? preguntado en Sociedad y culturaFolclore y Mitología · hace 1 década

¿baile tipico de la region callao?

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Aqui lo tienes.

    El Calipso del Callao

    El Calipso es un ritmo usado como forma de expresar que se estaba vivo y que se creía en el florecer de la industria del oro en la zona. Permitió transmitir por todas las regiones del país, las necesidades de los habitantes del Callao y de otros pueblos mineros, cuando las compañías explotadoras de oro tuvieron que paralizar sus labores debido a la escasez de insumos para la extracción en las minas y para el procesamiento metalúrgico durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

    Sus orígenes se remontan a una hacienda de las antillas colonizadas por los franceses -Santa Lucia, Dominica, Martinica, Guadalupe- no se sabe con exactitud cuando. Cuentan que había un joven negro con una voz extraordinaria que hacía grandes improvisaciones. El era el capataz de la hacienda y la gente lo invitaba a las celebraciones diciendo 'traigan el Kaiser' ('kaiser', del alemán y 'Caesar' del latín para referirse al que mandaba). Poco a poco la palabra 'kaiser' se fue degenerando en 'caisó' (entendiendo que en francés hay muchas palabras agudas). Luego las personas de la zona se referían a las canciones como 'caisós'. En Venezuela con la llegada de los antillanos comenzaron a llamarlos 'carriso' -se desconoce si por majadería- y posteriormente llegaría a lo que se conoce hoy como calipso. (Bigott, 1995).

    Desde entonces el Calipso es un ritmo alegre y pegajoso, es un género musical que se interpreta en todas las Antillas, Las Guayanas, Bahamas, y en aquellas regiones que han tenido inmigración proveniente de estos países. Este se considera una filosofía musical con origen y base africano-antillana fundida con los instrumentos musicales venezolanos como el cuatro, la campana, y las maracas, que le imprimen el carácter de venezolanidad.

    El calipso tradicional, como se conoce desde hace más de 100 años en la zona de El Callao, se acompañaba con las palmas de la mano, luego poco a poco se incorporó el bambú y algunos instrumentos rústicos como el rallo y el triángulo. Estos fueron los primeros instrumentos que se utilizaron para acompañar el canto en las haciendas. Al mismo tiempo, este genero (música, cultura y danza), adquirió en Venezuela ciertas peculiaridades como estribillos con letras fuertes y picarescas cantados en Patua o Creole -dialectos antillanos- y las narraciones de sucesos locales.

    Para el Calipso de El Callao es primordial el que los versos sean escuchados, por lo que siempre relatan o "cuentan" una historia, una leyenda, un hecho de la vida cotidiana, donde la intención además es hacerlo bailable, para Saint Bernarden:

    Uno expresa con el calipso sus sentimientos. Si estás triste, bailas triste. Si estás alegre, te mueves alegre. Si hay nostalgia, bailas lleno de eso que añoras. Escribir, bailar, cantar o tocar un calipso es siempre un acto sentimental. (Alfonzo, 2002)

    De los personajes históricos más representativos y respetados de El calipso de El Callao es sin duda el de las "Madamas". Palabra que surge de la desviación fonética del francés 'Madames' cuyo significado es señoras. Estas damas, de color, fueron contratadas como mano de obra calificada para trabajar como institutrices o amas de llaves en las casas de los técnicos extranjeros y adinerados de la zona, ya que tenían dominio del idioma inglés y maravillosas dotes culinarias. Estas señoras, llegaron con sus costumbres, creencias, arte culinario, bailes, y su forma de vestir con trajes multicolores y muy floridos, con fondo de encajes blancos, vistosos collares, turbantes al estilo africano y de colores brillantes, entre otros accesorios que lucían en reuniones y fiestas importantes. Indudablemente estas mujeres fueron y son hoy las transmisoras de la tradición. Agrega Saint Bernarden una entrevista que le realizara Alfonzo Sierra en el Nacional (2002).

