Anónimo
Anónimo preguntado en Política y gobiernoPolítica · hace 1 década

¿Quieren leer una entrevista de el padre Javier Ursuaga, quien fue protagonista de un crimen terrible?

Ariel Lima fue condenado a muerte, lo mantuvieron como una semana en la galera de la muerte, apenas hablaba, vivía enajenado, vacio de si mismo, perdida la mirada, como ausente de lo que le estaba pasando, los demás prisioneros lo veían tan niño, tan solo, tan necesitado, le prometí que hablaría con Ernesto Che Guevara e intercedería por el.

Fui a hablar con Ernesto Che Guevara y me preguntó por qué debía anular la sentencia.

Le dije:

- Por dos razones, una por sentimiento humano por sus solo 16 años, la segunda por sagacidad política, porque al otro día de la muerte de este niño, la prensa mundial, en Estados Unidos, América Latina y Europa hablaría de que la revolución cubana carecía de sentimientos y que juzgaba por igual a adultos que a menores y que esto muy poco beneficiaria a la revolución.

Inútil, a más compasión que se le pedía al Che, con más crueldad respondía

.La vista apenas duró media hora… ratificada la sentencia, sería fusilado aquella misma noche.En su camino a la Comandancia… una mujer corrió al frente de ellos y se postró en el suelo delante de todos suplicando piedad para su hijo, que no lo fusilaran que era un niño . Alguien le dijo al Che :

- Es la madre de Ariel Lima…El che en tono burlon respondio mientras se dirigia a la pobre madre.

Señora :dijo con cinismo:Le recomiendo que hable con el Padre Javier Arsuaga, es un maestro consolando. madres que pierden a sus hijos

Esa noche odié al Che., asegura el sacerdote

esta historia relatada de boca de el padre Ursuaga es un vivo testimonio de las muchas atrosidades perpetuadas por el Che , y la muestro aqui con toda su realidad para aquellos jovenes que con orgullo portan una camiseta de su querido Idolo !

8 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Me permito Usurpar tu relato para mas tarde enseñarlo aquellos que no saben y solo por anarquia a las instituciones portan y no con orgullo una camiseta de un INSOLENTE QUE SIEMPRE SUPE QUE ERA UN VIVIDOR DE PATRIAS, DE UN USURPADOR DE BANDERAS, ese tipo que le dicen el CHE sera siempre una monserga podrida de la historia.

    Saludos para ti hermana cubana

  • Rocío
    Lv 7
    hace 1 década

    Y aún así hay personas que lo siguen idolatrando, tratándolo como a un ídolo, un líder un hombre ejemplar!!!.

    Son muchas las historias sobre el che y la mayoría no lo describen, como algunos otros lo perciben. ¡¡Qué lástima, seguir admirando criminales, asesinos, sin humanidad ni corazón.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Mariòn amiga! Me llega a dar nauseas el saber que este asesino no tenia compasión por nadie, si hoy en día estuviera vivo seria un líder terrorista, pero por fortuna se cumplió el dicho que al que hierro mata a hierro muere, y debe de estar halando carretillos en el infierno!

    Muchos cariños!!!

    ///////////////////////////////////////////////////////////////////

    MARCO, a la mayoría de las personas les repugna el ejercicio de la violencia. Ello tiene que ver con un compromiso ético consciente, pero también, de una forma más primitiva, con el desarrollo emocional del ser humano. Ya desde una fase temprana, en el transcurso del proceso de socialización, los niños adquieren la capacidad de empatía, es decir, la aptitud de ponerse en el lugar del otro para comprender mejor lo que piensa y siente y lo que puede originarle sufrimiento.

    Que pena que tu seas igual que el Che carroñero en sentimientos, por supuesto que tu no te permites mirar estas historias ya que evitas saber el dolor ajeno, tu no tienes nobleza, compasión, ni sensibilidad ante el dolor ajeno ,

    Pero además esta comprobado que las personas violentas son personas insensibles al dolor y al sufrimiento de los otros, por lo que es claro que eres un agresor, un violento con el sentimiento altruista bastante disminuidos.

    En concreto, las personas fanáticas, que se adhieren de una forma acrítica a una idea política y la siguen dogmáticamente con exclusión de toda información incongruente con ella, se caracterizan por una falta de empatía para sensibilizarse con el sufrimiento ajeno y por una ausencia de remordimiento cuando son ellas quienes lo generan. En estos casos la militancia política y la creencia ciega en unos ideales patrióticos, con una fe del carbonero, constituyen ideas sobrevaloradas, que ocupan un lugar muy importante en sus pensamientos, impregnan afectivamente su vida y ejercen una acción tiránica sobre su conductas.

