¿despedazando ilusiones?

Llego un poco mas tarde lo habitual a casa de mi trabajo, no me quejo es lo escogí y lo que mas me gusta hacer. Pero algo esta faltando veo al entrar a casa a mi mujer esperándome con la cena en la mesa del comedor. Se encuentra cruzada de brazos apoyando un costado de su cabeza en ellos y suspirando disconformidad. Le pregunto pasa algo amor? a lo que me responde sin levantar la vista con una voz tenue -no Marcelo no pasa no pasa nada.

En mi adentro me digo seguramente es algún problema que surgió durante el día, sentía que era mejor dejarlo así y no cuestionar mas. Dejo mis elementos del trabajo en el sofá me siento en a mesa y me dispongo a cenar.

Ella continua inerte, con esa mirada perdida y algo triste. Lo cual me pone en una situación incomoda se que si digo algo esto puede desembocar en una pelea y es algo que intento que no suceda así que la ignoro totalmente y prosigo con mi alimentación.

Al ver que yo no iba responder a su actitud ella decide hacerlo y me pregunta. ¿Donde perdiste la dulzura?¿Donde dejaste tu lado romántico?¿Acaso ya no te inspiro como antes?¿Tal vez hay alguien mas que te quita el sueño?. Un poco aliviado le contesto es eso amor? respondo lo que pasa y lo sabes que últimamente estoy muy pendiente y concentrado en el trabajo, a parte amor sabes que con el tiempo se va perdiendo el toque.

No se que parte fue de lo que dije la que hizo que diluvié en su rostro. Esa imagen me rompió el corazón. Tome mi comida a medio terminar y concluí en la cocina. Yo se que espera en ese momento que le diga algo, que la abrace y la bese pero no podía hacerlo porque no seria sincero. Sabía que debía hacer algo pero no sabia como hacerlo. Agarre un papel y una lapicera con idea de escribir un poema, comencé a escribir cosas que salían de mi después de una hora me doy cuenta que escribí una bonita historia de suspenso pero para mi amor nada. Decline en mi acción y me fui a acostarme.

Al día siguiente al llegar de mi trabajo la situación es totalmente diferente mi mujer es pura alegría que contagia. Lo que a la ves también me preocupa esta bipolaridad pero como siempre es mejor no preguntar. La semana se fue dando así, en su rostro solo se veía felicidad y optimismo. Algo en su vida hizo este milagro y yo sabia más de lo que desconocía. Una tarde me invita unos bombones al que cual respondo con una sonrisa y le pregunto porque los compraste es algún día especial hoy? a lo que responde muy simpática no amor yo no los compre.

Obviamente algo o alguien le alegraba los días a mi mujer, bueno porque esconderlo ese alguien era yo. Que sin que se diera cuenta le mandaba las más hermosas cartas de amor, los más lindo regalos que una enamorada pueda recibir los más ricos bombones que jamás alguien haya probado. Excepto yo claro. Todo esto firmado como: un admirador secreto. Porque así? porque así sentía que iba ser mas emocionante el día que le declarase toda mi verdad. Bueno por lo menos eso pensaba yo.

Ese día llego tenia que hacerlo así que preparare la sorpresa, compre unas bonitas docena de rosas y una carta escribí mi confesión. Sin mencionar palabra alguna entre con las rosas ella se sorprendía al ver --y esto porque Marcelo?. Le digo NO gestualmente, le doy la carta. Espero pacientemente ver su expresión al enterarse de mi gran obra maestra. Y imagino que me va estampar un beso pasional y me invitar a la habitación.

Nada de esto sucede su cara de felicidad se trasforma totalmente a leer las líneas que escribí para confesar que siempre fui yo el admirador secreto. Una cara de decilucion como la de un niño cuando se entera que no le van a poder comprar ese tan apreciado juguete. En un instante el silencio fue fatal. Lentamente deja caer su brazo y la carta súbitamente queda en el suelo. Otra ves su mirada perdida, otra ves los cauces vertientes de sus ojos. Yo totalmente desencajado sin saber como reaccionar.

Saludos!

Actualización:

es casi imposible escribir sobre temas que no se hayan escrito antes, pero esta historia es de mi auditoria no refleja mi vida. gracias a los que les gusto y a los que no tambien.

5 respuestas

Calificación
  • NESTOR
    Lv 5
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Oye, me quede perplejo; en momentos y casos así, no es fácil decir algo. Pero algo me dice que a ustedes los esta afectando la falta de comunicación, quizás tú la acostumbraste a los detalles cariñosos y hoy la rutina ya les dio sabor a nada.

    SABOR A NADA

    Palito Ortega. / Ricardo Montaner.

    Qué nos sucede vida, que últimamente.

    Ya nos miramos indiferentes

    Y ese amor que hasta ayer nos quemaba

    hoy el hastío ya le dio sabor a nada.

    Qué nos sucede vida, que últimamente.

    Ya discutimos por pequeñeces y todo aquello

    que hasta ayer nos quemaba,

    hoy la rutina ya le dio sabor a nada.

    Reflexionemos vida mía

    o nos condenaremos a vivir eternamente.

    Mintiendo amor ante la gente,

    y a no soportarnos al vivir íntimamente, dime...

    Quizás seria bueno, si la quieres todavía (me imagino que si) que recapitulen todo aquello que los enamoro el uno del otro; sácala a pasear, vayan juntos al cine, a un día de campo. O también a platicar solitos en la noche bajo un manto de estrellas, tiritando de frió, y tu dándole todo el calor de tus abrazos.

    También puedes llevarle serenata y te le declaras, mirándola a los ojos como la primera ves que lo hiciste.

    Bueno, por la mujer que yo amo, no se cuantas cosas haría

    Suerte, y Corazón valiente.

    Chao.

  • hace 1 década

    Hola, esta muy buena la historia....estudias poesia o algo paresido, se nota que te gusta el tema y es algo que no todos los tienen! suerte y felicitaciones por tu escrito!

  • hace 1 década

    me gusto tu historia deberia de ser escrito sino fuera por que esta historia ya la habia leido antes y en un cuento asiq eu en pocas palabras tu idea no fue original , lo siento por ti pero mejor has pregutnas y responde en ves de usar este espacio para solo contar tu "vida"

  • Anónimo
    hace 1 década

    Esta muy buena, pero no me identifique con la historia, le podrias agregar nombres a los personajes, como una novela.

    saludos

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Buena historia, un poco aturdidora. Me dejó un poco desentonada así como tu final, definitivamente la mujer es algo complicada.

    Es un cuento corto, algo emocionante pero con un tono sarcástico que alienta las emociones. Me hiciste recordar a los Cuentos grotescos de José Rafael Pocaterra. Son algo así la mezcla de los placeres y sinsabores de la vida que uno ni se lo cree que alguien los haya descrito tan vívidamente como este autor. Te lo recomiendo.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.