¿Que les parece esta carta?

Carta abierta escrita por el Dr. Rafael Muci-Mendoza, médico venezolano y Profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, al Embajador cubano.

Dr. R. Muci-Mendoza.

German Sánchez Otero

Embajador de Cuba en Venezuela.

Excelentísimo señor Embajador:

Debería usted bien conocer que es de ética elemental el que un embajador no se inmiscuya en los asuntos internos del país que le acoge como huésped.

Sus insolentes declaraciones sobre los médicos venezolanos, me obligan moralmente a enmendarle. El "sistema de valores" que usted nos endilga, según el cual 'nuestra intención al estudiar Medicina es obtener un título y una acción en una clínica privada’, además de insultar nuestra dignidad, con aviesa intención nos expone al desprecio público y nos desacredita ante nuestros enfermos; después de todo, somos sus médicos y con sus miserias todo cuanto poseen.

Usted emplea el procaz lenguaje del Presidente de acá, para dividirnos en ‘oligarcas’ y ‘proletarios’, epítetos éstos dichos para agraviarnos y que nunca antes nadie utilizó. Siendo antitípico hablar en primera persona, debo expresarle que, como muchos de mis colegas y aunque a usted le duela, recibí, EN LIBERTAD, una excelente formación moral, ética y académica que coloca al paciente como principio y fin del acto médico, paradigma que he tratado de inculcar a mis numerosos alumnos.

Yo, como tantos, por cerca de 40 años y por un magro sueldo, he trabajado con tesón la mitad del tiempo en un hospital público, a costo subsidiado con nuestro ejercicio privado. Este último lo hemos ejercido como profesión liberal en clínicas privadas, EN LIBERTAD, con honestidad, mística y orgullo.

Pero además debe usted saber que en lo personal he visitado Cuba en tres ocasiones. No lo hice por curiosidad o turismo, y le confieso que no conozco Varadero. He sido y he continuado siendo un invitado de sus médicos, y respecto a ellos, nunca hice uso de cuanto vi u oí en su país.

Su irritante intromisión me indica que es tiempo de hacerlo. En mayo de 1993, cuando su gobierno al fin dio a conocer al mundo la epidemia que, a pesar de sus adversas consecuencias, había mantenido en secreto desde 1991 y amenazaba con dejar en la umbra visual a más de 40 mil sufrientes, formé parte de una misión humanitaria que visitó la isla. En compañía de colegas cubanos y de diversas procedencias, examiné personas afectadas, ayudé a definir el paciente-tipo y a esclarecer las causas de lo que se dio en llamar Neuropatía óptica cubana, y que en resumen --a despecho de que se haya invocado un factor multifactorial-- fue trasfondo de miseria y hambre. En cinco ocasiones me reuní con su Comandante para discutir estrategias diagnósticas de la epidemia, hoy por cierto trocada en endemia. En una de estas reuniones, y aunque parezca una pretensión el decirlo, una de mis colegas cubanas dijo públicamente que la neuro-oftalmología cubana se dividía en dos períodos, antes y después de las visitas docentes del doctor Muci.

A pedido de su Señor, hice mi último viaje a Cuba. Les comuniqué todo cuanto sabía; guiados de mi mano aprendieron nuevas técnicas, mis diapositivas fueron copiadas, y mis charlas video, grabadas. No pedí nada a cambio. Mucho me fue ofrecido, pero el olvido es traicionero. Una simple esquela de agradecimiento me fue regateada.

Regresé con la satisfacción del deber cumplido y un rictus de dolor al recordar la mirada famélica de mis colegas, trasunto de hambre de LIBERTAD, hambre biológica, pero también hambre intelectual al carecer de los instrumentos básicos para adquirir conocimientos: libros y revistas científicas.

Mientras tanto, Cuba exportaba su revolución con los dineros de un pueblo miserable. Pude apreciar allí dos clases de médicos. Unos, 'los olvidados' --a lo peor, distanciados del partido comunista--,

que ocupan los escaños más bajos de la pirámide médica sin esperanzas de ascender. Ésos no asistieron a mis charlas. En mi universidad asisten a mis cursos, en LIBERTAD y por libre albedrío, quienes así lo deseen, sean médicos, estudiantes y aún miembros de otras profesiones. La otra clase, que llamaré ‘la nomenclatura' --los ubicados en el vértice--, tenían acceso a la escasa tecnología y eran celosos guardianes de los libros, depositarios del poder que da el conocimiento. Ésos, privilegiados del sistema, tienen acceso a los banquetes, y viajan al exterior con dólares olvidando a aquellos pobres colegas que se quedaron en casa. La sociedad cubana es una sociedad triste donde se habla calladito para no ser escuchados por el Estado policial, donde se asciende siendo fiel y denunciando; en fin, trepando por sobre las cabezas de otros. La medicina de avanzada que ostentan, está apoyada en una ingeniosa propaganda, pero en realidad es una triste farfolla.

Los delineamientos de su ‘mar de felicidad' han encontrado eco en un gobierno antinaci

15 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Hola Pepe, que gusto saludarte!

    Un reportaje que publica el semanario zuliano dice que mientras un médico venezolano gana en promedio unos 1.340 Bs. Fs. al mes, el Estado Venezolano invierte 9.000 US $ en cada galeno cubano.

    ¿Cómo es posible que a los venezolanos se les descalifique su salario, mientras que un extranjero, gane más dinero en Venezuela, por una profesión que los galenos venezolanos saben hacer mejor?.

    Pero bien sabemos, que los mismos médicos Cubanos se sienten presos en Venezuela porque detrás del majestuoso servicio comunitario, están siendo vigilados y perseguidos por agentes cubanos, y claro se les paga bien, porque parte de sus salarios van al regimén cubano.

