? preguntado en Sociedad y culturaOtros - Sociedad y Cultura · hace 1 década

¿quien sabe de la esclavitud infantil?

todo me sirve, por favor es Super urgente....

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Trabajo infantil: el fin de la inocencia

    El trabajo infantil involucra a un millón y medio de chicos de entre 5 y 17 años, según datos oficiales que serían dados a conocer hacia fines de este mes. La pobreza, la falta de empleo de los padres y la violencia familiar son algunas de las razones que los empujan a una actividad laboral

    Domingo 18 de diciembre de 2005

    En verano, el sol del mediodía se desploma sobre el asfalto y lo vuelve un río de lava que derrite la suela de goma que todavía queda en las zapatillas sin cordones de Luis; zapatillas sucias y agujereadas de tanto ir y venir de una esquina a otra, de un auto a otro, de un malabar a otro, de una moneda a otra, o, según de qué lado se lo mire, de la nada a la nada. Así, todos los días.

    "Los pibes de malabares lanzan al aire tres o cuatro pelotitas y algunos con destrezas mayores juegan con cinco esferas desangeladas que dibujan un círculo en movimiento en algún recodo del espacio, mientras las manos pequeñas se mueven con el ritmo suave de las alas", dirá el sociólogo Alberto Morlachetti, creador de la Fundación Pelota de Trapo y coordinador nacional del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, una organización que reúne a 400 instituciones no gubernamentales de todo el país que trabajan con niños y jóvenes. Este movimiento, tal vez la primera expresión de alarma, nació en 1987 en una humilde capilla de Florencio Varela, impulsado por Morlachetti y el padre Carlos Cajade, director del Hogar de la Madre Tres Veces Admirable, recientemente fallecido.

    En invierno, el frío del atardecer congela cuerpo y alma de quienes, como aquel Luis de las zapatillas agujereadas, no saben de estaciones porque siempre es lo mismo y nada cambia nunca. De eso conoce bastante Walter Ramos, ahora mayor de edad, ex peón de un matadero de General Arenales –un pueblo cercano a Junín, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires– que todas las mañanas desde hace diez años recorre en una pierna la bajada de la autopista 25 de Mayo y Madero mientras arrastra, ayudado con un palo de escoba, la otra, la izquierda, la que le rompió en tres partes un camión en la ruta 7 cuando venía de Junín con su moto para forjar otra vida y se la dejó doblada para siempre; que él recuerde, nadie hizo nada bien para recuperar esa pierna inútil y, tal vez, doblarle el destino.

    Venta ambulante, trabajo doméstico, llamadores en parrillas, peones de albañil, limpiavidrios, abrepuertas, mendigos, cirujas, malabaristas, botelleros, cadetes, floristas, canillitas, maleteros, lustrabotas, basureros, horneros, changarines, cuidacoches, quinteros, zafreros, cartoneros, cosecheros... Se calcula que entre un millón y medio y dos millones de chicos de entre 5 y de 14 años (el 22 por ciento de la población de esa edad) trabajan en algunas de estas actividades en la Argentina, de acuerdo con datos que maneja el Ministerio de Trabajo, a los cuales la Revista tuvo acceso, y con encuestas hechas por ONG que se ocupan de esta temática, entre ellas, Unicef.

    La explotación laboral infantil, que es hija de la pobreza, reconoce también otras causas, que van desde la permisividad social y patrones culturales hasta la violencia familiar, la falta de oportunidades y el incumplimiento de la obligatoriedad de la educación. Sus consecuencias son tan predecibles como inevitables: profundiza la desigualdad, acelera el proceso de maduración, pero limita el educativo, y empuja al niño a un ambiente adulto y hostil, donde encontrará problemas de adaptación, traumas y abandono.

    Consecuencias en la educación

    58,2 % de los adolescentes de 13 a 17 años que trabajan no asiste a la escuela

    .

    27 % de los niños con actividad laboral alta han repetido de grado al menos una vez

    .

    Entre 6000 y 7000 niños dejan la escuela durante la temporada de cosecha

    .

