¿Que opinan de esta corta experiencia procedente de Nigeria?

Elizabeth procede de Nigeria, donde buscó a Dios en varias iglesias sin resultados satisfactorios. Lo que más le horrorizaba era la doctrina del tormento eterno en el fuego del infierno. Cuando llegó a Atenas con su familia, dos Testigos tocaron a su puerta, y se comenzó un estudio bíblico. Le conmovió aprender que Dios no atormenta a la gente, sino que ofrece la esperanza de vida eterna en una Tierra paradisíaca. Estaba encinta de su cuarto hijo y pensaba abortar. Entonces aprendió en la Biblia el punto de vista de Jehová sobre la santidad de la vida. Hoy tiene una hija preciosa. Elizabeth progresó pronto en sentido espiritual y se bautizó. Aunque tiene cuatro hijos y un trabajo de tiempo completo, ha podido servir de precursora (publicadora de tiempo completo) casi todos los meses. Ha tenido la bendición de ver a su esposo comenzar a estudiar la Biblia. “Por fin hallé al Dios verdadero y la religión verdadera —dice—, gracias a Jehová y a su amorosa organización.”

¿Que les parece? Excelente experiencia.

3 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Para los que lo buscan de verdad, Dios ha provisto su Palabra, la Biblia. Mediante su espíritu santo, la misma fuerza activa que utilizó para crear el universo, Dios dirigió a hombres fieles a escribir lo que tenemos que saber acerca de sus propósitos. Por ejemplo el apóstol Pablo se expresó en términos similares al decir toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia, para que el hombre de Dios sea enteramente competente y esté completamente equipado para toda buena obra (2 Timoteo 3:16, 17; 1 Tesalonicenses 2:13.)

    Sin duda la Palabra de Dios hace posible que seamos enteramente competentes y estemos completamente equipados,no parcialmente competentes o incompletamente equipados. Nos ayuda a conocer bien a Dios y sus propósitos, así como lo que requiere de sus siervos. Es lo que esperaríamos de un libro cuyo autor fuera Dios. Además, es la única fuente en la que podemos buscar y encontrar un conocimiento exacto de Dios. (Proverbios 2:1-5; Juan 17:3.) Al hacerlo, “ya no [seremos] pequeñuelos, aventados como por olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza por medio de las tretas de los hombres, por medio de astucia en tramar el error”. (Efesios 4:13, 14.) El salmista expresó el punto de vista apropiado:Tu palabra [es decir, la de Dios] es una lámpara para mi pie, y una luz para mi vereda (Salmo 119:105.)

    un saludo

  • Anónimo
    hace 1 década

    Chido

  • hace 1 década

    amen

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.