¿Como herir a una persona con puras palabras?

9 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 9 años
    Respuesta preferida

    Conociendo un poco de su vida.

    Conociendo sus miedos, sus flaquezas, sus defectos que en verdad le molestan o le avergüenzan.

    Exponiéndolo en público.

    Reclamándole y haciéndole sentir culpable.

    Es simple.

    Cuestión de tener ganas de molestar la relación,

    y probablemente de perderla.

    Salu2. Paz y Bien.

    Aguamarina...

    ;)

  • hace 9 años

    oyes no insultes a los demas pero si te cai mal dile esto

    tu estas tan feo pero tan feo que tu mama embes de darte pecho te dio la espalda

    tu mama estan tonta pero tan tonta que fue a un cancurso de tontas y perdio o le dijieron que no acepta profecionales

  • Anónimo
    hace 9 años

    depende de como sea la persona sacale lo q mas le duela..... dile el apodo q le llegue hasta el higado..... gritale enfrente de todos su defecto mas grande el que no la deja vivir en paz es como un veneno letalllllll

  • 🐥
    Lv 5
    hace 9 años

    hazle sentir inferior , y todo lo que hace esta mal esole dolerá

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 9 años

    eso no te va a hacer mejor que el ni mejor ni siquiera importante no ves que ya todo esta mal y le quieres seguir todavia para empeorarlo

  • Anónimo
    hace 9 años

    Pues sii es mujer diiciiendole ke es una iinutil ke no siirve para nada ......................

    la lastiimas diiciiendole puras groseriias ke no siirve para nada ¡SUERTE! xD

    EsperO ke te sirva de halgo :D

  • hace 9 años

    habla y habla sin parar hasta que su paciencia toque quiebre... el resto tu sabras

  • hace 9 años

    diciéndole su vida desde que nació

  • Anónimo
    hace 9 años

    A mí me duele mucho que persigan a la iglesia.

    Soy de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (apodados de manera ignorante como "mormones").

    Tengo conocidos que se han separado de la iglesia, declarándose apóstatas por voluntad propia, y diciendo palabras hirientes dirigidas hacia el Padre Celestial, su hijo Jesucristo, el profeta José Smith, o incluso el profeta actual: Thomas S. Monson. Incluso hay algunos que han negado el Espíritu Santo, a pesar de la advertencia del Señor de que las injurias contra el Espíritu Santo no serán perdonadas.

    Yo exhorto a esos conocidos a que vuelvan al redil del Señor, y escuchen Su palabra, a fin se ser salvos. Algunos han amenazado con denunciarme.

    También tengo dos conocidos que son maestros docentes en una universidad, donde predican la falsa doctrina de la evolución y selección natural de las especies, enseñada por el falso profeta Carlos Darwin a fin de engañar a la gente y que Satanás tenga poder sobre sus corazones.

    Dicha gente se aprovecha de las inocentes mentes de nuestra juventud, y de todos aquellos veleros espirituales que se dejan llevar a la deriva por cualquier viento de falsa doctrina, y se burlan de la iglesia; son unos fariseos hipócritas, unos blasfemos degenerados, unos despreciables herejes, apóstatas paganos, profanos incorregibles, inicuos y pecadores, hijos de Satanás y enemigos de Jesucristo.

    Sus personaldades destilan odio, pues han rechazado a Dios.

    Han negado su testimonio, y serán hijos de perdición. Mas Dios, en su infinita misericordia, no los dejará morar en su presencia, pues serían más desdichados morando en su presencia con la conciencia de su culpa, que sufriendo su castigo eterno.

    Hay un conocido que me amenazó fuertemente con denunciarme por cargos de "acoso verbal y emocional" si no desistía en invitarle a la iglesia del Señor.

    ¡Ojalá que todos aquellos que persiguen a la iglesia, a fin de pagar su culpa, mueran de manera cruel e inmisericorde; que su sangre sea bebida por desgraciados y miserables demonios, y sean golpeados por insensibles delincuentes que rasguen su carne viva en todo su esplendor y la desfilibren fibra por fibra!

    Deseo sinceramente que así como han ofendido a la iglesia, reciban golpes que les disloquen los huesos, al punto de que los huesos de la pierna se partan longitudinalmente, les hagan un corte limpio en la garganta, y salgan por la boca, y que su estómago les cuelgue de las fosas nasales.

    ¡Ojalá que sus cuerdas vocales sean arañadas y raídas con ciego empecinamiento, a fin de que no cumplan más con su función, y de esa forma las dejen se usar para esparcir mensajes falsos!

    ¡Ojalá que todos ellos mueran de la manera más dolorosa posible, quemados en leña verde, con su sangre coagulada por el calor, tal como en tiempos antiguos mataron a Abinadí, un profeta del Señor!

    ¡Que el sable corte sus fibras musculares y el martillo muela sus estructuras óseas sin piedad!

    ¡Que su miseria los haga padecer hambre y sed, y que sean atacados por el penetrante aguijón de la ponzoña, pues han lastimado a los Santos de manera imperdonable!

    ¡Ojalá que pidan piedad y misericordia, y que les perdonemos la vida, y posteriormente deseen morir, acongojados por el dolor de su condena!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.