    El gobierno comunista ha creado una nueva modalidad de negocio, exportar el talento, pero siempre seleccionando y condicionando para llenar las arcas del único dueño que hay en Cuba, El Estado Totalitario. Y esto sitúa cada vez más en diáspora a la conocimiento cubano

    Imagínate como se pueden sentir los médicos Cubanos sabiendo que los médicos venezolanos se sientes "estigmatizados" por el discurso gubernamental que los tilda de "apátridas". Ellos conocen mejor que nadie estos discursos opresores.

    Cada diez médicos que trabajaban en el sector público declinaron y se marcharon de la Patria que los vio nacer. Otros cambiaron de oficio. “La cifra está por el 40 por ciento. Venezuela se quedando sin médicos.

    Hace poco se convocaron 8 plazas de Neonatología en la UCV y quedaron vacantes todas las plazas; de Medicina Interna se convocaron 30 y quedaron 11 vacantes; de las plazas de Nefrología, Cuidados Intensivos y Medicina Familiar están quedando prácticamente desiertos.

    El gobierno de Cuba llegó a un acuerdo con Sudafrica para enviar

    médicos cubanos a trabajar allá por 2 años con tres requisitos para

    el médico:

    (1) Ser buen conocedor de la Medicina

    (2) Dominar el idioma Inglés

    (3) Tener buena integración "revolucionaria"

    A los médicos se les pagaría con dólares en un

    mejor "neointernacionalismo"

    ya que éste es pagado con una gran parte para el estado, por

    supuesto. Esto significó para muchos médicos una mejoría económica y

    para otros la supervivencia.

    En el caso actual de Venezuela, miles de médicos invaden ese país con

    el objetivo de penetración en el mismo y de propaganda de "sobrante

    cubano" y mientras que el pueblo venezolano haya innecesaria esa

    ayuda, el cubano se queja de necesidades en ese campo.

    En Cuba hay una total escasez de medicamentos y de recursos médicos.

    Inclusive es muy difícil encontrar hasta una aspirina en algún lugar.

    Por esta razón, el gobierno ha establecido un estricto control sobre

    todos los medicamentos y sus recetas.

    Pero su voz como siempre es acallada por la falsa propaganda del diabólico

    sistema.

    Estos médicos cubanos pasan por un tamiz ideológico para ganarse

    salir de Cuba y como dije anteriormente son vigilados estrechamente para que no deserten pero a pesar de esto , muchos logran hacerlo y huyen a tierras de libertad.

    .

  • Wow, muy bien por el medico.Coincido plenamente con lo que dice y en la forma como lo expone. Quisiera saber que respuesta obtuvo. Saludos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    ¡¡ Que CLASE de Valor...!!!

    Palidecen las Historias de muchos "héroes" de pacotilla que está inventando actualmente el Dictador Chávez, al lado de tanto HONOR, Arrojo y Verguenza como está mostrando éste Médico.

    Cuando Cuba realmente se Libere, éste HOMBRE deberá sumarse a la lista de los que han propiciado su Democracia.

  • Esa carta es ilusdtre porque escribio con sinceridad lo que verdaderamente sucede aunque le faltaron cosas esta bastante completa y de verdad fidel esporta la vida de los que viven alla y de los que estamos al norte pais vecino , el mundo no quiere ver lo que es real , ya sabemos llamarlo como mundo virtual y de papel , gracias señor por su hermosa carta un cubano del pueblo

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    hola,amigo.

    que carta mas contundente la de dr. muci-mendoza al embajadorcito german sanches otero.

    como le ha ido punto por punto recordandole todas las verdades que quieren tapar.

    ya es hora que los pueblos se den cuenta de lo que son estos izquierdistas trasnochados que juegan con la vida y la salud de sus pueblos.

    un medico venezolano digno que esta al tanto de la realidad cubana.

    gracias,amigo por traernos aquí esta carta que es digana de que se conozca.

    saludos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Excelente y muy bien echo por el Venezolano , eso es para que no presuman mas de que los Medicos cubanos son los mejores del mundo . Pobre de Venezuela ,,, pero eso fue lo que ellos quisieron

    Fuente(s): Una pregunta ya que usteded conoce de politica , Que piensa del nuevo presidente del Salvador?
  • hace 1 década

    Muy buena esa carta es una lastima que ese pobre medico tiene los dias contados ,pero a pesar de ,fue muy valiente saludos

  • hace 1 década

    Los apoyo por completo a todos.

    Siempre que sea descubrir la verdad de la dictadura de nuestra patria, será por nosotros bien recibido.

    Y hay que felicitar al médico que es de veras valiente.

    Lo que ha dicho es todo muy verídico.

    Gracias.

  • hace 1 década

    Muchisimas grácias por mostrarnos esta carta tan explícita, la encuentro interesantisísima y comparto el dolor y el resentimiento que expide el doctor que la escribe, aclaratoria para mentes LIBRES (la subrallo copiando su palabra LIBERTAD), seguro que alguno de los progres españoles que acostumbrados nos tienen a alabar la "sanidad" cubana la desprestigia, bueno no tienen clase para eso, lo intentaran.

    Un cordial saludo.-

  • anneci
    Lv 7
    hace 1 década

    La verdad ke te felicito es una carta muy bien redactada y le dijiste las

    verdades como eran ,y habria ke decir mucho mas ,despues de 49 años de la revolucion ke ha dejado a CUBA ,a mis ojos como lo peor nunca en mi vida hubiese pensado las peripecias ke pasaron mucha gente y ahora mas ke llegue a escribirme con muchos amigos .a los cuales kiero y admiro ,suerte te lo deseo de corazon

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.