¿Cuáles son los síntomas de un infarto?

¿Qué cosas te dicen que estás propenso a un infarto? Agradeceré a un médico me conteste o a alguien que sepa del asunto. Un beso.

7 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Estimada JaneEyre: Los factores que nos indican mayor probabilidad de padecer un infarto son los llamados "factores de riesgo cardiovascular": Obesidad abdominal- Diabetes -sedentarismo-tabaquismo-hipertensión arterial-dislipemias- baja ingesta de frutas y verduras - estrés psicosocial crónico que supera nuestra capacidad de manejarlo - Todos estos factores de riesgo son los factores modificables. Existen otros que no son modificables como ser una predisposición genética, la edad y el sexo.

    Estos son los principales factores de riesgo que nos indican una mayor propensión a padecer un infarto.

    Con respecto a la genética, ahora conocemos que la genética no es determinante sino que es un predisponente, pero si nos adherimos a los hábitos saludables de vida y de alimentación, por más predisposición que haya, la carga genetica no se expresará. Por eso decimos que la genética carga el cañón, pero es el mal estilo de vida el que enciende la mecha, tanto para la coronariopatía (infarto), como para la diabetes o la hipertensión arterial.

    La sospecha de que una persona puede estar presentando un infarto es clínica (por los síntomas). No todo dolor en el pecho es un infarto (la mayoría pueden no serlo), dependerá de la edad de la persona, de los factores de riesgo que tenga, de los hábitos de alimentación, etc. Por otra parte no todos los nfarto se producen con dolor (personas con diabetes, o con hipertensión arterial pueden cursar infarto sin dolor). No todo infarto cuando duele se presenta con dolor en el pecho (dolor precordial o angina de pecho), sino que puede ser dolor en el hombro, en el brazo, en la espalda, en las mandíbulas, en la boca del estómago. Para diferenciar entre un dolor anginoso (sin infarto), de un dolor de un infarto, la presencia de sudoración intensa es muy importante, tal es así que en nuestra práctica decimos: "Si no transpira no es infarto". Otro punto muy importante es la duración del dolor, el dolor del infarto es un dolor de más de 30 minutos. Si duele menos de 30 minutos puede ser un dolor anginoso o puede ser de otra causa.

    Un dolor anginoso es también un dolor a tener en cuenta porque puede ser el aviso de que un infarto puede sobrevenir en los siguientes días, especialmente cuando ese dolor anginoso es de reciente comienzo. Diferente es la situación cuando el dolor anginoso es crónico y el paciente ya lo conoce.

    Lo importante es conocer o sospechar o descartar cuando una angina de pecho causada por isquemia miocárdica. Para conocerlo Ud. debe leer por ejemplo el libro del Dr.Valentín Fuster: La ciencia de la salud.

    Es necesario recordar cuales DOLORES SON MUY IMPROBABLES, que sean de causa anginosa (coronaria)

    1) Localización a "punta de dedo" y submamario.

    2) Duración del dolor menor de 30 segundos

    3) Dolor tipo "pinchazo".

    Recuerde, estimada JaneEyre que que en personas jóvenes como es su caso, la mayoría de las causas de dolor en la región torácica pueden ser de naturaleza parietal, es decir musculares u oseas, o por somatización y en ambas situaciones la consulta médica y el examen físico le permitirá al médico orientar rápidamente la causa de ese dolor.

    Fuente(s): 1) Como detectar un ataque anginoso - Respuesta en YR - Dr. George http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=200... 2) Nunca es demasiado tarde para empezar a cuidarse, y nunca es demasiado pronto - La ciencia de la salud - Dr. Valentín Fuster - http://blog.360.yahoo.com/blog-XNDBRus7f6PxkrRo9vn... 3) Empiece a hacer ejercicio y no busque más la excusa de la falta de tiempo - Dr. Valentín Fuster http://blog.360.yahoo.com/blog-XNDBRus7f6PxkrRo9vn...
  • Anónimo
    hace 1 década

    El infarto de miocardio es el cuadro clínico producido por la muerte de una porción del músculo cardíaco que se produce cuando se obstruye completamente una arteria coronaria. Cuando se produce la obstrucción se suprime el aporte sanguíneo. Si el músculo cardíaco carece de oxígeno durante demasiado tiempo, el tejido de esa zona muere y no se regenera.

    Causas

    Para que el corazón funcione correctamente la sangre debe circular a través de las arterias coronarias. Sin embargo, estas arterias pueden estrecharse dificultando la circulación. Si el corazón se expone a un sobreesfuerzo pueden aparecer trastornos y formarse un coágulo que a su vez puede tapar una arteria semiobstruida. Esta obstrucción, interrumpe el suministro de sangre a las fibras del músculo cardiaco. Al dejar de recibir sangre estas fibras mueren de forma irreversible. El infarto de miocardio ocurre cuando un coágulo de sangre (trombosis coronaria) obstruye una arteria estrechada. Normalmente el infarto de miocardio no sucede de forma repentina. Puede llegar causado por la arterioesclerosis, un proceso prologado que estrecha los vasos coronarios.

