Anónimo
Anónimo preguntado en Belleza y estiloOtros - Belleza y Estilo · hace 1 década

¿COMO ME DEJO DE COMER LAS UÑAS?

Alguien me puede ayudar, ya no se que hacer es algo como inconsiente alguien sabe algo que pueda haer para dejar de comerme las uñas?

6 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    ONICOFAGIA:EL VICIO DE COMER UÑAS

    Está llevando a cabo cualquier actividad y repentinamente se da cuenta de que tiene la punta de los dedos en la boca. Si constantemente se sorprende comiéndose las uñas, esto es un indicador de que puede padecer esta manía que es producida por diversos motivos y que puede traer consecuencias negativas.

    Es típica la imagen de una persona mordiéndose las uñas cuando está ante una situación de mucho miedo, apremio o estrés. Sin embargo, que sea una imagen popular no significa que sea muy buena para su salud, en realidad es todo lo contrario.

    ¿QUÉ ES LA ONICOFAGIA?

    Por más que tenga un nombre tan sofisticado, la onicofagia no es una enfermedad ni un trastorno psicológico muy grave. La palabra sólo viene del griego onyx y phagein que significan uña y comer respectivamente.

    Se trata de un vicio o un hábito compulsivo por comerse o morderse las uñas cuyo origen se presenta generalmente en edades tempranas como la infancia y la adolescencia.

    Aunque en ocasiones perdura hasta la adultez, la mayor incidencia de este mal hábito se da entre los más jóvenes, sobre todo, en la pubertad.

    CAUSAS

    Este vicio no brota de la nada. En realidad muy pocas personas comerían uñas por el simple placer de hacerlo. Los motivos de esta problemática son generalmente sentimientos y elementos psicológicos que nos superan.

    En ocasiones, tanto lo que acontece en nuestro interior como en el exterior se nos va de las manos y es así como se puede llegar a una explicación racional de la onicofagia.

    Este hábito generalmente es impulsado por razones psicológicas, resaltando sentimientos como la ansiedad, el miedo, la angustia, el nerviosismo, el estrés, la frustración, el aburrimiento, entre muchos otros.

    Es difícil darse cuenta del desarrollo de este proceso ya que se lleva a cabo a nivel inconsciente y genera, paso a paso, una conducta frenética muy difícil de detener cuando ya está muy encausada.

    Sin embargo, estos sentimientos, a su vez, tampoco brotan de la nada sino que suelen ser producto de experiencias traumáticas y complejos que la persona se encuentra en el camino de su vida.

    A esos orígenes aún más complicados se les llama psicosomáticos y se refieren al impacto de hechos externos en el interior de las personas.

    De esta forma, las razones psicológicas provienen de las psicosomáticas, cuyos ejemplos son innumerables. Entre los más comunes se encuentran el enfrentarse con situaciones muy difíciles en la escuela o en el trabajo, tragedias de índole familiar, la pérdida de un ser querido, violencia, humillaciones, etc.

    También hay experiencias similares que marcan a la persona de una forma más honda y le hacen cambiar toda su actitud ante la vida. Se pueden volver personas con problemas de timidez y de autoestima, cuyo desenlace también es la onicofagia.

    TIPS PARA COMBATIRLA

    Si quiere tratar el problema de fondo puede acudir con un psicólogo o psiquiatra para que intente cortar el mal desde la raíz misma, es decir, desde el sentimiento o el trauma que lo provoca.

    Sin embargo, hablando del hábito en sí, la solución la tiene únicamente usted mismo. Su determinación y voluntad serán fundamentales a la hora de cortar de tajo esta mala costumbre.

    No hay tratamientos ni fórmulas mágicas, solamente actitud de su parte y algunos consejos para apoyarla.

    El primer paso, por lo tanto, es tener la convicción absoluta de dejar de hacerlo. Establezca un día para dejar de hacerlo totalmente y compleméntelo con actitudes autocríticas como ver la fealdad de sus dedos o sus uñas a raíz de este hábito.

    Es imprescindible que determine el origen principal del asunto. Tomando conciencia de la raíz, usted puede controlar mejor sus movimientos.

    Por ejemplo, si descubre que lo hace constantemente a causa del nerviosismo, entonces el siguiente paso es ponerse alerta siempre que se experimente ese sentimiento.

    De igual forma, hay indicadores físicos que le señalan que está a punto de cometer de nuevo ese hábito.

    Por ejemplo, llevarse la mano a la boca, chocar los dientes, apretar la mandíbula, frotar o juguetear con sus uñas, etc. También debe identificarlos y poner un alto en cuanto los perciba en su quehacer cotidiano.

    En la gran mayoría de los casos, el problema no radica en la zona de las uñas sino en la de la boca. Las causas impulsan al afectado a morder algo y las uñas son un blanco fácil y único porque es una parte del cuerpo dura e indolora.

    Por tanto, otro buen consejo es ocupar su boca mordiendo algo. Piense en alternativas como ramitas o cosas que amortigüen más a sus dientes y quijada como goma de mascar.

    También mantenga ocupadas sus manos para no llevárselas a la boca. Juguetee con algo como una pequeña pelota o lo que sea necesario.

    LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE

    Una buena parte de los casos de onicofagia se origina desde tempranas edades. Los niños y adolescentes tienen que lidiar con diversos problemas que sólo en esa etapa de la vida se viven y que

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Muerde otra cosa ?

    Mi amiga tenia el mismo problema , se compro un esmalte especial con un sabor horripilante y asi de a poco se fue alejando .. o bien ponte ajo o aji en los dedos xD sera igual

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    es un tip que tienes,el 1 paso puede ser que dejes de pensar en preocuparte mucho ,tal vez eso ayude 2 puedes despejar tu mente,hacer variedades de cosas salir y olvidarte de eso,estoy seguro que eso ayudara...

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Pluma
    Lv 5
    hace 1 década

    Pues mira, las uñas, lo unico que necesitan para que crezcan es que las limes bien al menos una vez por semana.

    Esto a que va? Pues que es probable que sientas el deseo de morderlas porque las sientas puntiagudas o partidas, inconcientemente por supuesto.

    Lo mejor es empezar a prestarle atencion a tus uñas, si las cuidas tu misma no vas a querer estropearlasno requiere que las pintes ni nada de eso, solo que te las limes.

    Si esto no te da resultado, trata pensar en todos los millones de germenes y bacterias sucias que te estas llevando a la boca incluso si ya te has lavado las manos, a ver si al menos mediante la repulsion puedes pararlo un poco.

    Estas dos cosas combinadas fueron lo que me permitieron a mi dejar de hacerlo, pues tambien me las comia :S

    Suerte ;)

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    con esmalte de ajo es muy efectivo

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    ps, con dulces... ;) o un chicle, o cortandote las uñas (porque tu subconciente sabe que tienes las uñas un poco grandes y lo haces sin querer)

    • Inicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.