Azul
Lv 6
Azul preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 9 años

¿ La mayoría de edad es una liberación?

Me dicen que estoy mal educada, contradicción por su parte, porque ellos han sido los que me han educado…

Llevan desde que era pequeña llenándome la cabeza de ideas, planes…

No me dejan tener mis propias ilusiones, por lo tanto mis sueños ( los del dormir) siempre son angustiosos…

Ahora me quieren llevar a un psicólogo, porque les contesto, no entienden que he crecido y que hay mucho, que por supuesto no comparto y menos ese boato que se gastan.

Mi madre ha puesto un listón muy alto, pretende que llegue a ser como ella y si acaso aún más, por aquello de mejorar la raza…

“ No hagas, no digas, no te portes así, sientate de esta manera, emplea bien los cubiertos, el vaso grande es el del agua, aprende a distinguir los tenedores” asqueada me tiene…

“ Nena estás muy delgada” “ nena estás engordando” “ nena no repitas la comida”, parezco un globo que se infla y se desinfla…parece que estuviera cotizando en bolsa,

bajo, subo, repito…

Si falta dinero en casa, tengo yo la culpa, si ellos discuten es por mi culpa, tengo yo la culpa de todo, hasta de que exista la palabra culpa, de eso también soy culpable.

Parece una diosa andando por la casa, tan segura siempre de sí misma, tan admirada, tan perfecta y yo parezco la seta venenosa que crece al lado de un frondoso árbol.

La frase “ tienes que hacer una carrera” retumba en mis oídos, aún no he terminado la secundaria y ya me están machacando con la puñetera carrera. No entienden que soy licenciada, diplomada, en aburrimiento, él que ellos me provocan. Una carrera, la que sea, no importa para nada si no me gusta.

Cuando salgo ( poco) porque me tienen metida en un cofre, escucho las frases de siempre “ no fumes “ “ no bebas” “ no te drogues”, cuando saben que nada de esto hago. Marcho ya cabreada por la desconfianza que les inspiro.

A mis amistades las observan con lupa, y tan tontos son, que no se dan cuenta que yo soy peor que ellas.

Mi madre “ la diosa” a cada poco entra en mi habitación, buscando no sé qué. Me pregunto si se creerá que iba a ser tan zopenca de guardar algo no permitido allí.

Mi padre el “ocupado” me mira sin todavía creer que yo vine al mundo. Creo que me odia, pues por mi culpa se tuvo que casar con mi madre ( por aquello de las habladurías), así que yo soy una hija no deseada. Creo que él tiene una amiga, mi madre pienso que lo sabe, pero…le importa un bledo.

Este papelito que me ha tocado, lo llevo con dignidad, porque otra cosa no me queda, Si decidieron tenerme, ahora que me aguanten, pero que no pretendan que crezca enseguida para liberarse de mí.

Mi madre habla mucho con un compañero de trabajo, ay hipócritas, vaya amor de porquería que se profesan. Luego me quieren inculcar a mí valores, de hojalata los tienen.

Ella está más pendiente de mis historias que de las suyas, por ganas me pondría un cinturón de castidad. Aunque debiera pensar que cualquier día la cigüeña puede dejarles una bomba y…boooom, entonces la casa ya salta por los aires.

Ya me imagino cuidando a mi hermanito, otro niño no deseado.

Supongo que algo me querrán, no lo dudo, la sangre es la sangre, tampoco piensen que me importa mucho, yo tengo mi mundo privado, soy autosuficiente, y en mi mundo ellos no entran, están totalmente fuera de onda, coto privado.

Estoy a tres años, cinco meses y veinte días de la mayoría de edad. Ese día, será mi primer cumpleaños feliz.