    (Fuente: Unicef)

    El trabajo infantil en el mundo

    Según la OIT, hay en el mundo 351,7 millones de niños de entre 5 y 17 años que trabajan. El 80% de ellos lo hacen en la economía informal. Tres de cada cuatro niños trabajadores abandonan los estudios.

    .

    En América latina trabajan 17.000.000 de niños menores de 15 años. De cada cuatro adolescentes latinoamericanos que trabajan, sólo uno va al colegio. Más de 2.000.000 de niños y niñas son objeto de explotación sexual.

    .

    En Chile, 107.676 niños menores de 14 años trabajan en condiciones inaceptables.

    .

    En Uruguay trabajan 34.000 niños de entre 5 y 17 años (el 6,5 por ciento del total de la población de esa franja).

    .

    En Portugal trabaja el 5 por ciento de los chicos de entre 12 y 14 años.

    .

    Se calcula que en Paraguay hay 658.793 niños de entre 10 y 14 años; de ese total, trabajan 233.096.

    .

    Los niños de entre 5 y 17 años que trabajan en Brasil son 5.400.000. El 35 por ciento tiene entre 5 y 9 años.

    .

    En Asia, el trabajo infantil se observa principalmente en fábricas textiles, panaderías, canteras y minas. Un millón de niños y niñas son forzados a ejercer la prostitución en India, Tailandia, Taiwán y Filipinas.

    .

    En Africa, trabaja un niño de cada tres. Además, 120.000 niños están involucrados en conflictos armados.

    .

    En los Estados Unidos, 3.000.000 de chicos son explotados sexualmente.

    .

    Fuente: OIT

    Qué hacen con el dinero que obtienen

    44,2 % le entrega el dinero a su madre

    .

    19, 25 % destina el dinero para ir a videos

    .

    13 % compra ropa

    .

    6,5 % compra comida

    .

    2,6 % lo ahorra

    .

    Fuente: UNR

    Las peores formas

    Según la OIT, hay en el mundo 351,7 millones de niños de entre 5 y 17 años que trabajan. De ellos, 170,5 millones, el 48,5 por ciento, realiza actividades enmarcadas como "peores formas de trabajo infantil", que ponen en peligro su salud física y mental. Según el convenio 182, del 1° de junio de 1999, de la OIT, ratificado por 150 países, entre ellos la Argentina, la caracterización de las "peores formas de trabajo" son la esclavitud infantil, la prostitución y pornografía infantil, el denominado turismo sexual y el uso de menores para el narcotráfico y otros crímenes, así como en conflictos armados. "Se trata de un grave error conceptual incluir dentro de esta categoría los hechos o actividades que constituyen gravísimas violaciones de los derechos humanos. La explotación sexual no es un trabajo: es un delito. En estas actividades no hay ningún proceso de trabajo que esté desarrollando, sea éste de tipo formal o informal; la relación se establece por vía de la coerción y degrada al ser humano", advierte el doctor Jorge Kohen.

    Las patologías más comunes

    Encuesta aplicada en escuelas de Rosario, que compara niños que trabajan con los que no lo hacen

    Trabajan

    Aumento de peso 50%

    Decaimiento 36%

    Hormigueo en las manos 42%

    Dolores articulares 26%

    Dolor de espalda 32%

    Picazón de nariz 36%

    Inapetencia 30%

    Respira con dificultad 20%

    Ardor estomacal 18%

    Tos crónica 14%

    Problemas auditivos 14.8%

    Picazón en la cola 4%

    No trabajan

    Aumento de peso 35.9%

    Decaimiento 35.9%

    Hormigueo en las manos 18.8%

    Dolores articulares 26.6%

    Dolor de espalda 21.9%

    Picazón de nariz 17.2%

    Inapetencia 12.5%

    Respira con dificultad 17.2%

    Ardor estomacal 14.1%

    Tos crónica 14.1%

    Problemas auditivos 10.9%

    Picazón en la cola 0%

    Los síntomas de picazón en nariz y cola indican parasitosis. El aumento de peso está vinculado a que un niño que trabaja en la calle en el ámbito urbano hace una y hasta dos comidas más que un niño que no trabaja. El hormigueo en las manos es un síntoma de lesión neurológica periférica

  • hace 1 década

    www.solidaridad.net

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.