Anónimo
Anónimo preguntado en Educación y formaciónAyuda con los estudios · hace 1 década

¿cuales son las ideas principales y secundarias de este texto?

necesito sacar la idea principal y secundaria de este texto pero no se cuales son please ayuden me gracias.

Maicao y sus vestigios árabes. Crónica de un ocaso

La carne permitida no incluye al cerdo, poco menos que el demonio para un musulmán. Cinco cuadras más allá de la mezquita y la casa del líder está la carnicería y restaurante El Oriente, donde un hombre joven, ancho de espaldas y de bigote entorchado, casi de pesista de circo, es el encargado de los sacrificios. Su técnica es perfecta: corta la vena yugular del animal y la arteria carótida pero deja intacta la espina dorsal, todo con el fin de conseguir un mejor drenaje de la sangre y por lo tanto mayor higiene de la carne.

Cuando no está manejando la cuchilla, el hombre pega su boca a un cigarrillo y una taza de té y se pierde mirando una calle por la que cada vez pasan menos personas. En las buenas épocas Maicao parecía un bazar marroquí, repleto de comerciantes y clientes en el que hasta los carretilleros se daban una vida de lujo. "Los tipos desenguayababan el whisky de la noche anterior con vino espumoso de manzana. Eran tiempos en que las calles estaban peor que ahora pero la plata nadaba. Ahora medio pavimentaron y apenas uno puede hacer lo del almuerzo", dice Guillermo, un paisa que llegó a mediados de los años setenta, casi al mismo tiempo que la gran migración árabe.

Guillermo tiene uno de los pocos locales donde todavía se consiguen licores extranjeros de marcas inimaginables. "Mire por ejemplo esta botella de litro de Famosa perdiz, un whisky buenísimo. O este vodkita ruso. Aquí ya nadie tiene de esto". En la puerta del local un amigo del vendedor, con una mini Heineken en la mano, mira el edificio más grande del pueblo, el Hotel Maicao, el único que todavía permanece con la pintura intacta. "Nadie sabe cuándo construyeron ese hotel. Siempre ha estado ahí. Ahora el chisme es que dizque lo compraron los hijos de Uribe. Yo no creo, para qué si nadie ya se asoma por aquí", y termina en dos sorbos la botella de cerveza.

Alguno que otro comerciante aún se hospeda en el hotel de tres estrellas y trece pisos, y a veces sube a la terraza y cena una pizza o un plato internacional, como reza una carta que se niega a sacar de la sección de licores la mítica botella de Old Parr con la que se cerraron tantos negocios, aunque ahora cueste lo mismo que en cualquier supermercado. Junto a Guillermo se quedaron a vivir hombres como Michel, un libanés dueño de una tienda que alguna vez fue boutique. Hoy los maniquíes andan rodando por ahí sin cabeza y los rollos de tela se destiñen en la penumbra. En el desorden de la vitrina principal se acumulan cadenas y pulseras de plata que se oxidan junto a las cafeteras y a tres fotos descoloridas del dueño en tres etapas diferentes de su vida: cuando llegó a Colombia a los 30 años, cuando fue rico diez años después y cuando la suerte alzó vuelo.

En la misma calle vive un pastelero árabe de bigote canoso que todas las mañanas saca bandejas repletas de blacavas sin importar que en el pueblo poco a poco van quedando solo viejos como él, algunos deteriorados por la diabetes. Igual, el pastelero se para en sus chanclas marca Cauchosol, que apenas logran retener sus gordos pies, y detrás del mostrador atiende sonriente, como si en cualquier momento fuera a llegar una de esas turbas de antes, cargadas de perfumes, botellas de trago, televisores, aires acondicionados y tenis, que hacía un alto en la jornada de compras para tomarse un Maltín Polar acompañado de un dulce de pistacho, cubierto de un almíbar preparado con agua, canela, azúcar y jugo de limón. Una receta que viene de los tiempos en que Mahoma y Maicao todavía estaban vivos.

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    La idea principal es como ha cambiado la vida de los comerciantes de Maicao desde la llegada de los musulmanes, que aparentemente dominan el lugar, y les arruinaron la vida porque el islamismo prohibe a los musulmanes la carne de cerdo y toda bebida alcoholica.

    La idea secundaria es como los comerciantes árabes de Maicao añoran su pasado de esplendor y siguen cumpliendo inútilmente con sus tareas diarias, aferrados a un ritual de actividades que ya no tienen mucho sentido porque casi nadie compra sus productos y se han hundido en la decadencia, junto con las nuevas costumbres que imperan en el lugar.

  • hace 1 década

    ociento me enade deleer todo

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.