Qué hambre me ha entrado escribiendo…

Mamaaaaaá… prepárame la merienda y un zumo de naranja colado, que estoy estudiando mucho…

Azul 3-12-2011

32 respuestas

Calificación
  • hace 9 años
    Respuesta preferida

    Azul: Leí disfrutando cada letra de un relato extraordinario. Y en cuanto a la respuesta: Sinceramente te daré primero la atinente a este personaje adolescente tan perfectamente delineado: sin dudas, ella tiene muy serios motivos para creer, en su madura introspectiva -pues delata las hipocresías de una familia que en verdad no practica los valores ni vive la vida que pretende exigirle- que el sólo hecho de cumplir la mayoría de edad, podrá liberarse de ese modelo abyecto y de las presiones que recibe. Presiones que, acompañadas de desamor, generan precisamente una rebeldía que, quien sabe no irá en aumento al punto de -como suele suceder en casos similares- vivir boicoteando para sí todo lo bueno. Pues, qué esperar de los demás habiéndose socializado así en el hogar: hay desprecio en sus juicios y ahí, noto un trasfondo, que los creyentes llamamos enfermedades del alma o emocionales, por falta de perdón. Es difícil perdonar tanto maltrato -que es a lo que se reduce finamente el tema. Pero no imposible. Y a más se practica, más sencillo resulta, se le toma el gusto a esa liberación que trae.

    Por eso, en este caso, si esta jovencita pudiese de alguna manera recibir amor y comprendiera los beneficios de oro del perdón que desata el Poder de Dios, no haría falta que esperar cumplir la mayoría de edad para liberarse. Esto siempre aclaro, es punto de vista personal que no impongo y respeto toda postura.

    También puede encararse la respuesta por el lado sociológico y de la antropología cultural: cada cultura tiene ritos externos, que marcan un paso de una etapa a otra en la vida. Los que se ven marginados de esto, son también resentidos con la sociedad que los excluye.

    Ciertamente, ya saliendo del relato, cumplir la mayoría de edad es un hito importante, debería serlo, debería -en mi opinión- destacarse como un día especial, que hace a la plenitud, al saberse en pleno ejercicio de todos los derechos y obligaciones para con la sociedad.

    Es posible que la chica del relato logre comprender esto último -llegado el momento- y celebrarlo; lo triste es que tendrá las huellas del dolor de saber que no fue deseada y muchas carencias emocionales.

    Por lo demás es tierno cómo reacciona "atrincherándose", murmurando, sacando sus cuentas y finalmente, en una actitud de dependencia casi vengativa, demandando su alimento así, con "derechos" pero "sin obligaciones"...como todo menor de edad.

    cariños, de quien te admira

    patricia03/12/11

  • hace 9 años

    Azul,son cosas de la edad,lo viejos quisiéramos ser jóvenes,los jóvenes quieren ser adultos,pero no saben,lo que les espera siendo adultos,se creen que la mayoría de edad los va ayudar,que equivocación amiguitos,cuando lo que mas se extrañas,es los retos de tus padres y la comida de mama,estudiar es lo que te queda,antes que se cumplan tus sueños,un titulo te ayuda a ser frente a los problemas de la vida que te esperan.

    Felicidades Azul lindo escrito.

    saludos

  • hace 9 años

    Querida Azul

    He reído bastante y me identifique con esa chica

    Cuando yo era todavía adolescente nada me parecía

    Y me urgía llegar a la mayoría de edad y hoy quisiera

    Regresar a esa adolescencia,pues con esa mayoría de edad

    Te llegan miles de responsabilidades que no quisieras tener.

    Simpático lo que nos compartes,me gusto mucho.

    Fuente(s): Saludos un beso Maltis.
  • Anónimo
    hace 9 años

    Hola Azul

    Un buen relato de la vida cotidiana de los hogares

    en todos es casi siempre así.... educar

    y enseñar buenos modales

    Un beso

    Fuente(s):
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • ?
    Lv 7
    hace 9 años

    Azul amiga Mía:

    Cuál sería tu nombre de pila? decía mi madre, ese es nombre en que debes identificarte cuando cumplas tu mayoría de edad Carlos, mientras te seguiré diciendo Carlitos, y me acuerdo que mi hermano yo nos poníamos savia de tuna en la cara, para que nos creciera la barva más rápido, claro q nunca sucedió, jajajaj, que bellos tiempos.

