Anónimo
Anónimo preguntado en Música y entretenimientoEncuestas y Sondeos de opinión · hace 1 década

¿La leyenda sobre chocolate?

alrededor de este fruto tiene mucha importancia, pues los indígenas sabían que el cacao era un alimento muy deseado.

8 respuestas

Calificación
  • ?
    Lv 7
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Hola Mari, esta es la leyenda de mi sabor preferido, soy casi adicta!

    De acuerdo con la mitología maya, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad, hecha de maíz (Ixim) por la diosa Xmucané (Bogin 1997, Coe 1996, Montejo 1999, Tedlock 1985). Los mayas celebraban un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, Ek Chuah, un evento que incluía sacrificios de perros y otros animales con marcas pintadas de chocolate; ofrendas de cacao; plumas, incienso e intercambios de regalos.

    Los aztecas adaptaron la misma leyenda así: El dios Quetzalcoatl (representado por los mortales como 'la serpiente emplumada') bajó de los cielos para transmitir sabiduría a los hombres y les trajo un regalo: la planta del cacao. Al parecer, los otros dioses no le perdonaron que diera a conocer un alimento divino y se vengaron desterrándolo: fue expulsado de sus tierras por el dios Txktlpohk, esta versión en realidad es una confusión con la versión griega acerca del fuego robado a los dioses por Prometeo (recuerdese que los mayas relacionan el cacao con el fuego y el agua). Otra versión cuenta que Quetzalcoatl era un dios bondadoso que estaba enfrentado a Tezcatlipoca, el dios cruel; este pudo más que él y lo condenó al destierro. Sea como sea la historia, lo cierto es que antes de marcharse prometió volver por donde sale el sol en el año ce-acatl, según el calendario azteca, lo que luego se asoció con la llegada de Hernán Cortés. (Fuente: Wikipedia)

    De la misma forma que las joyas, el chocolate es utilizado para expresar amor, para ostentar, para pagar deudas y hasta para venerar a los dioses. Este manjar que no brilla, que es relativamente barato y que atrae a todas las criaturas de Dios (ni los perros están eximidos) cuenta con miles de leyendas, y con una muy larga historia.

    No sorprende a nadie que se dedique tanta atención a este rico manjar. Nadie imagina al hacer derretir esa delicia en su boca todas las trágicas historias de matanzas y explotación de seres humanos que hubo detrás del cultivo del cacao. Y aunque todo el mundo tiene una leve sospecha de que funciona como un potente sustituto del amor, pocos saben que Giacomo Casanova lo utilizaba precisamente como su mejor elixir. Tan convencido estaba de sus atributos afrodisíacos que en lugar de tomar champagne bebía chocolate. Tan populares se hicieron sus buenos atributos que la Iglesia lo llegó a prohibir hacia 1600, con el argumento de que podría fomentar malas costumbres y conductas pecaminosas.

    Hoy en día también asociamos el chocolate a un momento feliz, distendido. Cuando le regalamos un chocolate a alguien por su cumpleaños o para hacer las pases, el dulce manjar trae consigo una guiñada cómplice. Por cierto, muy poca gente tiene presente que la golosina se utilizaba en sus inicios como bebida para ceremonias reales y religiosas. Los mayas fueron los primeros en convertir las semillas amargas del árbol de cacao en una bebida picante que se utilizaba en ceremonias reales y religiosas además de comercializarse con otras culturas. Se ha exhibido en exposiciones sobre el tema una pequeña porción de residuo de chocolate encontrado en una excavación realizada en 1990 en un sitio arqueológico de Copan, Honduras, donde un rey maya había sido enterrado. El residuo de chocolate data del año 4 AC y es uno de los trozos de chocolate más antiguos jamás encontrados.

    Bloghogar

    No hay que temer al chocolate!

    http://www.demujer.es/el-chocolate-fuente-de-salud...

    Una pequeña historia verdadera

    Durante el mes de febrero, un familiar debió permanecer internado, dada su juventud, se sintió muy angustiado por la situacion

    Entonces decidimos cambiar el tradicional desayuno y merienda de te con galletitas de agua sin sal con mermelada, por lo mismo, pero en vez de mermelada Nutella: Crema de avellanas y chocolate

    Cariños!

  • Anónimo
    hace 1 década

    Buen dia!!!

    Aunque mucha gente cree que los indígenas prehispánicos consumían el chocolate como en su forma actual, en realidad solamente se trataba de una bebida hecha de cacao, fruto regalo de Quetzalcóatl, dijo este jueves la investigadora Sylvia Kurczyn."La leyenda dice que Quetzalcóatl fue quien regaló el cacao a los toltecas, y los demás dioses lo castigan por dar conocimiento del preciado fruto."Él se roba el arbusto, lo planta y le pide a Tláloc, dios de la lluvia, que lo alimente, mientras que Xochiquetzal le pide que lo adorne con flores", Quetzalcóatl lo deja crecer, recoge las vainas, tuesta el fruto, y enseña a mujeres a tostarlo y cómo batirlo.

