Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿Cuánto puede perder el que no arriesga?

La veía en el espejo, en la sombra del aparador y en la luz de la araña que se mecía muy leve. Su presencia lo invadía todo. El aroma perfumado a rosas de su pecho y el aroma dulce de manzanas mas abajo. La blancura de sus muslos y la redondez de sus rodillas. Cada arruga imperceptible que anunciaba una madurez en ciernes. Y su mirada. Profunda, sensual y desconcertada. No podía dejar de hablarle, de buscarla e intentar recuperarla. Todo mi cuerpo lo pedía. Un día, dos y semanas, meses, hasta que empezó a dejar de extrañarla. Y su recuerdo dejó de acompañarme. Y me quedó la tristeza pura. Donde los recuerdos se vuelven confusos y perdidos. Ese enfrentarse al nunca más. Dejé de afeitarme, mientras lavaba la hoja bajo el agua de la canilla me invadió la soledad. Me fui hasta la cama y me tiré para hundirme. Estaba vacío. Lejos de mí. ¿Por qué no pude hacer nada cuando vacilante dijo que si quería que se marchara? No tuve fuerzas –ni valor- para decir ese monosílabo: No.

Recuerdo el crujido de la puerta al abrirse y la delicadeza infinita y dulce, con que cerró su historia conmigo. Debí gritarle, alcanzarla. Y no lo hice. Hoy creo que fue cobardía. Por años no hubo cartas ni señales ni nada. Tarde. La busqué por los parques donde iba a sentarse a leer. Seguí el recorrido de sus pasos. Inútil, todo fue inútil y ese final doloroso rejuveneció por años la felicidad perdida. Tontamente pensaba que esos momentos de la rutina diaria de amarnos era el devenir natural y que podía alejarme de ella e incluso alejarme de mí sin que debiera serme hecho reclamo alguno Y no lo hizo. Ese es mi sentimiento de culpa que no me permitió ser feliz nunca más. Mis sucesivas parejas muy pronto daban cuenta que yo amaba en ellas lo que tenían de N. Buscaba encontrar ese olor, esa mirada. El día que me miró por primera vez, casi no me miró. Me sirvió el café en forma casi automática. Pude oler su cabello, pude apreciar la ductilidad de sus manos, el ínfimo acto de apoyar la taza y preguntarme con los ojos. ¿Algo más? Al voltear ví en su nuca un mechón muy fino que se desprendía del rodete. Su espalda acostumbrada a los vaivenes propios de un bar.

Ese día me enamoré de ella.

Mis manos juegan con la navaja con que abrí esa carta de cuatro líneas que hace días releo. El papel ya está manchado y mis ojos no hacen foco. Me maldecía y la culpaba. Debió insistir, luchar, no dejarme toda la responsabilidad. Ya no puedo con esa carga, y no puedo absolverme sin culparla. De todas maneras ya había pasado demasiado tiempo y por más que uno lo intente y se esfuerce por recomponer las cosas hay un momento que ya es tarde. Pasó el momento exacto en que se puede volver atrás y es irremediablemente Tarde.

Fue como una ráfaga del primer frío de invierno. Así lo sentí, como la muñeca bajo el chorro de agua fría y después en la tibia. Lentamente los recuerdos iban limpiando las arrugas restaurando la cara fresca de hace casi 20 años. Volvían los olores placenteros de su sexo, de trabajo y del cuarto donde nos mirábamos. La veo joven y sonriente, me veo en el bar con aquel primer café. Sonrío. La lámpara se mece en el techo, la luz baja cada vez un poco más. Quiero volver a tomar esa nota y no tengo fuerzas, no importa, la leo en mi mente. Silencio, creo que alguien viene. Es ella, seguro es ella. Creo escuchar el ruido de la llave en la misma puerta. No, son las gotas que caen de mi muñeca hasta el suelo y se estrellan contra el charco. ¿Cómo dice la nota? Se me borran las palabras. Hola….

No puedo concentrarme, quiero incorporarme y quedo colgado del borde de la cama, ya es muy grande el charco. En estos últimos instantes pienso en mi cobardía, en sus ojos, su perfume, el café y los años. Ahora puede ser que me abandone la culpa. Suelto la hoja que cae bajo la luz y cualquiera podría leer:

Hola Te Extraño. ¿Puedo volver a verte?

Menos yo.

9 respuestas

Calificación
  • JANIS
    Lv 4
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Antibobo... demás está decir que tienes una sensibilidad especial para expresar todo lo que sientes y hacer que lo sintamos.

    Si la nota que ella dejó es reciente, te diría que no estás preparado para un encuentro con ella. Si yo estuviera en tu lugar le respondería exactamente eso, y les abriría un paréntesis a mis emociones guardadas.

    Una vez hecho esto, me sacudiría su influencia y me sentaría a solas conmigo para saber si me he enamorado más del placer que me produce recordarla, que de ella misma.

    Luego hablaría con ella y le diría la verdad. Le diría que temo haberla idealizado más de la cuenta. Le diría que sea ella y que no pretenda cumplir con mis expectativas. Le diría que quiero amarla libremente, sin su recuerdo. Que quiero amarla aquí, hoy, sin mañana ni pasado... desnudo y sin excusas.

    Un gran abrazo

    me conmueve tu historia

    y si no es tu historia, realmente me la creí

    * Si no te arriesgaras perderías la posibilidad de volver a vivir en el presente

  • Anónimo
    hace 1 década

    Tienes una mujer

    Como otros tienen un camino en el tiempo

    Y como las luces lejanas tienen una esperanza.

    Sólo tienes que arriesgar a vagar preguntando

    Dónde está esa mujer

    Cómo pregunta

    Un hombre en los campos

    Al sol

    Dónde está.

    A solas caerás con el rocío

    Te levantarás solo con el viento

    Y así nunca se acabará la luna de tu reposo.

    May

  • Anónimo
    hace 1 década

    fue muy estremecedor leerlo y si que puede perder????????? todo , v el momento mismo el segundo que paso y que no vuelve atrás,el valor ..........la existencia misma.

  • Anónimo
    hace 1 década

    puede perder todo o nada ,pero solo lo sabrás si arriesgas sin importar nada ,pero si lo miramos de otra optica podes ganar experiencia o sea no perdéis nada

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Mi amigo: El q no esta dispuesto a perderlo todo, no esta listo para ganar nada, inclusive, Esa practica sagrada que es Hacer el Amor y todo lo relacionado, como lo plantea el escrito de mi pregunta que desafortunadamente no fue publicada....

    No sabes como deseo saber tu opinión.

    Gracias.

    http://espanol.answers.yahoo.com/question/index;_y...

  • Nada. Siempre será como una piedra o un árbol, o alguien que sólo vive la vida contemplativamente, casi que no mueve ni los ojos. Pero ¡ojo! quizá si no se arriesga a moverse pueda que la piedra (Digo, el meteorito) o el árbol le caiga encima. Conclusión: Siempre hay que arriesgarse, al menos, a moverse.

    Vilma Picapiedra (La trapecista)

  • ?
    Lv 5
    hace 1 década

    Sos divinamente romántico

    Un cuento hermoso y un final......ideal para mujeres que amamos de verdad

    Hola Te Extraño. ¿Puedo volver a verte?

    ( Menos yo)

    http://www.youtube.com/watch?v=6z9y2Z21niI

    Youtube thumbnail

  • nadie
    Lv 7
    hace 1 década

    definitivamente.

  • hace 1 década

    todo lo q esperaba ganar

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.