Rafael D preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿Nuestras vidas son un susurro?

http://www.youtube.com/watch?v=WSECQtF58BU

Youtube thumbnail

&feature=related

DESPEDIDA DEL POETA TAGORE

Despedida que el poeta Rabindranath Tagore leyó a los niños de la escuela de Santiniketan de la India pocos días antes de su muerte el 5 de agosto de 1941.

En la creación de Dios, nada tiene fin. Todo lo que es verdadero, permanece. En el jardín de Dios, la flor abre y se mustia, pero cuando se mustia no es que se acaba; florece otra y otra vez. Las estaciones vienen, se van y vuelven, y en su sucesión está la verdad. Así todas las relaciones reales, las felicidades ciertas, son continuas, no pasajeras. En su sucesión no cesan verdaderamente.

Las obras del hombre tienen el estigma de la muerte que tienen porque la mayor parte de nuestras actividades carecen de sentido y porque nuestras energías las empleamos en abastecernos de cosas y placeres sin eternidad en el fondo. Por eso intentamos dar a todo, a fuerza de añadiduras, un aspecto de permanencia. El hombre ansioso de prolongar el placer, intenta sólo sumar, y tememos detenernos por miedo de que algún día todo termine.

A la verdad es a la que no le importa ser pequeña ni llegar a un fin, como un poema, que no por terminado está muerto, y no porque ese poema esté compuesto de versos infinitos, pues si eso fuera así, sabríamos que el poema no era verdad. El verdadero poema sabe cuando concluir; se ha cogido a algún ideal permanente del hombre, que es de todos los hombre y el principio interior de toda la creación. Si un poeta ha alcanzado ese ideal de perfección, sabe que, deteniéndose, no muere, sino vive.

Así, al encontrarse verdadero puede permitirse finalizar, porque nunca llega a un término, sino que tiene su continuidad en la verdad. En lo que somos verdad, somos inmortales; y cuando estamos de parte de la verdad, estamos de parte de la inmortalidad. Pero el hombre, al dar su vida a cambio de objetos sin sentido, la derrocha; y si hacemos de esas cosas nuestra meta, entonces la vida será una vida de muerte.

En nuestro vivir diario nos encontramos con muchos hombres que pasan como sombras sobre nuestra vida; pero cuando nos encontramos en la verdad, todo es diferente. Nosotros nos hemos reunidos en el rincón de este pequeño jardín. Como yo, ansiáis la verdad. Todos somos niños que lloramos a oscuras por nuestra Madre Eterna, sin saber que ella está, mientras tanto, en la cama con nosotros. Ignorantes creemos que estamos separados; pero cuando la lámpara se enciende, vemos que nuestra Madre no se ha movido de allí. Entonces sabemos que somos hijos de la misma Madre y el grito: “!llévanos de lo irreal a lo real, de la oscuridad a la luz, de la muerte a lo permanente!”, sale de nuestras bocas. Oyendo entonces esta oración, sabemos que las diferencias son lo irreal, y que lo real es que somos uno. Bajo estos árboles lo hemos llamado a Él con voces unidas, Padre, y hemos sabido que este es nuestro verdadero parentesco, el cual nunca podrá perderse, sino seguirá hondo, en nuestras almas.

Nuestro parentesco personal con este mundo comenzó en el amor. El amor de La Madre y El Padre nos trajo, nos envolvió y nos nutrió. Poco a poco, con la clave de ese amor, llegamos a ver que solo ese parentesco era el definitivo. Los objetos de nuestras pasiones eran cosas destructivas, o sombras que hacen irreal la vida que se llena de ellas.

Cuando nos encontramos a Dios, nuestra vida se perpetúa en la verdad. No tendrá en ella ese elemento de falsedad. Y es lo que hemos de recordar, y en ello tenemos el sentido de las palabras “!llévanos de lo irreal a lo real!”.

Al alimentarnos, nuestro cuerpo asimila el alimento y sigue adelante con su obra de creación. Si comemos polvo o cascajo, no nos creamos permanentemente, sino que nos destruimos permanentemente. La verdadera relación del hombre con el hombre es también creativa. Esta reunión nuestra, bajo estos árboles, será también creadora en nuestras vidas, y se hará cada vez más verdadera cada día. Es cierto que, como la luz del día de Dios, todas nuestras energías pueden estar ocultas bajo el sudario de la oscuridad de la noche, por algún tiempo; pero la luz vuelve a vivir de nuevo. Así son las relaciones verdaderas y así permanecerán hasta el fin de nuestras vidas, sin perderse jamás. Irán creciendo y entrarán entonces en un proceso de creación y en la realización permanente en lo que ha de venir y está siempre viniendo. Y yo le ofrezco a dios mi oración para que Él nos lleve de lo vano a la verdad del amor: “!llévanos de lo irreal a lo real, de la oscuridad a la luz, de la muerte a lo permanente!”

Rabindranath Tagore.

........................................................................................

10 respuestas

Calificación
  • @my
    Lv 6
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    llevanos de lo real a lo irreal ...materializa nuestros sueños en el borde de la luna para detallar que el filo me alumbra en la eternidad de tu mirada...cuando ya no haya más luna ni estrellas cuando en las tinieblas pueda tocar tu mano y sentir tu mirada sabiendo que eres tu

    el que parecia irreal se volvia real y duradero (eterno)

    que belleza de texto Rafael gracias por compartirlo con nosotros

    saludos

    con cariño

    @my

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Quedó abrazada al muro, amante, la glicina,

    y grávido de frutos de oro, el limonero;

    la cola de tijera mostró una golondrina

    y el gorrión revolando, de píos mensajero.

    Debajo de los árboles era la hierba fina

    que peinara amoroso, a diario el jardinero;

    la estrella federal sangraba en cada esquina

    y, cual si fuera única, en su patita, el tero.

    Así pasó el jardín de mis juegos de otro

    paraíso de sueños, tierra de fantasía

    para que la nostalgia lo añore tanto ahora.

    Aunque la vida mata, de a poco, acaso, es cierto

    y queremos volver a la simple alegría

    de un jardín, unas flores, un vergel o algún huerto.

    de Marilina Rebora

    Fuente(s): Minina!
    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Rafael Gracias

    por compartir...

    De poetas no sé mucho

    pero ahora aprendo......

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    uyyyy Rafael!!! Me deslumbraste!

    Un gran mensaje! Con excelente música.

    Para derretirse.

    Chau,me voy a un concierto,para no extrañar tanto,mi amor está lejos. Tú dirásssss

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Fiamma
    Lv 4
    hace 1 década

    La búsqueda de la verdad, contra toda falsedad.

    Ciegos en la oscuridad que creamos, en persecución de un rayo de luz que tenemos a nuestro lado y no sabemos ver.

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Rafael!

    Qué belleza lo que me has enseñado hoy!!!!!!

    Lo guardaré en mi corazón como un dulce susurro compartido al oído...!

    Y si la vida solo es un susurro...

    Gracias!

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Almeja
    Lv 7
    hace 1 década

    Todas tus preguntas son un susurro de la belleza que nos rodea =)

    Gracias por ese remanso que nos brindas diariamente =)

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Nuestras vidas son un susurro de sueños que muchas veces se convierten en una dulce realidad. Un beso

    Fuente(s): ♫♥
    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    hola hay en este escrito se ve no a d.Rabindranath .se ve a un gran poeta gracias por enseñarme esta joya un saludo

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Gracias porq ahora conosco un poeta q no conocia.

    • Inicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.