Azul
Lv 6
Azul preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 8 años

¿Podríamos acertar al imaginar el futuro?

Mi viejecito y yo, hemos llegado juntitos a viejitos, ya no estamos tan pegaditos como cuando éramos jóvenes, pero aunque el tiempo haya pasado nos amamos mucho más.

Nos conocimos escribiendo en un foro de poesía, de aquellos en los que se estilaban los amores virtuales. A partir de un primer encuentro no pudimos separarnos más.

Han pasado ya muchos años, él conserva ese gesto dulce que pareciera ingenuo, pero sigue siendo el hombre tan inteligente del cual me prendé.

Me llama Azu, se le mueven los dientes postizos y no llega a pronunciar la ele. Por más que le dije que se pusiera unos implantes dentales no hubo forma de conseguirlo. Él siempre ha estado muy arraigado a sus ideas.

Hace ya años que no dormimos juntos, estuvimos compartiendo el mismo lecho hasta los ochenta y cinco años. Luego, fui yo la que le sugerí que en dos camitas habríamos de estar más que a gusto, total ya nada se podía hacer.

Pasamos las horas conversando, nunca discutimos, ya lo tenemos todo solucionado, y si acaso algo de la tele nos pone en debate, en el sofá tapados con una mantita acabamos riendo los dos y dándonos besitos flojos, para no quedarnos sin respiración.

Mi viejecito al final se quedó calvo, cuidó hasta el último cabello, pero…el ocaso es el ocaso. Al principio parecía un fraile con una coronilla en el ático de la cabeza, emulaba una pista de aterrizaje para los mosquitos, pues todos allí hacían su avituallamiento. Ahora, parece un lama, pero le da cierto aire interesante, que también a los 92 años se puede ser muy interesante, él lo sigue siendo para mi.

Yo después de cortarme un gran trozo de melena, acabé haciéndome un moño y llevo un pequeño lazo acorde al color de mi ropa.

Hemos pasado mucho juntos, tantas vivencias acompañan y entre ellas vienen algunas a mi memoria, pues hoy todavía recordé una cuando me dijo que aún estaba maciza y buena. Ni que fuera yo tonta, no sabré que estoy ya más descolgada que el cortinón de una ventana en verano. Inmediatamente viajé al pasado recordando aquellos celos y hasta la discusión que habíamos tenido, pues el sentía celos si me miraban por la calle y me echaba la culpa a mi, diciendo que era yo que provocaba. Aquella tarde, toda enojada me fui a la casa de mi tía abuela y le pedí algo de ropa. Él me esperaba sentado en un sillón, cuando llegué, absorto miró mi indumentaria, pero nada dijo.

Salimos a la calle y yo agaché la cabeza mirando hacia el asfalto. A los pocos minutos me preguntó que era lo que me pasaba que no levantaba la cabeza, nada le contesté. Y pasados unos pocos más, él siempre tan inteligente me dijo “ ya entiendo, así no provocas ¿ no?” Nunca más volvió a decirme nada, aquel día firmamos algo muy importante y fue creer el uno en el otro, sin celos absurdos.

En ocasiones se le va la memoria, caprichosa se marcha a tiempos jóvenes, aunque sé que a mi también me pasa. Ambos ya estamos caducados, somos como los alimentos que una vez han pasado la fecha límite, ya comienzan a perder nutrientes y a deteriorarse a pasos agigantados.

Él lucha por conservar la memoria, pero cuando le pido que me ayude a algo, sus manos se confunden y tal vez acabe en la basura, lo que habría de guardar en la nevera.

Ya son muchas veces las que ha metido sus lentes en la lavadora y guardado el teléfono móvil en el cajón de los cubiertos. Sé que él se avergüenza cuando se lo digo, pero le hablo con todo con mi cariño

Mi viejito está algo delicado de salud, yo le cuido todo lo que puedo, pero no sabe que yo estoy más enferma que él y que pronto partiré. Temo tanto abandonarle, se me parte el alma imaginándole viendo solo la televisión o escribiéndome algún poema cuando yo esté en el más allá.

Sé que nadie es imprescindible, si, todos somos necesarios. Pero ¿ cómo le habré de decir que poco tiempo me queda ya de vida?

Saber que al final se ha de quedar solo me entristece, por eso intento estar junto a él todo lo que puedo.

