Anónimo
Anónimo preguntado en Música y entretenimientoPelículas · hace 9 años

¿Entienden la pelicula de La Isla Siniestra?

Actua Leonardo DiCaprio. Me La pueden explicar detalladamente, gracias doy puntos!

3 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 9 años
    Mejor Respuesta

    Hola, la película nos traslada a 1954 y nos presenta a Teddy Daniels (DiCaprio), un agente judicial que se dirige, junto con su compañero Chuck Aule (Mark Ruffalo), a una pequeña isla donde está situado un hospital psiquiátrico en el que se internan a los enfermos más peligrosos. El motivo del viaje es la misteriosa desaparición de una peligrosa paciente, cuya fuga tiene desconcertados a los encargado de la institución. Nada más llegar a la isla, Daniels, quien esconde la verdadera razón de su implicación en el caso, descubre que no será fácil encontrar a la mujer, ya que nadie parece dispuesto a colaborar con ellos.

    Desde la primera escena, se nos muestra que Daniels no está bien. Primero culpa al viaje en barco, porque está mareado. Habla con su compañero, con quien no había trabajado antes, y se distrae por un momento. Le aclara que es viudo. Un pirómano incendió el bloque de apartamentos donde vivían y él estaba de servicio, no llegó a tiempo. Esto es, Daniels va a la isla en mal estado, tanto físico como anímico. Desde que desembarcan hasta que llegan al portón principal, la siniestra institución es presentada magníficamente con un acompañamiento musical que hiela la sangre. La sensación es que Daniels está entrando en el infierno.

    En la puerta, le quitan las armas. Allí mandan los vigilantes del centro/prisión. Pronto les presentan al Dr. John Cawley (Ben Kingsley), la cabeza visible de la institución médica, quien desde el principio se muestra reacio a colaborar con los agentes en la forma que éstos demandan. Revisan la habitación donde residía la paciente y Daniels descubre un pedazo de papel oculto en el suelo. “La ley de los 4; ¿quién es el paciente 67?“. Cawley no tiene ni idea de qué significa. Hablan con los empleados y Daniels vuelve a descubrir algo: uno de los guardias no estuvo en su puesto todo el tiempo. Interrogan a un grupo de pacientes y uno de ellos escribe “RUN” (“HUYE”) en la libreta del agente. Los guardias salen a buscar a la desaparecida, pero no hacen nada realmente, porque piensan que ha muerto. Todo es demasiado raro en Shutter Island. Sin duda, algo huele a podrido allí dentro, y Daniels está dispuesto a destaparlo.

    La película va pasando de inquietante, tenebrosa, a opresiva, agobiante. Es un oscuro y retorcido laberinto en el que el protagonista se va perdiendo cada vez más, incapaz de fiarse de nadie, ni siquiera de su compañero, decidido cueste lo que cueste a resolver el misterio de la paciente y saldar una cuenta pendiente personal, que tiene con alguien que podría estar escondido en aquel lugar. Todo está perfectamente orquestado para diseñar una implacable tela de araña que atrapa a Daniels.

    Presentada la institución mental, sus extraños habitantes y los enigmáticos empleados (entre ellos un doctor alemán, interpretado por Max Von Sydow, del que desconfía plenamente Daniels), y con la investigación bloqueada por falta de pruebas, toca centrarse en Daniels. El temporal que azota la isla (lo que hace imposible marcharse de allí) y la atormentada mente del protagonista parecen una misma cosa. Desde que el agente entra en el recinto se siente especialmente violento, vulnerable a las miradas, las palabras y el aire que se respira en Shutter Island. Todo le afecta allí dentro. Y su cabeza es el campo de batalla. Las heridas del pasado vuelven al presente. Recuerda lo que vivió siendo un soldado, recuerda a su amada esposa (Michelle Williams)...

    Los sueños poco a poco parecen mezclarse con la realidad. Daniels cree que le están administrando drogas. Sus desconfianzas iniciales van aumentando y pronto sospecha que ha caído en una trampa. Las incontables piezas del puzzle parecen ir encajando, formando una terrible imagen en la que los médicos son los principales enemigos. Daniels está convencido que le han llevado allí para convertirse en el paciente 67 al que se refería la paciente desaparecida… El suspenso llevado al máximo. Toca resolver el asunto. Llegamos al clímax… y cuando se descubren las cartas, en mi opinión, ‘Shutter Island’ da un bajón impresionante. Tanto que parece una broma. Pero no, se le empieza a explicar la película al público y uno va resignándose. Bueno, pues nada. Superado el impacto del jarro de agua fría, la película vuelve a recuperarse. El final recupera el mejor tono del film, acabando en una escena extraordinaria.

