¿el reflujo en los bebes avanza?

tengo una bebé de mes y medio, tiene un poco de reflujo y quiero saber si el mal avanza porque la esta tratando un pediatra tiene flemas y quiero saber si corre algún riesgo

4 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Es tan común que un lactante regurgite después de comer que es considerado casi como algo normal. Algunos bebés lo hacen en forma habitual, otros no tanto. Algunos dejan escapar una pequeña porción de leche como si hubieran comido de más mientras otros presentan copiosos vómitos.

    El bebé está recién bañado. Le acabamos de poner un impecable traje ,el nos hace saber que llegó la hora de comer. y al cabo de unos minutos de haberlo hecho, nos damos cuenta que el pulcro trajecito ha quedado bañado de leche regurgitada. Su mamá se dispone a cambiarle nuevamente la ropita.

    En ocasiones las madres se ven más preocupadas por la cantidad de ropa que se acumula, que a la regurgitación en sí.

    El problema está en discernir cuándo esta regurgitación es normal y cuándo no lo es: esto dependerá de la frecuencia y de la intensidad de las regurgitaciones, así como de los síntomas que éstas ocasionan. De acuerdo a estudios realizados, se estima que un 20% de los lactantes que presentan regurgitaciones tendría reflujo gastroesofágico anormal.

    ¿Qué es el reflujo?

    En la parte inferior del esófago hay una parte más estrecha (llamada esfínter esofágico inferior). Este funciona como una especie de "válvula", que se abre para permitir el ingreso del alimento hacia el estómago, cerrándose luego para impedir la salida del contenido del mismo. Cuando esta "válvula" no funciona correctamente, tanto el alimento como parte de los jugos gástricos que existen en el estómago, suben por el esófago, pudiendo inclusive llegar a la boca.

    En los lactantes es más notorio, ya que -como su nombre lo indica- están alimentados sólo con leche y, como todo líquido, tiende a "subir" más fácilmente que los sólidos.

    El reflujo puede estar ocasionando:

    * Por que la "válvula" (esfínter esofágico inferior) no funciona en la forma adecuada (60% de los casos).

    * Por que el esófago no puede eliminar por completo el líquido regurgitado.

    * Por un aumento de la cantidad de juegos gástricos.

    El reflujo también puede deberse a una inmadurez del aparato digestivo del bebé, la que aproximadamente a los 6 meses de vida se corrige espontáneamente. Esto ocurre en la gran mayoría de los casos y es debido a que en este momento el bebé comienza con dietas más sólidas (ya no recibirá sólo líquidos), su esófago comienza a crecer y adquiere la habilidad de mantenerse en una posición más erguida (antes de los 6 meses pasa la mayor parte del tiempo acostado).

    Síntomas de reflujo

    El vómito no es el único indicador de reflujo. Muchos chiquitos son víctimas de reflujo y ni siquiera manifiestan regurgitaciones; esto no está asociado con el grado de reflujo que puede tener.

    Existe una serie de síntomas asociados que nos hacen sospechar su presencia. Es sumamente importante detectar en forma precoz cuándo un niño tiene reflujo gastroesofágico, para actuar rápidamente y evitar las consecuencias irreversibles que ocasiona. El estómago tiene un revestimiento que lo protege de los ácidos que contiene, pero el esófago no tiene ninguna protección, y por este motivo el reflujo -que generalmente es ácido- puede llegar a causarle serias lesiones.

    Cabe resaltar que en niños de hasta 6 meses de vida es posible tratar el reflujo simplemente modificando la frecuencia de la dieta o a través de cambios posturales.

    No hace falta que el chico vomite o tenga regurgitaciones, es suficiente que el jugo gástrico llegue hasta el esófago para desencadenar los síntomas descriptos.

    Algunos de los bebés que padecen reflujo pueden presentar apneas, es decir que por momentos ven interrumpida su respiración. En estos casos se debe hacer un seguimiento muy intensivo del paciente, ya que la apnea puede ser considerada como un factor predisponente de la Muerte Súbita.

    Los factores que pueden provocar apnea son muchísimos y generalmente muy difíciles de diagnosticar, siendo el reflujo gastroesofágico una de la pocas variables que se pueden evaluar en los niños que tienen apnea.

    ¿Cómo se diagnostica?

    El reflujo es una alteración funcional. Lo primero que se debe descartar entonces es que el niño no tenga una alteración anatómica, para la cual se debe analizar la integridad anatómica del esófago, de la "válvula" y del estómago.

    Para llegar a un diagnóstico se puede efectuar un estudio radiológico (seria radiológico de transito esofagogastroduodenal), y es necesario que el pequeño ingiera una sustancia de contraste a través de un biberón para lograr una correcta visualización.

    También se puede hacer una pHmetria monitoreada de 24 horas, que consiste en la introducción de una sonda a través del esófago. Este estudio no sólo mide el grado de acidez o alcalinidad del reflujo, sino también la frecuencia, la duración y la intensidad de los episodios, determinando si el reflujo es o no patológico.

    En aquellos niños que presentan apneas, generalmente se realiza al mismo tiempo que la phmetría una polisomnografía, que consiste en una especie de electro

  • Anónimo
    hace 1 década

    yo tengo unos gemelOs de 1año y 5meses kuando estabas mas peqes a ellos tmb les dio reflujo y eiios siiempre han teniido el problema de flemas uno mas qe otro pero el punto es qe no korre ningun rieesgoo a mis bebes se les qito luego kon un medikamento qe les dio la pediatra asi qe no te preokupes =)

  • Anónimo
    hace 1 década

    mira yo con mi hija mayor pase eso, pero bien grave una vez de madrugada casi se me fue en una clinica, no podia respirar con la flema que tenia, sabes que hize, mi hijita en esos anos tenia 6 meses, y alguien me dio un secreto. yo tenia una piscina en mi casa, y durante 3 dias me fui temprano a casa, la puse con su toallita y desnuda al lado de la piscina, me meti yo, y nos undimos debajo del agua durante 10 segundo yo contando hasta 10 y la saque al aire, la eleve, y volvi hacer lo mismo, 3 veces, ella actualmente tiene 17 anos y nunca mas sufrio de eso, suena medio macabro pero resulta porque siempre doy ese secreto y resulta. suerte.....los medicos nunca me la pudieron sanar y eso que la tube con los mejores pediatras en mi pais y nunca me la sanaron......

  • hace 1 década

    Pues si no tiene el tratamiento adecuado puede hacersele una gastritis asi como lo oyes aun siendo bbs puedes tener gastritis o incluso puede llegar a vomitar lo que comen y por ende enfermarse mas y de riesgos te dire que si se le viene mucho reflujo puede broncoaspirar pero quedate tranquila si el pediatra ya la esta tratando no tienes de que preocuparte ellos son profesionales y saben lo que es mejor para tu bb.

    Fuente(s): mama de un niño que tuvo reflujo
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.