    Las madamas conservaban sus lenguas de las islas, sus trajes, sus costumbres, el arte culinario de sus tierras de origen. Eran negras y mayores en edad, muchas de ellas gordototas, y bailaban calipso como las grandes señoras que eran. Y no lo hacían por un deber folklórico o por adorno. Era su forma de ser, su modo natural de vivir. (p.1)

    En esta región, el carnaval reúne comparsas de disfraces y bailarines, quienes durante varios días realizan largos desfiles por las calles del pueblo, donde las multitudes corean las canciones y versos al ritmo de los alegres compases del calipso.

    Se destacan como personajes claves en estas fiestas del Carnaval de El Callao:

    Fuente(s): Las Madamas, como los personajes femeninos que recuerdan la manera tradicional de las matronas de Guadalupe y Martinica, mientras lucen vistosos ropajes con elegancia, cantan los versos que dan vida a la festividad y bailan mientras desfilan al ritmo del Calipso. Las madamas del Callao son las conservadoras de la tradición, ellas bailan como damas de la nobleza, "Amas y señoras de un ritmo sabio, sosegado, pero exaltado en sabor", al ritmo que permite que se luzcan bailando. Siguiendo el ritual femenino, cuando la mujer es casada tiene un (1) lazo lateral que le recoge su falda; si es soltera dos (2) lazos que recogen su falda a cada lado de la cadera. Antiguamente los hombres del pueblo, cuando veían los lazos a ambos lados, sabían que podían cortejarla ya que la joven era soltera; no así con las casadas. Las Madamas hoy son parte de una leyenda cultural y popular, transmitida de generación en generación. Los Diablos, vestidos de rojo y negro, exhiben máscaras de impresionantes aspectos y esgrimen sus tridentes para abrir paso ente la multitud y las comparsas. Los diablos son característicos de la cultura venezolana ya que representan el mal y la fuerza de los colonizadores europeos. Los Mediopinto, 'Medio o Pinto'. Hombres que pintan todo su cuerpo de negro y deambulan solos o en grupo por el pueblo. Recorren las calles con un líquido negro, preparado con carbón, melaza y agua, para untar a personas que no les den dinero. Es un acto simbólico y curioso que sorprende y agrada a los visitantes que bailan y pasean desprevenidos. En El Callao, con Calipso se celebran los triunfos y se lloran las derrotas, es un motivo para reunir a la familia en fechas significativas particulares y colectivas. Al ritmo del Calipso se entierran a los muertos, se celebran los nacimientos y los triunfos; pero también se cantan las injusticias como estilo de protesta. La conjunción del lenguaje, el calipso y el carnaval cimientan un escenario de expresión musical, de teatro, de danzas, que se traduce en una actitud mental, una filosofía de raíces profundas que permite comprender las complicadas costumbres como un acto del pueblo. El trabajo con las tradiciones populares y en especial con las danzas es de suma importancia para el área de la Educación Física y es por eso que está presente en los contenidos programáticos de la primera y segunda etapa de Educación Básica. Por ejemplo, a través de la implementación del Calipso de El Callao como herramienta en el aula, se ejecuta actividad física en primer lugar, se activa la expresión corporal, se trabaja el equilibrio, se afina la coordinación (cualidades físicas - que solo se desarrollan desde la temprana edad) y se desarrolla el ritmo (cantos, movimientos, instrumentos musicales). A la par, es establece la integración de las áreas del conocimiento hacia un desarrollo cognitivo integrado (geografía, historia, acervo cultural, entre otras), (Ministerio de Educación y Deportes, 2004a, 2004b, República Bolivariana de Venezuela, 1997). La enseñanza de un baile tradicional permite la integración de diversas áreas del conocimiento y es un grupo de objetivos que pueden ser desarrollados de manera amena, la educación física permite esta integración de las áreas. Entendiendo que la riqueza cultural que existe en esta manifestación danzaria se extiende más allá de un área del conocimiento y nos compromete a que en el currículo se destaque esta necesidad de integración (ej. Dubs, 2002 Mitologa.
  • hace 1 década

