La plataforma de Yahoo Respuestas cerrará definitivamente el próximo 4 de mayo de 2021 y solo estará disponible en modo de lectura. Ningún otro producto de Yahoo ni tu cuenta personal se verán afectados por este cambio. Si necesitas más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos puedes acceder a esta página de ayuda.

Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 1 década

¿Quién eres: un helecho o un bambú..?

El Helecho y el Bambú…

Un día decidí darme por vencido… Renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi espiritualidad… Quería renunciar a mi vida..

Fui al Bosque para tener una última charla con Dios. "Dios", le dije. "¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?"

Su respuesta me sorprendió… Mira a tu alrededor, dijo. ¿Ves el helecho y el bambú?

Sí, respondí.

Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú las cuidé muy bien. Les di luz. Les di agua. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.

En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante. Y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú, dijo Él.

En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié, me dijo.

En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. "No renuncié" dijo.

Luego en el quinto año un pequeño brote salió de la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante. Pero sólo 6 meses después el bambú creció a más de 100 pies de altura. Se la había pasado cinco años echando raíces.

Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar, me dijo Él. ¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces?"

No renuncié al bambú y nunca renunciaría a ti. No te compares con otros, m dijo. "El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacían del bosque un lugar hermoso".

Tu tiempo vendrá, me dijo Dios. ¡Crecerás muy alto!"

¿Qué tan alto debo crecer?, pregunté. ¿Qué tan alto crecerá el bambú?, me preguntó en respuesta. ¿Tan alto como pueda?, indagué.

Nunca te arrepientas de un día en tu vida, ya que los buenos días te dan felicidad y los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. Así que continúa…

Amigo, amiga, recuerda que:

La felicidad te mantiene dulce.

Los intentos te mantienen fuerte.

Las penas te mantienen humano.

Las caídas te mantienen humilde.

El éxito te mantiene brillante.

Pero solo Dios te mantiene CAMINANDO…

El camino al éxito no es recto. Hay una curva llamada falla, un periférico llamado confusión, torpes llamados amigos, luces de precaución llamada familia, y tendrás pinchaduras llamados trabajos.

Pero, si tienes una refacción llamada determinación, un motor llamado perseverancia, un seguro llamado fe, un conductor llamado Jesús, seguro llegarás a un sitio llamado:

¡ÉXITO..!

14 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Hola Hermosa Hermano en Cristo Jesús.

    Ahh!! Que lindo me gusto mucho de veras.

    Me identificó con el bambú, así me sucedió

    a mi, como ese árbol..

    Que verdad eso que todos somos importantes

    para Dios.

    Gracias Bonito por tu pregunta.

    Te Amo en Cristo.

    Besitos en tu Alma y Mimitos en tu Corazón.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Trato de ser bambú, aunque algunas veces me conforme con ser helecho.

    saludos.

  • hace 1 década

    ME ENCANTO!

    GRACIAS POR EL RELATO, PRECIOSO

    No pense leerlo por largo solo me dije Bamboo

    y acerte', pero como soy mujer me debo tambien

    al elecho, parte de esto los dos me gustan.

    Pero lo que el tiempo te da y fortalece

    nada ni nadie lo podra vencer.

    Como las propias experiencia y los annos que van pasando

    quien desea tomar ventaja de no cometer el mismo error

    pues su camino es mas seguro, que TROPEZAR CON

    LA MISMA PIEDRA.y lo peor por el mismo camino.!!

  • Soniah
    Lv 6
    hace 1 década

    Que lindo----

    Una noche en sueños vi que con el Señor caminaba

    junto a la orilla del mar bajo hermosa luna plateada.

    Dos pares de firmes huellas en la arena iban quedando,

    mientras con el Señor íbamos cual amigos conversando.

    Miré atento hacia atrás esas huellas reflejadas en el suelo,

    pero algo extraño observé y me invadió gran desconsuelo.

    Observé que algunas veces al reparar en las huellas,

    en vez de ver los dos pares veía solo un par de ellas.

    Observaba también yo que aquel solo par de huellas,

    se advertían mayormente en mis noches sin estrellas

    en los días de mi vida llenos de angustias y tristeza,

    cuando el alma necesita más del consuelo y fortaleza.

    - Pregunté triste al Señor:

    ¿Señor, tu no has prometido que en horas de aflicción

    siempre a mi lado estarías dando muestras de tu amor?

    Pero noto con tristeza que en medio de mis querellas,

    cuando más aflige el dolor solo veo un par de huellas.

    ¿Dónde están las otras dos que indican tu compañía,

    cuando las tempestades sin piedad azotan la vida mía?

    - Y el Señor me contestó con ternura y compasión:

    Escucha bien hijo mío, comprendo tu confusión,

    Siempre te amé y te amaré y en tus horas de dolor

    siempre a tu lado permanezco para mostrarte mi amor.

    Mas si en ocasiones ves solo dos huellas al caminar

    y no puedes ver las otras dos que se deberían reflejar,

    es que en tu hora afligida cuando flaquean tus pasos,

    no hay huellas de tus pisadas porque te llevo en mis brazos.

    Fuente(s): yo
  • Anónimo
    hace 1 década

    increible tu historia

    me encanto, que puedo decir... uno crece tanto como quiere crecer y nunca darse por vencido

  • hace 1 década

    Guauu!!! muy bueno

  • hace 1 década

    hermosa historia, es super interesante para alimentar mi mente y mi corazón

    yo me identifico con el bambú

    feliz día

  • Anónimo
    hace 1 década

    Alex Delarge se autonombra con el nombre de Dios. No sabe lo mal que hace. Ese nombre no puede tomarlo ningun mortal.

    Es buena tu historia Marcelo, debemos ser bambu pero para ello debemos de tener fuertes raices. Es parecido a un e-mail que me mandaro de un hombre que sembro un bosque y su bosque no crecia pero cuando vino la tormeta ese bosque permanecio porque habia echado profundas raices. Y es efectivamente para la tormenta, el aciago, la desolacion o cualquier preocupacion que nuestras raices deben ser profundas.

    Saludos Marcelo.

  • hace 1 década

    Un hombre normal... ni mas ni menos...

  • ?
    Lv 5
    hace 1 década

    Soy un Baoba,mew gusta mas,jejeje

    Tu historia es increible,

    Fuente(s): Una atea sin remedio
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.