¿Puede el Odio llegar al extremo de destruir la vida ajena?

Puede el Odio:

-Destruir la vida de alguien de forma consciente y sabiendo que el daño es permanente y definitivo?

-Calumniar de forma suprema sabiendo que la vida de persona calumniada puede terminar a causa de ello?

-No tener miramientos en hundir para siempre al ser odiado tan solo porque el egoismo, los celos, el resentimiento asi lo dictan?

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Seguramente que habrá algunos métodos para utilizar el odio como arma mortífera, que por suerte solamente los conocen los iniciados. Por sí mismo el odio no destruirá la vida del enemigo, pero sí puede acelerar la muerte física de los hijos padres, hermanos o pareja que son odiados. Son los casos de filicidio, patricidio, matricidio o fraticidio. Hacia el resto de las personas el odio no es tan dañino.

    Ciertos seres menos evolucionados: dictadores, jefes malignos, falsos consejeros, torturadores, jueces sádicos, etc. no son dañados por el odio. Al contrario, se alimentan de estas emociones y tratan de provocarlas, porque el ser que odia libera energía apta para estos "vampiros". Son lo que prefieren ser temidos y no amados.

    Otra mirada sobre este interesante tema humano es aquel que se plantea desde la ley de causa-efecto o ley del karma: cosechas lo que siembras; sólo eres dueño de lo que das o lo que sale de ti vuelve...con intereses acumulados.

    En síntesis que el odio mecánico marca la poca evolución del que odia (aún no aprendió que la bondad es superior) y el odio consciente es peor porque contamina áreas de la conciencia que están para iluminar y no para oscurecer al que odia.

    La calumnia, ese dardo envenenado de la lengua, puede matar si penetra por las debilidades de la víctima. De otro modo la mentira no perdura ni daña, porque es ilusión y no tiene existencia verdadera. Los cristianos ven en la mentira a la cara opuesta del Espíritu Santo cuando por boca de Cristo dice "Conoced la Verdad y la Verdad os hará libres". Por lo tanto no temas al odio; perdona e intenta no caer en él.

    El odio no es lo opuesto al amor, sino la falta de él. El miedo es su opuesto. El amor es la vida, el movimiento, la alegría. El temor paraliza, como la muerte.

    Fuente(s): El Nuevo Testamento; "La verdad de la vida" de Masaharu Taniguchi; "La mirada interna" de Silo; "El Camino del Amor", de Chopra
  • hace 1 década

    ¿Te suena lo que hizo Hitler en la II Guerra Mundial hacia los judíos?

    Creo que eso responde tu pregunta.

    La primer respuesta es muy detallada.

    Saludos de un vagabundo Lobo Estepario

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.