    "En esa época, un buen chocolate se definía por la espuma que tenía, lo que denotaba el esfuerzo hecho para batirlo""Desde entonces, la importancia del cacao en México, y después en el mundo, ya traducido en chocolate, permanece. Al grado que para los pueblos mesoamericanos se convirtió en moneda", El cacao en el mundo indígena se llegaba a utilizar ocasionalmente como una especia que saborizaba platillos salados.

    Saludos

  • Anónimo
    hace 1 década

    Sube la moral, sustituye el sexo (en parte) y dicen incluso que evita la depresión. Estoy bastante de acuerdo con eso, aunque no hay que abusar, que engorda mucho, jajaja.

  • hace 1 década

    Hola! Te dejo la que encontré

    La leyenda sobre chocolate

    Aunque mucha gente cree que los indígenas prehispánicos consumían el chocolate como en su forma actual, en realidad solamente se trataba de una bebida hecha de cacao, fruto regalo de Quetzalcóatl, dijo este jueves la investigadora Sylvia Kurczyn.

    "La leyenda dice que Quetzalcóatl fue quien regaló el cacao a los toltecas, y los demás dioses lo castigan por dar conocimiento del preciado fruto.

    "Él se roba el arbusto, lo planta y le pide a Tláloc, dios de la lluvia, que lo alimente, mientras que Xochiquetzal le pide que lo adorne con flores", narró en entrevista.

    Quetzalcóatl lo deja crecer, recoge las vainas, tuesta el fruto, y enseña a mujeres a tostarlo y cómo batirlo.

    "En esa época, un buen chocolate se definía por la espuma que tenía, lo que denotaba el esfuerzo hecho para batirlo.

    "Desde entonces, la importancia del cacao en México, y después en el mundo, ya traducido en chocolate, permanece. Al grado que para los pueblos mesoamericanos se convirtió en moneda", relató Kurczyn.

    El cacao en el mundo indígena se llegaba a utilizar ocasionalmente como una especia que saborizaba platillos salados.

    Posteriormente, antes de la llegada de los españoles, surgieron muchas bebidas en las que el cacao se mezclaba con la miel del maguey, con la masa de maíz o con chiles.

    Kurczyn destacó que la leyenda que existe alrededor de este fruto tiene mucha importancia, pues los indígenas sabían que el cacao era un alimento muy deseado.

    Saluditos!!!!

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    sirve como afrodisiaco y aumenta la temperatura corporal y que engorda

  • hace 1 década

    Hola Mari... Esta es una leyenda de mi región Centroamérica... espero te guste:

    La leyenda del cacao nace en América

    centro meridional, la palabra misma se deriva de la palabra azteca "Kakauatl" (Haba de cacao ) y fue bautizada posteriormente por el naturalista suizo Linneo "Alimento de los dioses".

    Mayas y Aztecas además de atribuirle un valor místico / religioso, extraían de las habas de cacao una bebida llamada "Xocolatl", tonificante y amarga a la cual le añadían pimienta y pimentón rojo para volverla picante y maíz para espesarla.