Han pasado los años ¿ rápido ? ¿a su tiempo ? no lo sé, pero hemos sido muy dichosos y sé que lo sentirá cuando yo me vaya, pero ya le he escrito algo para que lea después, cuando ya no esté. En esta carta que le dejo, le digo que allá en el cielo le esperaré con los brazos abiertos, como los extendí cuando le vi por primera vez y paseáremos de la mano, con un verso recitado y tantos recuerdos acumulados para que vaguen con nosotros en la eternidad.

La preguntas que dejo en el foro son éstas:

¿ Crees que eres imprescindible ?

¿ Piensas que si tú faltaras algo se detendría, además de tu vida ?

Azul 10-11-2011

22 respuestas

Calificación
  • Lia
    Lv 7
    hace 8 años
    Mejor Respuesta

    Las personas que tocan nuestras vidas forman un tejido orgánico que es rico y variado. Cada vez que alguien que conocemos, amamos, con quien convivimos muere, hay un espacio en el tic tac del reloj que se pierde. El tiempo parece detenerse. Pero no es eso, es el alma que nos abandona que toma su espacio junto a la eternidad. La despedida es inevitable, el vacío y la sensación de tristeza y pérdida serán tan profundas o prolongadas como sea que ese ser nos haya impactado. Lo que siempre sucede es que nos mueve a la reflexión sobre la fugacidad de la vida y la fragilidad de nuestro estado en este mundo.

    Todos tenemos un lugar bajo el sol y en esa medida será nuestro impacto en los otros, y el tamaño del vacío que deje nuestra partida.

    Bello tu relato, lo que cuestionas mueve a pensar/nos más allá de nosotros.

    Abrazo.

  • Isabel
    Lv 7
    hace 8 años

    AmigA AzuL:

    Es bellisimo tu relato... Pude imaginarme como su protagonista, pensando en lo lindo que hubiera sido, llegar a la vejez teniendo a mi amoroso compañero al lado... y así seguir, juntos, seguir el resto de nuestras vidas y en el más allá.

    Contesto ahora tus preguntas...

    1.- ¿Crees que eres imprescindible?

    R.- Hace unos meses me dijo uno de mis hermanos: "Ciertamente nadie es imprescindible, pero nos eres necesaria". (Se refería a la responsabilidad que llevo a cuestas, por ser quien está al pendiente de nuestra madre enferma).

    2.- ¿Piensas que si tú faltaras algo se detendría, además de tu vida?

    R.- La vida continúa así se muera el mismo Papa. Pero seguramente, habrá quienes añoren mi presencia, como me ocurre con mi esposo.

    http://www.youtube.com/watch?v=8B0gak_BgoA

    Youtube thumbnail

    Te envío un abrazo grande. Gracias por tus preguntas.

    Isabel.

  • ¿Crees que eres imprescindible ?

    No lo somos, tú misma lo dijiste, somos necesarios, más no imprescindibles.

    ¿Piensas que si tú faltaras algo se detendría, además de tu vida?

    Nada se detendrá, la vida continúa, podemos llenarnos al principio que nos correspona enfrentar la partida de nuestro ser más querido, de profunda pena y tristeza, y con el tiempo de nostalgia y melancolía, pero nuestra existencia seguirá su rumbo a pesar de esa carestía.

    Tu relato es muy humano y de gran sensibilidad. Detalles muy propios de la edad dorada que lo hacen muy elocuente, te felicito de veras.

  • hace 8 años

    Muy hermoso y tierno lo que contas, aunque me has creado una duda ojala que este relato es una imaginación de como vos te ves con tu marido en un futuro, siento que en la vida nadie es imprescindible, somos importantes pero todo tiene su cura, su cicatriz. Si yo faltaría además de no tener mi vida, sería un dolor para los que me quieren o amen, pero pasando un tiempo de duelo, todo volvería a la normalidad, creo que en el caso de dos personas mayores y viviendo tanto tiempo las respuestas son distintas, en este caso creería en que si tanto vos o el son imprescindibles uno con el otro y si faltaría uno, el otro en muy poco tiempo iría a tu encuentro. Golpe bajo a mis sentimientos, algo maravilloso. Saludos.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 8 años

    Hola Azul

    Siempre me han gustado tus cuentos

    son bien relatados y quedan con una linda enseñanza

    son tiernos y amorosos, algunos reflexivos.

    Gracias amiga por compartir tus escritos.

