Anónimo
Anónimo preguntado en Salud y bellezaOdontología · hace 9 años

¿cuales son malos hábitos para la salud de los dientes?

morder un lápiz hace daño?

3 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 9 años
    Respuesta preferida

    Chupeteo del dedo gordo. El dedo pulgar presiona sobre los dientes superiores moviéndolos hacia arriba y adelante. El lado donde está la uña del dedo pulgar, presiona sobre los incisivos inferiores desplazándolos hacia abajo y adelante. Al chupetear el dedo pulgar, se comprimen las mejillas contra las premolares y molares dando como resultado un paladar alto y estrecho.

    Deglución infantil. Mientras el bebé sea alimentado (hasta los 4 meses) con líquidos, éstos son tragados apoyando la punta de la lengua sobre el pezón o el biberón, para que resbalen.

    Ya mayorcitos, cuando su alimentación es más sólida, la punta de la lengua se apoya sobre el paladar en el momento de tragar. Si la forma infantil de tragado continúa fuera del tiempo normal (4 meses), la presión de la lengua sobre los dientes del frente los obligará a separarse y salirse.

    Respiración bucal. Normalmente la respiración se realiza por la nariz, pero no es raro, sobre todo en niños que por problemas en sus fosas nasales, el aire tenga que pasar mayormente por la boca.

    La presión del aire sobre el paladar provoca la deformación del mismo, profundizándolo y acercando los dientes entre sí. La boca entreabierta no permite la contracción de los músculos de los labios, haciendo que los dientes de arriba y de abajo se desplacen hacia afuera.

    Mordida del labio inferior. Este es uno de los problemas más frecuentes. Consiste en que el labio presione sobre los dientes de arriba, obligándolos a salirse de su posición normal, mientras que la parte de atrás del labio hace presión sobre los dientes de abajo y los hunde hacia atrás.

    Muchas veces, los dientes de arriba y los de abajo, se ponen en contacto en una relación distinta a la que la mayoría de las personas poseen normalmente. Las causas pueden ser caries, enfermedad periodontal o los malos hábitos orales.

    La articulación que mueve a la mandíbula trabajará en estos casos, de manera forzada y se inflamará dando lugar a unos síntomas que a menudo ni el paciente ni el médico atribuyen a la dentadura. Esta sintomatología consiste en ruidos al abrir o cerrar la boda, dolores de cabeza, dolores de cuello y zumbidos de oídos, entre otros.

    La pérdida prematura de piezas temporales, principalmente cuando se trata de los incisivos, predispone al niño a desarrollar malos hábitos orales. Los más frecuentes son: sacar la lengua por espacio de los dientes faltantes, el chupeteo del dedo y la mordida del labio inferior. Estos hábitos se establecen porque al perder los incisivos, queda un espacio donde el niño puede colocar su lengua, dedo o labio desarrollándose el hábito que después puede ser difícil de corregir.

    Si usted observa cualquier anomalía de este tipo, consúltela inmediatamente con su odontólogo.

  • hace 9 años

    Morder los lapices desgasta los dientes y te mencionare otros malos habitos:

    Morderse los labios

    Morder objetos

    Morderse las uñas

    Chuparse el dedo

    Hacer muecas en exceso

    No lavarse los dientes

    Rechinar los dientes

    Estos habitos pueden provocar movimiento de la quijada y mal posicionamiento dental.

    Suerte!

  • Anónimo
    hace 9 años

    comer caramelos

    no cepillarse los dientes

    tomar ácidos ya que desgastan el color a los dientes

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.