Anónimo
Anónimo preguntado en Educación y formaciónAyuda con los estudios · hace 1 década

¿cuales son las diferencias y semejanzas con referencias a la educacion entre Grecia y Romaa?

1 respuesta

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    LA EDUCACIÓN EN GRECIA.

    Hasta la edad de siete años niños y niñas estaban igualmente bajo el cuidado de su madre, a veces ayudada por una esclava. Los juguetes de los niños griegos eran muy semejantes a los juguetes de nuestro tiempo: pelotas, muñecas de barro y de cera, a veces articuladas, carritos y abundancia de sonajas, aros y columpios.

    A partir de los siete años, el niño era enviado a la escuela, que le enseñaba las buenas maneras, que le inculcaba moral, no erudición. La educación no era vigilada ni auxiliada por el Estado: eran escuelas privadas. Las materias principales eran la música y la gimnástica.

    El profesor elemental era el grammatisteés, que enseñaba a leer y a escribir. Los pequeños empezaban repasando con un punzón los trazos que el maestro les marcaba ligeramente sobre las tablillas cubiertas de cera, para pasar a escribir sobre papiro con tinta. La aritmética que se estudiaba era muy elemental, ya que se contaba con los dedos o con la ayuda de un ábaco. Hay que recordar que no conocían el cero.

    Tras tres años, se comenzaba el estudio memorístico de los poetas, sobre todo, Homero.

    Respecto a la música, su enseñanza correspondía al citarista. Era la base de toda su formación. Aprendían a cantar y a acompañarse en la lira; la flauta era menos estimada, porque deformaba el rostro y era instrumento de las prostitutas. Canto e instrumento se aprendían enteramente de oído. No se dudaba en utilizar la vara contra los alumnos díscolos o torpes.

    En cuanto a la gimnástica, a partir de los doce años, los jóvenes atenienses empezaban a asistir habitualmente a la palestra, divididos en dos grupos: por una parte, los de 12 a 14 años; y por otra, de 15 a 18. Vestuarios, bancos, baños y almacenes de aceite y arena eran las instalaciones complementarias de las canchas cuadradas a cielo descubierto. Al llegar a la palestra, se desnudaban, se lavaban y, antes de comenzar, se frotaban el cuerpo con aceite y esparcían sobre él arena. Lucha, carrera y salto, lanzamiento del disco y la jabalina eran los ejercicios comunes, y seguramente también la natación y la danza. Al terminar, con una espátula se quitaba la capa untuosa que lo recubría y se lavaba.

    Los muchachos totalmente desnudos practicaban sus ejercicios gimnásticos, acompañados de la flauta.

    En Esparta, se necesitaba que sus ciudadanos estuvieran bien entrenados físicamente para la guerra, lo que condicionaba toda su educación. Hasta la edad de siete años el niño permanecía en la casa, con la madre o con una nodriza. Después el joven espartano perdía por completo su relación familiar, pasando a depender del estado y a vivir en común con los demás chicos de su edad. Su formación llegaba hasta los veinte años. Cada año el chico entraba en una nueva clase y a unas actividades especialmente programadas.

    Las muchachas practicaban los mismos ejercicios que los muchachos y se las educaba para madres de soldados. Vuelve con tu escudo o sobre él, tal fue la frase que le dijo una madre espartana a su hijo que iba a la guerra.

    La estructura militar se aprecia en la organización de los grupos escolares. Los pequeños llevaban la cabeza rasurada, caminaban descalzos e iban por lo general desnudos, buscando que fuesen fuertes y resistentes. El hambre, la fatiga, las privaciones de toda clase y la vergüenza pública eran los instrumentos habituales de su formación. En segundo plano, se hallaban también la enseñanza de la lectura y de la escritura.

    La menor infracción del durísimo reglamento o la falta de éxito en la tarea encomendada acarreaban un cruel castigo con el látigo, además de las burlas de sus compañeros. Habitualmente se les robaba la comida para que tuvieran que robarla, pero sin ser descubiertos, si querían escapar al castigo.

    En la última etapa de su formación se les llegaba a abandonar en los campos desnudos y sin provisiones, en donde debían sobrevivir con la ayuda de su instinto, de su preparación y su inteligencia.

    La música era también para ellos importante, ya que consideraban que era necesaria para la coordinación de las acciones de guerra y para las celebraciones religiosas.

    D-LA EDUCACIÓN EN ROMA.

    En una primera época, los ideales de la educación se basaban en el desarrollo de las virtudes: gravitas, severitas, parsimonia, fides... El nivel cultural era pobre. La educación consistía en aprender a leer, escribir y calcular.

    Con el contacto, sobre todo, con Grecia, estos ideales evolucionaron hacia la humanitas, que consistía, según Cicerón, en alcanzar la perfección humana en un triple aspecto:

    - Intelectual: cultivo de conocimientos.

    - Moral.

    - Político: procurar el bien de uno y de la comunidad.

    El educador nato era el padre; todos los demás se consideraban delegados suyos. La madre proporcionaba educación hasta los siete años. A partir de entonces, el niño seguía a su padre y aprendía de él.

    El calendario religioso marcaba los días de descanso. Las clases se daban por las mañanas. El currículo estaba compuesto por Lengua

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.