    Un beso

    Fuente(s):
  • hace 8 años

    Hermosa historia futurista Azul, ojal se pudiera conocer al menos un solo día.

    Si somos imprescindibles? no lo creo solo para nosotros mismos y nuestra existencia, pero no se detendrá el mundo si no estamos en él.

  • hace 8 años

    Sabes Azul, me robaste lágrimas con tu conmovedor escrito, finalmente y después de tanto tiempo desperdiciado en tonterías, lo más importante es la union, la compañía, la comprensión y el cuidado de unos a los otros.

    Una historia de amor muy bonita que seguramente trascenderá después de la muerte. Y por más doloroso que sea aceptarlo, ese momento es ineludible en nuestra vida.

    En cuanto a tu pregunta, a veces pienso que sí soy imprescindible por ser el único sostén de mi pequeña familia y eso me pesa mucho. También pienso en que sucederá con mi hija y el pequeño Helios si yo por alguna razón, ya no estuviera con ellos y siento una preocupación profunda y un gran dolor.

    Yo se que la vida continurá a pesar de mi no existencia, que todo seguirá su rumbo y su ruta, pero es tan difícil desapegarse de una responsabilidad y de un amor que puede llegar a ser, el único motivo de nuestra existencia.

    Magnífico escrito querida amiga, sin duda para reflexionar.

    Muchas gracias¡¡

  • Anónimo
    hace 8 años

    SALUD

    Nada se detiene, tu no eres inprescindible, solo lo eres para ti, seras un recuerdo para tu entorno y en 50 años solo una foto y en 100 nada, ni una nota, tan simple como eso

    SOMALIA MUERE DE HAMBRE GRACIAS AL AFRICON TOMEN CONCIENCIA DE ESTE DRAMA

    NO A LA ENERGÍA NUCLEAR BARATA MATA Y CONTAMINA

    SALUD Y ANARQUÍA

  • Sonia
    Lv 7
    hace 8 años

    Azul tu cuento arranca más de una lágrima, de conmoción, de placer a leer una historia de vida tan bella, detalles dejados al pasar que reflejan un amor de verdad, ese que a todos nos gustaría protagonizar, bellísimo por donde se lo lea.

    En cuanto a tu pregunta solo los miserables de pensamiento piensan que son imprescindibles.

    Quisiera que cuando me llegue el momento sea en paz absoluta, la vida sigue, solo habré sido un eslabón.-

  • hace 8 años

    Azul amiga:

    Nadie es indespesable, pero depende del caso, la vida misma es indispensable para los que respiramos y vivimos en este valle de lágrimas, el aire es indespensable y los alimentos inclusive, solo que el egoismo patológico, de una mayoría cree es ego u orgullo, pero si somos indispensables para vivir en unidad y comunión, en la sociedad, solo en la muerte dejamos de ser indispensables, si tu no ubieses escrito este bello relato, sería imposible contestarlo, es necesario o indispensable, como sinónimos comunicarnos.

    Saludos cordiales

    Mis respetos.

  • Boguie
    Lv 5
    hace 8 años

    Nadie es imprescindible, pero todos somos muy importantes, de eso no cabe duda. Se añora más a los que nos dejan, que cuando los teníamos con nosotros, eso es cierto.

    No sé que se detendría si yo faltara, quizás el cariño de todos los que me quieren, y que ya no me lo podrían dar, porque aunque lo mantuviesen después de mi partida, nada sería lo mismo.

    Tu historia que nos remonta a una postrera edad en la que aún no nos imaginamos, es un fiel reflejo de lo que sucede a la gente que la está viviendo ó vivió. Resulta sin dudar, enternecedora y muy real.

    Es una suerte llegar a esos años disfrutando de la persona amada, eso no puede compararse a ningún otro premio que nos regale la vida, ya sé que el amor de los hijos es lo más importante, pero no es comparable, además un bello amor nunca traiciona, el amor de los hijos no siempre está garantizado, su vida puede dar giros que los alejen de nosotros.

    Tu pregunta es difícil compañera, ¿Acertar con lo que nos depare el futuro?, prácticamente es imposible, si podemos aproximarnos viendo la trayectoria que llevamos, nada más, pero vaticinar con total certeza........uhmmmm, complicado, muy complicado.

    Gracias, mi querida "relatadora de cuentos".

    Boguie.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.