Azul
Lv 6
Azul preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 10 años

¿Vamos amarraditos los dos?

Contaba mi abuelo, el millonario, porque yo he tenido dos abuelos, claro, (como todo el mundo) pero en mi caso, uno muy rico y otro muy pobre, es decir el abuelo de la ciudad y el del campo.

Aunque al final el millonario casi funde toda la fortuna en….. pero como la dueña de la fortuna era mi abuela pudo frenar el crack. Continúo, pues él decía que su suegro, es decir mi bisabuelo, cuidaba a sus hijas ( entre ellas a mi abuela) como si fueran muñecas de porcelana, tenían para el verano un palacete en el campo, por eso debe gustarme a mi los cuentos estos de príncipes y princesas.

Siendo niña, fui a conocer dicho palacete, estaba deshabitado, quedé sorprendida de todo lo que allí había, hasta un escudo incrustado encima de la puerta de entrada. Lo que más me llamó la atención fue una fotografía enorme en blanco y negro algo virada, enmarcada y colgada en la pared.

Aparecía en ella un señor vestido con un traje, con una corbata a modo de lazo y un grueso bigote. A mi que a veces se me escapan despropósitos ( sin querer por supuesto) dije, vaya cara que tiene este con los ojos cerrados, mi padre comenzó a reírse y contestó “ como para no tenerla, le vistieron, le sentaron en la silla y le fotografiaron muerto, querían tener un último recuerdo de él.

Claro, aquello eran barbaridades de la época, de todos modos, me alegré de que no estuviera con los ojos abiertos.

Continúo, parece ser que mi bisabuelo ( el millonario) porque los del otro lado, mientras que éstos vivían como reyes, los otros si podían comer, era gracias a lo que sembraban, tenía a sus hijas como verdaderas princesas, con sus ropajes hermosos y sus caras pálidas de no salir nunca al sol, porque el tener la cara tostada, era signo de trabajar en el campo y por lo tanto de pobreza.

Ante estos frentes tan opuestos, tanta grandeza y tanta pobreza, yo me vi en el medio y sin posibilidad de escoger, y por aquello de estar en mi sitio correcto, aquí me quedé en el punto central de un círculo.

Así que cuando estaba con la familia de mi padre, tanto estiramiento me hacía reír, y cuando estaba en el campo con la familia de mi madre, me daba una vuelta en el único burro que había en la cuadra, haciéndome la ilusión que era uno de aquellos caballos o corceles ( que suena mejor) que tenían los abuelos millonarios.

Como siempre fui saltarina, trepaba feliz por los árboles de la casa de campo y me subía a los manzanales y a la cerezal y allí veía a mi pobre abuela con las piernas deshechas de haber estado tanto de pie, y las manos destrozadas de haber lavado en su juventud en las aguas gélidas del río. Mientras que mi otra abuela vivía feliz en las posesiones que aún le quedaban en la ciudad.

Como la vida da lecciones en vivo y en directo, uno se allana y comienza a reírse de como va el mundo, pero la risa a veces se congela y comienza a pensar, porque dos mujeres, ambas muy hermosas tuvieron destinos tan opuestos.

Mi abuelo el pobre ( de dinero) era carpintero y se llamaba José ( como el de la Biblia), le tocó cuando la guerra civil, siendo aún muy joven, hacer los ataúdes de dos hermanos, muertos en batallas, que crudo, pienso, mientras que el otro ( el millonario) en alardes de grandeza a menudo sacaba un billete, lo acercaba a la lumbre y prendía habanos con él, yo .. claro, está mal hablar de la familia, pero pienso si no sería un poco….. porque casi se lo carga todo, porque además de estar en un alto cargo apoyando la causa por no decir otra cosa, le encantaba el vino y todo lo que fuera juerga y desmadre, así que cuando se estaba muriendo mi abuela tomó revanchismo y le dijo “………vas a pagar todas las que me hiciste”. Claro, de aquella no estaba legalizado el divorcio. Ambos dos muertos están y su nieta, es decir yo, les recordará como el rico y el pobre, pero como cada persona hace las cosas como mejor sabe o puede, que arriba o abajo o donde estén, los premien o los castiguen, ya que en este llamémosle juicio yo sólo he sido un testigo que observaba y callaba, así que me quedo habiendo sido un testigo con mi voz callada, pero hoy con mis letras, bien claras.

Aunque a decir verdad a mi me hubiese gustado haber vivido en aquel palacete y en aquella época, me imagino vestida con aquellos largos trajes, llenos de enaguas, puntillas y lazos. Con sombreros preciosos y sombrillas para no tostar mi cara a juego con el vestido. Paseando por el jardín lleno de flores, con un columpio romántico y una reja por la cual tú aparecieras para declararme tu amor, yo sigilosa al verte, acercándome y tu pidiendo entre las rejas mi mano enfundada en guante blanco, besándola y tú tan feliz para todo el día, aunque tan sólo hubieras besado un trozo de tela. Mi padre arriba en la torreta vigilándote con un el trabuco más antiguo que hubiera, acechando, por si acaso tu te pasabas, no sé como, porque la reja tiene unas terminaciones en lanza.

Me imagino los domingos viéndonos en la misa de la mañana, tú en el medio de tu padre y hermano y yo con la yaya. Mirándo

Actualización:

Me imagino los domingos viéndonos en la misa de la mañana, tú en el medio de tu padre y hermano y yo con la yaya. Mirándonos de costado a lado, tapado mi pelo con una mantilla, con los ojos mirando al suelo, porque estaba mal visto mantener la mirada.

