EUNICE preguntado en Ciencias socialesEconomía · hace 1 década

¿ECONOMIA Y POLITICA EN LA HISTORIA DE MEXICO?

HOLA!!!! ESPERO QUE ME PUEDAN AYUDAR NECESITO UNA BREVE RESEÑA DEL LIBRO DE ECONOMIA Y POLITICA EN LA HISTORIA DE MEXICO DE LOPEZ GALLO....

2 respuestas

Calificación
  • david
    Lv 7
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Introducción

    La motivación para escribir este artículo, surge en momentos en que México se ve enfrentado, gracias a una efervescencia política sin par, a una inexistencia de guía en el mando principal.

    Víctima de una sucesión adelantada, tanto o más que la que él mismo encabezó en su momento, el presidente Fox se ha visto imposibilitado en la práctica, para efectuar los cambios que durante todo el sexenio ha argüido como necesarios para lograr el cambio y tener un buen gobierno.

    Las estructuras de poder se ven enfrentadas, los partidos libran en el Congreso de la Unión una campaña casi sistemática de bloqueo a las iniciativas presentadas por los bandos rivales, se negocia en lo oscuro para obtener la mínima gobernabilidad necesaria y se olvidan de lo más importante, para lo que se supone que fueron elegidos: el bien común.

    Cuando la economía se ve afectada por el actuar político, quienes pagan las consecuencias no son los funcionarios de alto nivel, ni los diputados, verdaderos emergentes dentro de una economía que, aunque se considere de las primeras quince a escala mundial, es verdaderamente una economía pobre.

    El pago por los errores cometidos pega en los empresarios, principalmente en los pequeños y medianos, que son los que dan el 80% del empleo en el país, y consecuentemente, lastima seriamente el poder adquisitivo de la población, quien a fin de cuentas, es quien tiene que pagar los platos rotos, por ser a quien se transfiere en última instancia, los incrementos en bienes y servicios.

    Por tanto, este artículo pretende analizar, críticamente, algunos ejemplos de cómo en México se ha privilegiado lo político sobre lo económico, y cómo ello nos lleva a permanecer estáticos, ante una modernidad requerida y más que eso, ante la creciente y lacerante pobreza que existe, la cual, de seguir así las cosas, nos alcanzará tarde que temprano.

    1. Lo que se supone que es la política

    La política, en su acepción vulgar, deviene de "polis" y significa, todo lo que se refiere al Estado (Cfr. Basave, 72). En este contexto, al hablar de política, hablaríamos de todo aquello que tiene que ver con los órganos de gobierno, su estructura, funcionamiento. Asimismo, tendríamos que considerar, a todos aquellos organismos que influyen en el funcionamiento de éste y a aquellos que tienen los medios, para convertirse en parte de él (partidos y grupos de presión).

    La política, es un saber y un hacer. Como actividad es una lucha por el poder organizado. Es ciencia y praxis, estudia la realidad política tal cual es, el gobierno interior y exterior de las sociedades (ibid, 97-98).

    El mismo Dr. Basave (Ibid, 73) nos señala tres sentidos fundamentales de la política:

    a. Como actividad, ya que es una tarea humana, social, creadora y libre.

    b. Como contenido, ya que busca constituir, modificar, proteger y/o destruir, un orden fundamental dentro de la sociedad.

    c. Como objeto, útil para buscar el bien público temporal o bien común, mediante el ejercicio de un poder.

    Ahora bien, reflexionemos sobre la frase "el bien público", ¿qué se supone que es eso? Por el contrato social que nos vemos obligados a renunciar en principio a nuestro bienestar individual, en aras del bien de la sociedad, se supone que el bien social es superior al interés individual. Hasta aquí, podríamos o no estar de acuerdo, pero, suponiendo sin conceder, que lo interesante es lo social, que esto es lo que tiene preeminencia, ¿por qué existe la percepción que las decisiones tomadas por los órganos de gobierno benefician a unos cuantos y no a la comunidad?

    El bien público temporal, es bien, porque debe buscar el bienestar de la comunidad social, es público, porque es de interés de todos y es temporal, dado que la existencia humana es temporal y finita. Lo anterior no quiere decir que nos debamos sustraer de la obligación de tener un desarrollo sustentable, nuestra temporalidad no nos exime de la responsabilidad de cuidar los bienes, de manera que las generaciones futuras, tengan viabilidad para su temporalidad propia.

    En el Concilio Vaticano II, declaración Dignitatis humanae, se define el bien común como "la suma de aquellas condiciones de vida social, mediante las cuales los hombres pueden conseguir con mayor plenitud y facilidad su propia perfección"(Cfr. Hervada, 29).

    Así las cosas, se supone que el actuar político, en cualquiera de sus dimensiones, debe evitar el egoísmo sectario y guiarse, en un análisis serio y crítico, a buscar el bien común, como medio de perfeccionamiento de la sociedad.

    Hervada (ibid) agrega que el bien común, "aunque abarca la producción de bienes y su fomento, no consiste en la suma de éstos, sino en su justa distribución entre los individuos, las familias, los sectores y las distintas naciones".

    Continúa señalando que la comunidad política no existe solamente en función de los bienes materiales, como se le ha tratado de limitar, indicando que la sociedad ci

  • hace 1 década

    si es verdad, pero a que precio lo quieres? jeje no pues ni idea. saludos

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.