Azul
Lv 6
Azul preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 9 años

¿ Por qué en las bodegas hay bichos y pulpos? Segunda parte.?

viene de http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qi...

Con grandes reflejos le agarró por el collar, evitando que me mordiese y saliendo al jardín le dejó atado.

Haría falta escribir un libro de todo lo bello que a mi paso iba encontrando, era una casa decorada con ternura, como si todo lo que la adornase formara parte de la historia de aquellos dos ancianos.

Ya en la parte alta comenzó a enseñarme las habitaciones, la mayoría tenían unos doseles muy simpáticos, hasta incluso descendían de ellos tules a modo de mosquiteras. Todas las recámaras estaban decoradas en colores que compaginaban, y a pesar de ser completamente distintas, no chocaba la decoración. Cada una tenía un baño propio y un pequeño balcón, cuyas vistas daban a un lado o a otro de la casa.

La casa tenía dos terrazas, la de la fachada y la de la parte trasera. Una recibía el aire de la montaña y la otra el del mar. Me asomé a esta última, la temperatura había descendido unos grados y aquel vestido sin mangas que llevaba, hizo que me diera un escalofrío. Él, al igual que en las películas, sacó su chaqueta americana y la puso sobre mis hombros, pero…no la soltó, de forma que la atrajo hacia él, pero conmigo dentro.

Me quedé sorprendida…ganas que pasé de lanzarle por la terraza hacia abajo. Pero, recordé que tenía que tener calma, ya aparecería la ocasión de dejarle “ mi recuerdito” y empujarle, no era conveniente, no por él, sino por las consecuencias para mi.

Le miré a los ojos y simplemente le dije, que era lo que pretendía. Me soltó y continuamos el paseo por la casa.

Llegamos a la gran cocina, puesta con todo lo necesario, para el deleite de quien le gustara cocinar, cosa que me preguntó, a lo cual le dije que sabía hacerlo, pero prefería que me lo dieran hecho. Él confirmó que si, que era una de sus aficiones. Pensé suerte que tienes…y al compás del pensamiento, le devolví la chaqueta.

Pero él…era hombre tenaz, insistente, luchador…y cuando me quedé fija mirando la gran campana extractora de humos, aprovechó y sus manos rodearon mi cintura, dirigí la mirada hacia la gran familia de cuchillos y pequeñas hachas de cocina… aquello fue suficiente, pues volvió a soltarme. Pero yo no miraba los cuchillos para agredirle, no, ni mucho menos, iba a preguntarle el por qué de tantos. Reconozco que…bueno si, le quise asustar un poco, pero nunca le hubiera hecho nada, porque cada vez me gustaba más.

En esto apareció la gatita que yo le había regalado a la dueña de la casa, la tomé en mi mano, él sonrió y me dijo “ se parece a ti”

A mi tanta amabilidad ya me estaba confundiendo, pero él ignoraba que algo le tenía que preparar. Dejamos a la gata a su manera y me invitó a conocer la bodega…

Volvimos a bajar, un estrecho pasillo nos llevó al recinto, tras una puerta muy gruesa de madera, allí se hallaba la bodega más espectacular que había visto en mi vida.

Entramos y cerró la puerta, con la excusa de que entraba calor.

Yo me había percibido antes de entrar, que aquella puerta tan enorme tenía una gran manilla y que a los lados de la pared había unas lanzas de hierro, de no sé que época me dijo, las miré con detenimiento, no, no pensé en nada extraño pero…

…la mente comenzó a iluminárseme cuando el volvió otra vez con su tercer intento, pero no se me iluminó por sus intenciones ni por la bebida que allí había, yo soy antialcohol, sino porque algo se me estaba ocurriendo.

Al ver su pretensión, me libré de sus brazos y comencé a caminar por los pasillos, él desistió y comenzó a mostrarme vinos de distintas partes de España y del mundo.

Me llamó la atención que hubiera un gran congelador y dentro, montones de pulpos que estaban allí comprimidos. A lo que me dijo, que ellos esperaban a la próxima fiesta.

También en una gran meseta una pila de quesos…semicurado le dije, cuando me preguntó que tipo de queso me gustaba.

Me dio lástima ver a una araña pequeñita que estaba atrapada en su propia red.

De pronto saltó el piloto, la idea, mi venganza…

Sentí arruinarle aquella emoción que sentía al mostrarme la bodega, tan grande ésta como cuando me mostró la biblioteca con todos aquellos libros tan antiguos pero…así es la vida…

Le comenté que estaba todo muy organizado, pero, que me resultaba raro que tuvieran ratas en la bodega, a lo cual él sorprendido dijo:

-“¿ Qué? ¿ratas? ¿ dónde? “

Señalé el sitio, éste bastante alejado de mi, debajo de una estantería allí le confirmé que había visto al roedor. Mientras tanto yo iba retrocediendo hacia la salida, y una vez le vi agacharse buscando la rata inexistente, salí de la bodega, cerré la puerta y con una de las lanzas de la pared, atravesé la manilla, quedando la puerta imposible de abrir, pues ésta abría hacia afuera y la lanza de pared a pared, no dejaba que se abatiera. Allí se quedaba con el resto de los bichos.

Cont. sig. pregunta

7 respuestas

Calificación
  • hace 9 años
    Mejor Respuesta

    Que mente tan sagaz., jajajajaja....es imposible quedarse inerte.....tengo que reirme por como tu mente iba trabajando, maquinando ideas lentamente y lo lograste, jajajajajaja!!

    Solo percipi una sola aran~ita y los deliciosos pulpos para la proxima fiesta...., pero lo de la rata no me lo creo, jajajajajaja.....es solo invencion tuya, para que el se envolviera en tratar de hallarla y tu aprovechar para hacer la maldad, jajajajajaja!!

    Pulpos y un solo bichito......la pobre y triste aran~ita!!

    Estoy hipnotizada, jajajajajaja!!

    Regresare man~ana.......deseo saber el final, jajajajaja!! :)

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 9 años

    que cruel eres pobre

    Ya me empieza a caer bien.

    Fuente(s): Saludos un beso Maltis.
    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Lilí
    Lv 6
    hace 9 años

    Insitente el muchacho jeejejeje

    Se me hace que creía que ibas a ceder de un momento a otro.

    Azul al final SI culminaste tu venganza. Mirá que encerrarlo allí al pobre.

    Sigo en la III parte !

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 9 años

    ¡MUJERES! Lo primero que ven son los pasadizos, las escaleras, las terrazas, los balcones, los muebles, la decoración, las viandas... ¡Y lo último que ven es al hombre!

    En mi caso es al revés. Cuando estoy acompañado el universo desaparece y lo único que existe es ella. Claro que a veces se me pasa la mano y una vez me ocurrió algo muy parecido a lo que mencionas. En aquella oportunidad la chica me dijo que me asomara al balcón. Allá fui esperando a que viniera ¡Y la muy grandísima cerro la puerta y me dejo a la intemperie hasta el día siguiente!

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Cappi
    Lv 6
    hace 9 años

    Hola Azul

    Ten cuidado con el dulce

    sabor de la venganza no

    sea que se vuelva contra ti

    boy por la tercera parte

    Un beso

    CAPPI

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 9 años

    jajajajjajajajaja querida azul

    nada menos que lo encerraste jajajaajajjajaja

    vaya ingenio, y lo de la rata ups genial

    felicidades de corazon

    espero con ansia leerte el siguiente capitulo

    abrazos con cariño

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 9 años

    jajajaja perfecto, la venganza es placer de los dioses!!!

    • Inicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.