Te imagino trepando por mi ventana desde el manzanal, intentando robarme un beso y pasándome cartas a través de la yaya y yo contestando enseguida, derramando tinta y diciéndote a saber que.

Y me imagino paseando contigo en un hermoso carruaje y la gente mirándonos.

Pienso como hubiera sido vivir este sueño que hoy vivo contigo, pero en aquella época, yendo amarraditos los dos..

14-4-2010

http://www.youtube.com/watch?v=VOLEwaBoUQY

Youtube thumbnail

&feature=fvw

Actualización 2:

No me entró y he tenido que ponerlo así.

21 respuestas

Calificación
  • hace 10 años
    Mejor Respuesta

    ¡Hola amiga!

    Azul, hermosa prosa, como hermosa eres tú.

    Gracias por compartirla con este grupo de amigos.

    Me encantó.

    Hoy tengo algo para ti.

    LA ROSA Y EL SOL

    Yo pasaba por allí…

    un día de primavera

    y una rosa hechicera

    se lucia en su jardín.

    El bolero que cantaba

    otras flores aplaudían

    el sol, casi oscurecía

    de tanto que le gustaba.

    Jilgueros acompañaban

    las alegres melodías

    que la hechicera cantaba

    hasta que sol se dormía.

    La rosa se engalanaba

    al nacer el nuevo día

    coqueta, le sonreía

    al ver que él la miraba.

    Tanto aroma emanaba

    y tanta belleza tenía

    que la luna no salía

    hasta que el sol la dejaba

    Yo pasaba por allí,

    un día de primavera

    no era rosa cualquiera

    su talle, teñía de añil…

    T. M.

    16/04/2010

    Saludos.

  • bonito trabajo saludos

  • Anónimo
    hace 10 años

    muy bella tu historia y muy linda cancion. mi abuela dice que los tiempos de antes eran mejor que los de hoy jajaja pero yo estoy conforme en mis tiempos, si no como me hubiera enterado de que existes? y todos los del foro haber? jajaja

    saludos

    Pi

  • hace 10 años

    excelente relato azul y que bella cancion peruana me encanto

    gracias nunca a habia escuchado

    saludos cordiales

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 10 años

    Milimétrica descripción por la que vas llevando al lector a situarse en el personaje con las dos influencias de origen, dispares por su clase social, observando las partes por parte de la narradora, con una distancia óptima y rematando con un giro en la producción , un discurso hacia otro personaje , ya en un estilo dialogal y cercano.

    Trabajo de orfebrería, minucioso y colorido, original en sus contenido, que va generando un suspenso respecto de su resolución.

    Muy original trazado, con un énfasis en la descripción, que por su intensa elaboración y detalle, la convierte en un instrumento original y una prosa reconocible.

    Sigues extrayendo historias de un cofre inagotable.

    Me encanta como lo haces.

    Un abrazo

    Lilas P

  • hace 10 años

    Hola Azul, bonita historia

    a sido un placer leerla

    amiga y gracias por

    este excelente aporte literario

    Saludos amiga

  • cual debe ser amiga DIOS te bendiga.

  • hace 10 años

    HOLA,AZUL

    Muy bella e interesante

    tu historia.imagenes muy

    bonitas,es un verdadero

    regalo.

    gracias,amiga.

  • ?
    Lv 5
    hace 10 años

    hermosa historia

    como todas las que tu cuentas,y yo te iba a cantar

    el tema de amarraditos pero ya lo hizo bibi.

    besos amiga

  • hace 10 años

    Que belleza de historia, me ha gustado tanto, la he disfrutado.

    Que epocas aquellas, maratones de resistencia, el amor asi de lejos, un roce, un beso en los labios pero solo imaginado o robado en un descuido de los guardas, cuanta ansiedad en los labios, cuanta espera y sueños esperando dilatados en el alma.

    Cuando yo me muero por besar, pensar no poderlo hacerlo con la libertad que tengo, es algo que debe ser una tortura.

  • BIBI
    Lv 7
    hace 10 años

    Me encanto además Azul lo haces también que te voy a escribir la letra de

    AMARRADITOS

    Vamos amarraditos los dos

    --espumas y terciopelo--

    tú, con un recrujir del almidón

    y yo, serio y altanero

    La gente nos mira

    con envidia por la calle;

    murmuran las vecinas

    los amigos y el alcalde.

    Dicen que no se estila ya más

    ni tu peinetón ni mi pasador;

    dicen que no se estila ya más

    ni tu medallón ni mi cinturón.....

    Yo sé que no se estilan

    tus ojazos y mi orgullo

    cuando vas de mi brazo

    por el sol y sin apuro.

    Nos espera nuestro cochero

    frente a la Iglesia Mayor,

    y a trotecito lento recorremos el paseo

    Yo saludo tocando el ala

    de mi sombrero mejor

    y tú agitas con donaire tu pañuelo.

    No se estila, ya se que no se estila

    que te pongas para cenar

    jazmines en el ojal..

    Desde luego, parece juego,

    pero no hay nada mejor

    de ser un señor

    de aquello que vieron mis abuelos.

    Letra de Margarita Durán y música de Pedro B. Perez

    con todo mi cariño hacia vos por esa historia maravillosa.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.