    El fanatismo lleva en sí el germen de la violencia. Estar en la certeza de una idea supone intentar imponérsela a los demás. En cierto modo, los terroristas se sienten héroes, miembros escogidos de una vanguardia de élite, que tienen como tarea una misión trascendente que justifica la muerte de los enemigos. Sólo así se explica la importancia concedida a sus acciones por el propio sujeto, que le lleva a minusvalorar el dolor de los demás, a considerarlo, en todo caso, como un mal necesario para la consecución de un objetivo superior, a ser insensible al rechazo social mayoritario y, en último término, a sobrevivir sin sentirse atormentado por sentimientos de culpa.

    Sólo un grado alto de obcecación puede mantener, sobre todo si coincide con un nivel cultural bajo, una percepción tan distorsionada de la realidad y la incapacidad de un juicio crítico. El fanatismo recluye a una persona en una prisión interior y es irreductible al razonamiento lógico, al que sólo se llega --y no siempre-- cuando surgen circunstancias vitales dramáticas: la detención y el encarcelamiento; la muerte de un compañero en la lucha, etcétera.

    Si, como es obvio, nadie nace fanático, ¿cómo se produce entonces el lavado de cerebro? Es decir, ¿dónde se fragua esa distorsión de la realidad que da lugar a un espejo deformante del mundo social y que lleva a generar victimismo y odio en personas que han nacido en un régimen democrático y no han conocido la dictadura? En primer lugar, hay ciertos factores psicológicos de riesgo: la inmadurez y la dependencia emocional, en unos casos; la impulsividad y la búsqueda de emociones fuertes, en otros; o, por último, la personalidad paranoica (caracterizada por la rigidez de pensamiento, la desconfianza patológica, el orgullo exagerado, la pobreza afectiva y la agresividad irascible). Es decir, el fanatismo encuentra un caldo de cultivo adecuado en la inmadurez emocional.

    De árboles sacudidos con saña caen nueces... pero podridas.

    En algún punto, el dolor ajeno es una forma de valorar lo propio.

    .

  • hace 1 década

    Estos son los ídolos creados por la propaganda comunista, como no tienen héroes de verdad, tienen que fabricarlos, con esa manera tan siniestra de tergiversar la verdad, minimizando los horrores de sus integrantes, y demonizando sin piedad a los opositores, fabricando calumnias, donde hagan falta, y eliminando verdades donde molestan...así engañan a los pueblos, así mantienen el poder....son lobos rabiosos, que se disfrazan de ovejas....hay que ser muy ignorante o muy resentido, para honrar a un sicópata asesino, cuando existen tantos hombres buenos, que tuvieron el valor de dar su vida por la libertad de Cuba...

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    desgraciadamente la figura de ernesto guevara siempre fue maximizada solo como heroe revolucionario, estos aspectos jamas salen a la luz publica y si llegan a salir son prontamente bloqueados, saludos y es muy grato leer a la marion de siempre, chau.

  • Konny
    Lv 6
    hace 1 década

    Así es desgraciadamente mucha gente los cree buenos y no los son, no lo saben por ignorancia. aquí en esta carta nos demuestra que era un cobarde y abusaba del poder.

  • hace 1 década

    No señora solo quien simpatiza con la carroña desea ver esas historias, sabe ayer vi su pregunta sobre la depresión y ahora entiendo lo que le pasa, sabe allá afuera hay un mundo hermoso, para los que tienen el VALOR de conquistarlo, quien no puede seguir amargandose la vida criticando a quienes son triunfadores,

    saludos.

    que este bien,

    marco

  • Marta
    Lv 5
    hace 1 década

    Quienes han conocido personalmente a Ernesto che Guevara de niño, jóven y adulto, coinciden en que era un ser de una sensibilidad especial y de una gran humildad. ¿Por qué creerle a un sacerdote cuando la mayoría de ellos han sido complices de sometimientos guerras y torturas, siempre del lado de los poderosos?

    Fuente(s): Múltiples, siempre me ha gustado leer, observar y participar de la realidad. No me gusta vivir en una burbuja y mirarlo por TV.
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.