    Saludos cordiales

    Mis respetos.

    Fuente(s): La prosista inédita del foro.
  • hace 9 años

    HOLA AZUL.

    Mi querida amiga:

    Alguna vez ,(aun lo recuerdo) yo también fui adolecente, y fui padre de tres adolecentes, y ahora soy abuelo de tres, uno de los cuales pronto sera adolecente; Citaré de memoria uno de mis primeros poemas, cuando tenia catorce años de edad y una alforja cargada de sueños.

    Vida joven.

    por Hoz-car...........diciembre de 1961.

    Solo fluye por mis venas,

    una extraña combinación,

    pasado olvidado,

    futuro ignorado,

    presente mezclado

    de dicha y dolor;

    pocos años ya vividos,

    muchos años por vivir;

    Solo tengo aquí en mi mente.

    una rara confusión,

    la vida fingida,

    la muerte ignorada.

    el cielo en el suelo

    y mas allá, nada-

    Es mi joven vida

    el amor soñado,

    es la vida joven

    un anciano sueño,

    casi realizado......

    Noches soleadas.

    días con luna.

    nubes de vida,

    aire de amor......

    Madurez que aun no alcanzo

    y niñez que ya dejé.

    Amiga bella, espero que de esta manera quede cabalmente respondida tu pregunta.

    Te mando besos.

    En mi abrazo todos caben.

  • Anónimo
    hace 9 años

    Querida Azul!

    Muy bueno tu relato representando a una adolescente.

    Por un momento creí que era tu propia historia dado que

    desconozco tu edad.

    En cuanto a mi respuesta te diré que todo es relativo,

    ya que los casos difieren unos de otros aunque tengan similitudes.

    En su gran mayoría, los padres desean lo mejor para ellos,

    pero algunos suelen equivocarse, proyectando sus propios sueños

    frustrados en sus hijos y pretenden que sean lo que ellos quieren,

    sin importarles lo que sus hijos desean.

    Creo que lo correcto es orientar a nuestros hijos, aconsejarlos

    sobre los pro y los contra, ser amigos de ellos y luego de los mejores

    consejos que podamos darles, dejar que ellos decidan sobre su propia

    vocación. Cuantos profesionales habrá que llegaron sin vocación,

    por presión de los padres, y luego vienen las consecuencias,

    mala praxis en los médicos, por ejemplo.

    Ninguno de los dos extremos está bien.

    No ser permisivos y dejarlos en libertinaje,

    ni ser opresores y obligarlos a que cumplan nuestros deseos.

    Los hijos requieren de nuestra educación orientativa,

    y por supuesto debemos respetarlos y exigir respeto,

    pero no imponerles algo a disgusto.

    Gracias por compartir.

    Un abrazo!

  • Sonia
    Lv 7
    hace 9 años

    Querida Azul, mejor no pudiste haber reflejado a una adolescente, mientras lo leía recordaba pasajes vividos, el inconformismo propio de la juventud, he disfrutado mucho la lectura de tu cuento.-

  • Gize
    Lv 5
    hace 9 años

    nooOO claro q no, pq tienes mas responsabilidades xD conforme creces

    suerte

  • hace 9 años

    la mayoria de edad es una liberacion es cierta forma ya que a simple vista tu puedes hacer lo que quieras, sin embargo tu seras responsable de tus actos.

    Y dejame decirte que todos los actos tienen consecuencias, si no es a corto plazo lo sera amediano o a largo plazo. Asi que debes pensar mejor las cosas y saber bien lo que haces. En caso de duda siempre puedes recurrir a tus padre. Definitivmanete a los 18 años no sabes nada de la vida auqnue en tu crebro las cosas parezcan facilas no es asi.

  • ?
    Lv 5
    hace 9 años

    NO! es una ******! yá que empezarás a recibir las nalgadas de la vida, cuya, no tiene preferencia ni compasión de nadie, y la primera , es que te darás cuenta que envejeces CADA DIA MAS!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.