micro-faldas que ya detesto y odio! Aveces le reclamo que me quiere usar como a un objeto. O que su fetichismo es excesivo y vea a un doctor. O que no me quiere ami, sino la envidia que cree que puede obtener por parte de otros.. Se lo digo porque aveces así lo siento. Pero no sé si exagero.. O si de fondo tengo razón y detrás de esto hay algo turbio.............

3 respuestas

Calificación
  • hace 9 años
    Respuesta preferida

    Un hombre si necesita ver a su mujer atractiva, ella también debe tratar de complacerlo y mantener la coquetería, pero existe un contexto llamado intimidad que ninguno debe vulnerar.

    En apariencia, el juego es exhibirte en público como trofeo para que su seguridad personal se incremente frente a otros hombres; quizá sí se siente menos y uno de los motivos para elegirte como pareja haya sido su necesidad de complementar sus deficiencias mediante lo que simbolizas. Pero esta explicación te la darían las vecinas que leyeron un Cosmopolitan y no describiría del todo porqué actúa así.

    Para él no es patológico, pero para ti sí. Lo turbio radica en que desconoces sus motivaciones. Es obvio que no ha asimilado que ya ingresó a la etapa del matrimonio. La simbología de "mujer atractiva y conquistable" tiene la intención de atraer pareja en su momento, al cumplir su cometido se transforma en "mujer respetable" según ésta cultura latino-católica.

    En una pareja balanceada no hay controles ni se adopta la sumisión para lograr algún cometido, esto refleja una postura inmadura, un mecanismo infantil pernicioso para obtener algo.

    Creo que su historia personal estuvo llena de una interacción familiar dada mediante símbolos de bienestar o presunción, pero carentes de aprecio y contacto personal. Su afición a mostrarte en poca tela no es solamente por presumirte, aun no asume que tiene una persona con decisión propia a su lado, una pareja, además parece que no reclamas tu derecho.

    Todo fetiche es una prenda que impide llegar al amor deseado y a la vez negado. Las medias, guantes o faldas, son para algunos la muralla auto-impuesta que evita llegar a la otra persona. No puede amarse al cuerpo, a una persona; el fetiche es la fascinación por aquello que está en contacto con el cuerpo, un objeto de pasión superficial. Todo fetiche representa una distancia afectiva que impide entrar en contacto corporal y compartir el sentimiento de amor.

    La falda representa al cuerpo femenino, si es corta simboliza la disponibilidad sexual, seducción, presunción, y lo más importante: cercanía, aceptación y permisiones. Cuando te vistes de ésta manera, en él opera una regresión al pasado y se vuelve el jovencito dócil y obediente que obtenía atención de una figura de afecto dominante; a él no le excita la envidia o el deseo sexual de los mirones que ven tu trasero, su necesidad es poseer ese control que le impusieron y que lo limitaba, pero que al mismo tiempo le permitía vincularse con quien le negaba el afecto. Este hecho tan bobo le crea una emoción muy intensa porque la altura de tu falda le representa liberarse del sometimiento y vivir a capricho.

    Lo más importante, es que comprendas que en este juego tú encarnas a la madre dominante o a una figura de afecto muy cercana y demandante. Bajo estos simbolismos, te cede el control porque necesita contemplar en ti el control de la situación, afecto o peticiones a las que tenía derecho siendo niño y que le negaron o condicionaron.

    Él necesita que te comportes de forma caprichosa solo para observar tu actuación; todo niño pasa por esta etapa de capricho (2-4 años), después se aburren del objeto y lo botan. Como tu esposo recibió mensajes de incumplimiento y detentación del control, ahora necesita sentir que se sale con la suya.

    Imaguna a tu hijo haciendo berrinche y que en lugar de corregirlo actuaras de la misma forma, él se tornaría muy alegre feliz y complaciente, pero se le echaría a perder el carácter.

    Lo más probable, es que el padre de tu marido haya sido un títere sin la voluntad para hacer de su hijo un hombre que comprendiera a las demás personas y las respete de esta forma.

    La carota que pone cuando te niegas, es la misma que hacía cuando hacía berrinche. Su capricho se dirigió hacia las faldas y tu arreglo, porque seguramente contempló que eras aficionada a lucir bien.

    Imagino que la rapidez con la que se casaron estuvo influída por su angustia a tenerte pronto y que no tuvieras oportunidad de escoger entre otros hombres.

    Hay una película (y novela) llamada 9 & half weeks. Se trata de un hombre que crea situaciones para observar la reacción de una mujer. Controla el tiempo, sus sentidos, el contexto y demás, solo para observar qué cara pone la mujer. Este hombre vive a través de las emociones y gestos que causa en su pareja; necesita crear en ella una reacción de la cual se impregnará emocionalmente. Al poseer sentimientos inmaduros, supone que ambos comparten los mismos deseos. En la trama el tipo no logra madurar y la mujer solo logra desprenderse cuando conoce a un pintor que vive para sí mismo y no para agradar a otro.

    Fuente(s): Debes verte bien usádolas.
  • anomar
    Lv 6
    hace 9 años

    no es normal los extremos no son buenos le gusta presumir de que tiene una mujer embidiable fuera turbio si el te pidiera hacer el sexo con otro hombre nientras el obserba / ESTAS MAS MAL TU POR QUE LE PERMITES HACER LO QUE TU NO QUIERES HACER realmente todos los humanos tenemos limites personales y tu le has permitido que invada tu limite de ahi que cada caveza es un mundo

  • hace 9 años

    Hola Amiga!

    Yo creo que es si como un fetiche sexual..

    Le agrada la idea o se excita cuando el piensa que eres objeto de deseo carnal de otros hombres,el ellos querer poseerte en la cama y no pueden,pq eres casada.

    Pero sino te agrada smpre vestirte asi,debes decirselo a tu marido,ya q tu le agradas a el muchahs veces,pues el debe hacerlo mismo por ti.Es algo reciproco.

    No es algo turbio o oscuro,simplemente es como un tipo de vouyerismo.

    Saludos

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.