    Todos los dioses eran buenos, y dirigidos por Quetzalcóatl enseñaron al pueblo tolteca el saber, hasta hacerlo sabio y artista, conocedor de la marcha de los astros, lo que le permitió medir el tiempo y señalar en el calendario el cambio de las estaciones para aprovechar las lluvias y levan- tar las cosechas. Bien alimentados los toltecas, dueños del maiz, del fri- jol, de la yuca y de todos los cereales y frutos, pudieron emplear sus horas en estudiar y ser admirables arquitectos, magnificos escultores y de- licados ceramistas. Quetzalcóatl, que los amaba, les dio además el don de una planta que había robado a los dioses, sus hermanos, quienes la guardaban celosamente, porque de ella obtenían una bebida, que pensaban, sólo les estaba destinada a ellos. Quetzalcóatl sustrajo el pequeño arbusto de flores rojas, prendidas a las ramas de hojas alargadas, inclinadas hacia la tierra, a la que ofre- cía sus OSCUROS FRUTOS. Plantó en los campos de Tula el arbolito y pidió a Tláloc que lo alimentara con la lluvia, y a Xochiquetzal que lo adornara con sus flores. El arbolillo dio sus frutos y Quetzalcóatl recogió las vai- nas, hizo tostar el fruto, enseñó a molerlo a las mujeres que seguían los trabajos de los hombres, y a batirlo con agua en las jícaras, obteniendo así el CHOCOLATE, que en el principio sólo tomaban los sacerdotes y los no- bles. Fue licor sagrado y lo tomaban agrio o amargo, de donde al parecer se deriva su nombre en maya: kahau, de kab (amargo). Más tarde se le mezcló con miel, y a la llegada de los españoles le agregaron azúcar y leche, tomándolo caliente y haciéndolo la bebida de lujo de la época colonial. Los toltecas fueron ricos y sabios, artistas y constructores; gozaban del rico chocolate y eran felices, lo cual despertó la envidia de los dioses, más aún, cuando descubrieron que tomaban la bebida destinada a ellos. Juraron venganza, contra Quetzalcóatl primero y contra el pueblo tolteca después. Para eso llamaron a Tezcatlipoca -"espejo humeante"-, dios de las noches y de las tinieblas. Este dios, enemigo de Quetzalcóatl, el dios lu- minoso, bajó a la Tierra por el hilo de una araña y disfrazándose de merca- der se acercó a Quetzalcóatl para ofrecerle la bebida que Xochiquetzal había descubierto. El dios luminoso se hallaba en su palacio, inmensamente triste, pues un sueño le había hecho saber que los dioses preparaban su venganza y temía por el pueblo al que había hecho rico, sabio y feliz. El falso mercader se le acercó y le dijo: -¿Por qué estás triste, Ometecutli -Porque los dioses han decretado mi perdición y el exterminio del pueblo Tolteca, respondió Quetzalcóatl. -Yo te ofrezco con este licor el olvido de tus penas y la alegría. Tómalo y serás nuevamente feliz, y lo darás al pueblo para que sea feliz también. Quetzalcóatl, que amaba al pueblo tolteca, creyó las palabras embusteras de Tezcatlipoca y bebió el jugo que se le ofrecía, que era el octli, el jugo fermentado del metl, el MAGUEY, llamado por el pueblo tlachiuhtli - o sea, el pulque. Se embriagó, con gran regocijo del malvado Tezcatlipoca, y bailó y gritó ante el escándalo del pueblo que lo miraba hacer gestos ridículos. Después se durmió y, al despertar, con la boca amarga y en la cabeza un dolor profundo, se dio cuenta de que los dioses lo habían deshonrado y que se preparaba para la ruina del pueblo tolteca y la caída de la gloriosa Tollan. Al sentir que Quetzalcóatl que ya nunca podría ver a los que había enseñado a ser buenos y honrados sin tener verguenza, decidió marchar hacia el rumbo de la estrella vespertina, su casa. Emprendió el camino llorando, máxime cuando encontró, al día siguiente de su embriaguez, que las plantas del cacao, de verdes y frondosas, se habían transformado en secas y espinosas, en mezquites. Marchó entonces hacia el mar, hacia la llamada Nonoalco, en las playas en las que hoy es Tabasco, y allí arrojó, por última vez, las semillas del cacao, que bajo su mano florecieron y quedaron ahí como la postrer dádiva del dios luminoso. Después entró al mar y, aprovechando un rayo de la luz de la estrella de la tarde, se volvió a su morada de luz.

    Que tengas un lindo fin de semana.

    Chao.

  • He oido que los anitguos pobladores de america usaban los granos d cacao como moneda valiosa para comprar productos

    Mi mama hace deliciosos pasteles de chocolate, cubiertos con mas chocolate y nuez moscada...realmente exquisitos

  • hace 1 década

    MariƸ̵̡Ӝ. HOLA AMIGA!!!!!!!!!

    Y QUE NUTRITIVO Y DELICIOSO ES UN RICO CHOLOLATE O CHOCOLATADA...,

    A LO NUESTRO....

    El alimento de los dioses, permitió la colonización de América

    Hay una leyenda azteca que nos cuenta como el dios Quetzacoatl, una divinidad en forma de serpiente y plumas, otorgó al último rey de México Moctezuma el árbol del cacao para que pudieran gozar de sus propiedades. Los demás dioses se enfadaron con Quetzalcoatl porque ya no eran los únicos propietarios de este elixir de la sabiduría, por ello lo desterraron del “Olimpo de los dioses”, prometiéndole que sería al cabo de unos años y que vendría de donde salía el sol, es decir del mar.

    Fue después de muchos años que los colonizadores españoles se dieron cuenta que esta “bebida de los dioses”, que la encontraban amarga y pastosa, descubrieron que el sabor cambiaba mucho cuando se mezclaba con azúcar de caña

    GRACIAS POR TU PREGUNTA

    TE DEJO MI ♥,UN ABRACITO Y ESTRELLITA

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.