    Pasa que el investigador que interpreta DiCaprio, resulta ser un sherif interno que por un trauma (su esposa ahogo a sus hijos por ser maníaca-depresiva y por despecho él la mato de un balazo) esta hospitalizado ahi, sus doctores deciden darle una ultima oportunidad antes de una condena final ya que el bloquea todos sus recuerdos y piensa que esta en el caso de la desaparicion de una interna. Al final reacciona y parace que se encuentra bien. Pero en la mañana siguiente le da un indicio a su doctor de que sigue bloqueando sus malos recuerdos. Pero le pregunta "Que es peor?", "Vivir como un monstruo? o "Morir como un hombre decente?". Lo que nos da a enterder que se encuentra bien pero finge para terminar con su destino.

    El protagonista está totalmente cuerdo al final de la pelicula, pero prefiere morir que vivir toda la vida con el sentimiento de culpa. La última frase es fundamental.

    Espero te sea útil el dato.

    Saludos.

  • Anónimo
    hace 9 años

    si el muchacho , (leonardo di caprio) se embarca a una isla con otro detective . (o sea los dos son detect.) para investigar la desaparicion de una interna de una carcel.

    Una vez alli empieza a investigar sobre esta mujer , lo cual la pelicula va tomando mayor relevancia en el tema , pero cuando esta llegando al final da un giro de 180 grados , ke no esperabas! no te digo el final , asi lo ves<!..-..-.......asi son las sinopsis no? echa por mi. besos

  • hace 9 años

    La historia comienza en un transbordador en 1954, los agentes federales, Teddy Daniels (Leonardo DiCaprio) y Chuck Aule (Mark Ruffalo) son enviados a una institución mental para criminales situada en una isla de difícil topografía llamada Shutter Island, con el fin de buscar a Rachel Solando, una psicótica que ha escapado misteriosamente de su celda. Teddy Daniels tiene además en su mente los recuerdos del campo de concentración de Dachau, donde la vista de miles de cuerpos congelados de los prisioneros lo atormenta.

    Teddy Daniels además lo impulsa el deseo de encontrar a Andrew Laeddis, el asesino de su esposa; su esposa se le aparece constantemente en visiones. Una vez dentro, conocen al doctor John Cawley, la cabeza visible de la institución, quien no está dispuesto a colaborar con los agentes.

    Una tormenta los deja atrapados en la isla, y un caos entre internos empeora la situación. A lo largo de la cinta, las circunstancias en el interior de la isla hacen renacer los recuerdos y los conflictos internos del protagonista central, en donde él suponía que llevaban ahí a los internos para hacer experimentos con ellos, específicamente en un faro al costado de la isla.

    Sin embargo llega un momento en que Daniels va hacia el faro en la esperanza de encontrar a Laeddis, sin embargo al llegar arriba se encuentra con el Dr. Cawley quien le dice que él no es Daniels sino Andrew Laeddis. Cawley le explica que ha sido paciente en Ashecliff por 2 años, desde que mató a su esposa (que era maniaco-depresiva) en un arranque de ira luego que ella ahogó a sus hijos. Cawley , le explica que Rachel Solando nunca existió. En eso llega su amigo Chuck, quien en realidad es el Dr, Sheehan, el psiquiatra de Andrew (Di Caprio). Explican que Andrew vivía una fantasia como una forma de separarse de la realidad y que en su fantasía él buscaba a Laeddis como una forma de negar lo que él mismo había hecho. También muestran que el nombre Edward Daniels es un anagrama de Andrew Laeddis.

    Cawley le explica que Andrew ha pasado varias veces por lo mismo, enfrentando la verdad sólo para regresar a su fantasía, por lo que la junta de Ashecliff ha decidido hacerle una lobotomía como solución permanente a su problema. Sheehan y Cawley decidieron tratar una terapia experimental para que él enfrente la realidad y se quede permanentemente en ella. Andrew parece aceptar las explicaciones que le dan, culpándose por ignorar la enfermedad mental de su esposa hasta que mató a sus hijos. En ese momento sufre un fortísimo dolor de cabeza que le provoca flashbacks de la muerte de su esposa e hijos, luego se desmaya.

    Al día siguiente Andrew vuelve a llamar a Sheehan como Chuck sin recordar nada de lo que le habían explicado. Sólo le le pregunta "Que es peor? vivir como un monstruo o morir como un hombre decente?" (con lo que da la impresión que está fingiendo la locura para así terminar con la tortura que está viviendo). Entonces Sheehan hace una señal a Cawley y un par de enfermeros se acercan para llevarse a Andrew al faro, asumiéndose que le van a hacer la lobotomía.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.