    Es una tradición popular que se inicio en los albores del Siglo XIX, dicha presunción se hace basado en la Tradición Oral, y dado que las explotaciones auríferas se iniciaron en una forma industrial entre los años 1860 al 1870. Tan famosos en esa época, los bailes de La Glaciere como las reuniones de personas que dieron origen a lo que hoy día son las Comparsas de Carnaval, Madam Lafant, Popo Coram, Madame Labadí, Madame Dopri y La Negra Isidora, ya son parte de una Leyenda Cultural Popular, transmitida de generación en generación. El Calipso de El Callao, es para los callaoenses no solo una expresión musical, teatro o danzas, sino una actitud mental, una filosofía de raíces profundas que permite comprender las complicadas costumbres que han resultado de esa mezcla, en la que diferentes nacionalidades aportaron sus usos y costumbres sin egoísmo cultural, es el compartir los conocimientos, una de las características que identifica plenamente a una callaoense. El callaoense disfruta intensamente el fútbol y el calipso, los dos originan pasiones y mueven multitudes, en los años 60 se escuchaba una frase popular que expresaba: “Calipso e Isidora y Fútbol es Minasoro”. Haciendo referencias a Isidora y al equipo de Fútbol que representa a El Callao.

    El calipso es un género que se interpreta en todas las Antillas, Las Guayanas, Bahamas, y en algunas otras regiones que han tenido inmigración proveniente de estos países. La palabra CALIPSO, aplicada a este ritmo contagioso, se pierde en la historia de la transmisión oral de generación a generación en Las Antillas. El calipso ha sufrido cambios a través del tiempo, algunos por motivos políticos, tal es el caso de la prohibición de la interpretación del tambor en Trinidad, lo que dio al género musical de Calipso – Steel Band; Otros originados por la adaptación a los instrumentos autóctonos de cada país y por los avances tecnológicos.En Venezuela se interpreta calipso en la zona oriental del Estado Sucre, Nueva Esparta, Monagas y en Ciudad Guayana, en la modalidad de Steel – Band, motivado a la influencia fronteriza, la utilización de mano de obra antillana en las operaciones petrolíferas y en la industria del hierro.Los callaoenses interpretan calipso con tambor y otros instrumentos autóctonos, todo ello en virtud de que el proceso de transferencia cultural, ocurrió antes de la prohibición en Trinidad de la interpretación de tambor y conforma parte de lo que se denomina CALIPSO DE EL CALLAO, desde allí se ha difundido al resto del Estado Bolívar.En El Callao se ha interpretado calipso desde el siglo pasado, inicialmente con composiciones realizadas en otros países, traídos por los inmigrantes como parte de sus rasgos culturales y posteriormente, las realizadas en esta región e incorporadas hoy día como parte del folklore venezolano; desde el inicio, le cantaron a todos los usos y costumbres generadas en el quehacer diario y fue una gran arma de protesta, frente a todo lo que significará peligro para la vida comunitaria. Los compositores callaoenses se les puede denominar como COMPOSITORES INGENUOS DE CALIPSO DE EL CALLAO y le cantan como sus antepasados, … a la vida. En El Callao, con Calipso se celebran los triunfos, se lloran las derrotas, es una motivo para reunir a la familia en fechas significativas particulares y colectivas, donde sobresale el Carnaval (Febrero o Marzo), las fiestas en honor a la Virgen del Carmen, Patrona de los callaoenses (16 de Julio) y los Aniversarios de la Agrupación The Same People (La Misma Gente), Calipso de El Callao, (20 de Septiembre), se protestan las injusticias y se entierran a los muertos a ritmo de Calipso, cuando este ha tenido un papel relevante en la práctica del Carnaval. El ritmo de Calipso sirvió para transmitir por todas las regiones del país, las necesidades de los callaoenses, cuando las compañías explotadoras de oro de El Callao, tuvieron que paralizar sus labores debido a innumerables factores, entre los que sobresale las Primera y Segunda Guerra Mundiales, en que la escasez de los insumos necesarios para el laboreo de minas y procesamiento metalúrgico hizo mella en la producción. Esto significó el éxodo de callaoense hacia otras regiones del país, que presentaban para ese momento mejores condiciones socio-económicas. Fue una forma de expresar que se estaba vivo y que se creía en el florecer de la industria del oro en esta región: “El tiempo dio la razón”.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.