    Síntomas

    El infarto de miocardio se manifiesta con dolores o presión en la zona torácica, sensación de agotamiento, cansancio, mareos y dolor o calambres en el brazo izquierdo. Estos dolores no ceden aunque la persona haga reposo. Los síntomas habituales son:

    Dolor torácico intenso y prolongado, que se percibe como una presión intensa y que puede extenderse a brazos y hombros (sobre todo izquierdos), espalda e incluso dientes y mandíbula. El dolor se describe como un puño enorme que retuerce el corazón. Es similar al de la angina de pecho, pero más prolongado y no cesa aunque se aplique un comprimido de nitroglicerina bajo la lengua.

    Dificultad para respirar.

    Sudoración.

    Palidez.

    Mareo. Es el único síntoma en un 10 por ciento.

    Otros: Pueden aparecer náuseas, vómitos, desfallecimiento y sudoración.

    Prevención

    El riesgo de padecer un infarto puede evitarse siguiendo algunas pautas de vida saludable:

    Dejar de fumar

    Llevar una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, legumbres y cereales.

    Hacer ejercicio.

    Evitar las bebidas alcoholicas

  • Anónimo
    hace 1 década

    la mas resaltante es q te duele el pecho y se extiende hasta brazo izquierdo, un dolor agudo, punzante..

  • hace 1 década

    Sensación de opresión, pesadez, incomodidad o plenitud en el centro del pecho, durante dos minutos o más.

    -Dolor que se extiende por el pecho hacia los hombros, el cuello, la mandíbula o los brazos y/o espalda.

    -Dolor de pecho asociado a confusión, mareos, desmayos, desvanecimiento, sudoración, náuseas, palpitaciones, respiración entrecortada y falta de aire repentina o sensación de ahogo.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 6 años

    Los problemas de ansiedad son los peores. Puede afectar a toda tu vida y hacerte un daño irreversible, aparte de lo difícil que es estar viviendo con miedos, ansiedades, palpitaciones

    Una ex-pareja mía pasó por eso, así que sé de primera mano lo duro que es. Lo único que puedo decirte es que intentes relajarte, acudir a un experto e intentar solucionar el problema.

    Y, sobre todo, no te ahogues en ansiolíticos ni similares. No le hará ningún bien a tu cuerpo a la larga. Te dejo aquí un enlace para que aprendas a curar la ansiedad sin tener que invertir en medicamentos extraños.

    Mucha fuerza.

    http://ansiedad.youtips.info/

  • hace 1 década

    El dolor en el pecho es un síntoma importante de ataque cardíaco. Sin embargo, algunas personas pueden tener poco o ningún dolor en el pecho, especialmente los ancianos y los diabéticos. Esto se denomina ataque cardíaco silencioso.

    El dolor se puede sentir sólo en una parte del cuerpo o irradiarse desde el pecho hasta los brazos o los hombros, el cuello, los dientes, la mandíbula, el área abdominal o la espalda.

    El dolor puede ser intenso o leve y se puede sentir como:

    Presión aplastante o fuerte

    Una banda apretada alrededor del pecho

    Algo pesado posado sobre el pecho

    Mala indigestión

    El dolor generalmente dura más de 20 minutos y no se alivia por completo con el reposo o con un medicamento llamado nitroglicerina.

    Otros síntomas de un ataque cardíaco pueden ser:

    Dificultad para respirar

    Náuseas o vómitos

    Ansiedad

    Tos

    Desmayos

    Mareo, vértigo

    Palpitaciones (sensación de que el corazón está latiendo demasiado rápido)

    Sudoración que puede ser profusa

    Signos y exámenes Volver al comienzo

    Un ataque cardíaco es una emergencia médica; por lo tanto, en caso de sentir síntomas, se debe buscar asistencia médica de inmediato.

    El médico llevará a cabo un examen físico y auscultará el corazón con un estetoscopio. El médico puede escuchar sonidos anormales en los pulmones, llamados crepitaciones, un soplo cardíaco u otros sonidos anormales.

    La persona puede presentar pulso acelerado y la presión arterial puede ser normal, alta o baja.

    Los exámenes para evaluar el corazón abarcan:

    Angiografía coronaria

    Tomografía computarizada

    Ecocardiografía

    Electrocardiograma (ECG) una vez o repetido a lo largo de varias horas

    IRM

    Ventriculografía nuclear

    Los exámenes de sangre pueden ayudar a mostrar si la persona tiene sustancias producidas por el daño al tejido cardíaco o un alto riesgo de ataque cardíaco. Estos pueden ser:

    Troponina I y troponina T

    CPK y CPK-MB

    Mioglobina sérica

  • hace 1 década

    El infarto agudo de miocardio se ve en pacientes portadores de cardiopatía isquémica, ya fuera que conocían tener esta enfermedad y estuvieran tratados por ella, o como episodio de debut de la patología. Suele estar precedido por antecedentes de angina inestable, denominación que reciben los episodios de dolor torácico que se hacen más frecuentes, más duraderos, que aparecen con esfuerzos menores que en la evolución previa o que no ceden con la medicación habitual.

    El miocardio, o músculo del corazón, sufre un infarto cuando existe una enfermedad coronaria avanzada, en general esto se produce cuando una placa de ateroma que se encuentra en el interior de una arteria coronaria se ulcera o se rompe, causando una obstrucción aguda de ese vaso.

    La corona de vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes al propio músculo cardíaco (arterias coronarias) puede desarrollar placas de ateroma, lo que compromete en mayor o menor grado el flujo de oxígeno y nutrientes al propio corazón, con efectos que varían desde una angina de pecho (cuando la interrupción del flujo de sangre al corazón es temporal) a un infarto de miocardio (cuando es permanente e irreversible).

    La presencia de arteriosclerosis en un vaso sanguíneo hace que en dicho vaso existan estrechamientos y que en ellos se desarrolle más fácilmente un trombo: un coágulo de plaquetas, proteínas de la coagulación y desechos celulares que acaba taponando el vaso. Una embolia es un trombo que ha viajado por la sangre hasta llegar a un vaso pequeño donde se enclava como un émbolo. Trombosis y embolia son, pues, términos equivalentes.

    Factores de riesgo

    Los factores de riesgo en la aparición de un infarto de miocardio se fundamentan en los factores de riesgo de la arteriosclerosis, e incluyen, entre otros:

    Hipertensión arterial.

    Vejez.

    Sexo masculino.[14]

    Tabaquismo.

    Hipercolesterolemia, más específicamente hiperlipoproteinemia, en particular niveles elevados de la lipoproteína de baja densidad (LDL) y bajos de la lipoproteína de alta densidad (HDL).

    Homocisteinemia, una elevación sanguínea de homocisteína, un aminoácido tóxico que se eleva con bajos niveles o insuficientes en la ingesta de vitamina B2, B6, B12 y ácido fólico.

    Diabetes mellitus, con o sin resistencia a la insulina.

    Obesidad[15] definido como un índice de masa corporal mayor de 30 kg/m², la circunferencia abdominal o por el índice cintura/cadera.

    Estrés.

    Muchos de los factores de riesgo cardíacos son modificables, de modo que muchos ataques del corazón pueden ser prevenidos al mantener un estilo de vida más saludable. La actividad física, por ejemplo, se asocia con riesgos más bajaos.[16] Los factores de riesgo no modificables incluyen la edad, el sexo, los antecedentes familiares y otros factores de predisposición genéticos.[14]

    Las mujeres que usan pastillas anticonceptivas combinadas, tienen un modesto aumento en su riesgo de un infarto de miocardio, en especial en presencia de otros factores como el hábito de fumar.[17]

    Se sabe que la inflamación es un paso importante en el proceso de formación de una placa aterosclerótica.[18] La proteína C reactiva es un marcador sensible aunque no específico de la inflamación. Por esa razón, una elevación sanguínea de la proteína C reactiva puede predecir el riesgo de un infarto, así como de un accidente cerebrovascular y el desarrollo de la diabetes, aunque no está claro si juega un papel directo en la formación de la aterosclerosis.[18] Más aún, ciertas drogas usadas en el infarto de miocardio pueden reducir los niveles de la proteína C reactiva.[18] No se recomienda el uso de exámenes de alta sensibilidad para la proteína C reactiva en la población general, aunque pueden ser usados a discreción de un profesional de la salud en personas con otros factores de riesgo importantes.[19]

    Recientemente se ha relacionado a la enfermedad periodontal con la coronariopatía y, siendo que la periodontitis es muy común, pueden tener consecuencias en salud pública.[20] Estudios serológicos que han medido anticuerpos en contra de bacterias que causan la periodontitis clásica, encontraron que son anticuerpos que están presentes en personas con coronariopatías.[21] La periodontitis suele aumentar los niveles sanguíneos de la proteina C reactiva, fibrinógeno y citoquinas;[22] por lo que la periodontitis puede mediar el riesgo de infarto por estos factores.[23] Se ha sugerido que la agregación plaquetaria mediada por bacterias causantes de periodontitis puede promover la formación de macrófagos espumosos[24] [25] así como otros procesos específicos que aún no han sido establecidos con claridad[26]

    El depósito de calcio es otra parte en el proceso de formación de la placa aterosclerótica. Ese acúmulo de calcio en las arterias coronarias puede ser detectada con tomografía y pueden tener valor predictivo más allá de los factores de riesgo clásicos.[27] [28] [29] Se han estudiado muchos otros factores, incluyendo las suturas de

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.