Cristianos . . . ¿ ♦ Cual es el punto de vista Bíblico ♦ ?

♦ SOBRE EL RESPETO HACIA EL LIBRE ALBEDRÍO ♦

He aquí el porque la pregunta . . .

Cuando una persona decide no creer en ( o en dado caso SERVIR A ) Dios, una vez que ha estudiado y meditado en su palabra la Biblia.

¿ De verdad se le respeta su decisión ?

En caso que contestes que si . . . puedes justificar los siguientes textos.

2 Tesalonicenses

1:8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;

1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,

SI ALGUIEN DECIDE OPTAR POR NO SERVIR A DIOS . . .

¿ PORQUE DICE SU PALABRA LA BIBLIA QUE EL traerá venganza sobre estos ? ?

☻ Tanto los que NO CONOCEN . . .

☺ Como los que NO OBEDECEN.

Espero sus respetuosas respuestas .

21 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Hola, mi hermano amado:

    En su gran bondad y misericordia, Jehová nos dotó de este regalo maravilloso del libre albedrío. Nosotros podemos decidir si queremos obedecer o no, pero Él, también bondadosamente nos advierte de lo que nos va a ocurrir dependiendo de la decisión que tomemos.

    No es que él sea un policía que esté constantemente vigilando si vamos a hacer las cosas o no, y no es un verdugo que nos amenace para obedecerle. El nos muestra los beneficios de obedecer y los contras de no hacerlo, pero al final, la decisión la toma uno.

    Pero para añadir respaldo a lo que estoy diciendo, quiero adjuntar esta información:

    ‘ESCOGE LA VIDA A FIN DE QUE TE MANTENGAS VIVO'

    “He puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la invocación de mal; y tienes que escoger la vida a fin de que te mantengas vivo.” (DEUTERONOMIO 30:19.)

    “HAGAMOS al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza.” Esta expresión divina aparece en el primer capítulo de la Biblia. Así pues, según narra Génesis 1:26, 27, “Dios procedió a crear al hombre a su imagen, a la imagen de Dios lo creó”. De ahí que el primer hombre fuera distinto de todas las demás criaturas terrestres. Al igual que su Creador, tenía la capacidad de razonar y de mostrar amor, justicia, sabiduría y poder. También poseía la facultad de la conciencia, lo que le permitiría tomar decisiones que lo beneficiaran a él y que agradaran a su Padre celestial (Romanos 2:15). En resumen, Adán tenía libre albedrío. Al observar Jehová cómo estaba hecho su hijo terrestre, juzgó su obra como ‘muy buena’ (Génesis 1:31; Salmo 95:6).

    2 Como hijos de Adán, nosotros también estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. ¿Tenemos, de verdad, libertad de elección? Sí, así es. Aunque Jehová posee la facultad de conocer el porvenir, no predetermina cada uno de nuestros actos ni nuestro destino; nunca permite que la predestinación gobierne la vida de sus hijos terrestres. Para comprender la importancia que tiene el libre albedrío al tomar buenas decisiones, estudiemos primero una lección extraída de la historia del pueblo de Israel (Romanos 15:4).

    Libertad de elección en Israel

    3 “Yo soy Jehová tu Dios, quien te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de esclavos”, dijo Jehová a los israelitas (Deuteronomio 5:6). La nación no tenía motivos para dudar de estas palabras, pues en el año 1513 antes de nuestra era había sido liberada milagrosamente del cautiverio en Egipto. El primero de los Diez Mandamientos que Jehová entregó mediante Moisés, su portavoz, era: “No debes tener otros dioses contra mi rostro” (Éxodo 20:1, 3). En aquella ocasión, la nación de Israel optó por obedecer, rindiendo de buena gana devoción exclusiva a Jehová (Éxodo 20:5; Números 25:11).

    4 Cuarenta años más tarde, Moisés le recordó enérgicamente a una nueva generación de israelitas la alternativa que tenía ante sí, diciendo: “De veras tomo los cielos y la tierra como testigos contra ustedes hoy, de que he puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la invocación de mal; y tienes que escoger la vida a fin de que te mantengas vivo, tú y tu prole” (Deuteronomio 30:19). Nosotros tenemos la misma libertad. Sí, podemos escoger entre servir fielmente a Jehová y vivir para siempre, o desobedecerle y sufrir las consecuencias. Veamos dos ejemplos de personas que hicieron elecciones opuestas.

    5 En 1473 antes de nuestra era, Josué introdujo a los israelitas en la Tierra Prometida. Antes de morir, dirigió al pueblo esta enérgica exhortación: “Ahora, si es malo a sus ojos servir a Jehová, escójanse hoy a quién quieren servir, si a los dioses a quienes sirvieron sus antepasados que estaban al otro lado del Río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra están morando”. Y añadió: “En cuanto a mí y a mi casa, nosotros serviremos a Jehová” (Josué 24:15).

    6 Años antes, Jehová había instado a Josué a que fuera valeroso y fuerte y a que no se desviara de su Ley. De hecho, si leía día y noche en voz baja el libro de la Ley, tendría éxito en su camino (Josué 1:7, 8). Y así fue. La elección acertada que hizo Josué produjo buenos resultados. Como él mismo dijo, ninguna ‘promesa de toda la buena promesa que Jehová había hecho a la casa de Israel falló; todo se realizó’ (Josué 21:45).

    Fuente(s): 7 Por otro lado, analicemos la situación de los israelitas siete siglos después. Para entonces, muchos de ellos habían adoptado costumbres paganas, como, por ejemplo, reunirse el último día del año alrededor de una mesa con alimentos espléndidos y vino dulce. No era una simple reunión familiar, sino una ceremonia religiosa en honor de dos divinidades paganas. El profeta Isaías les recordó qué opinaba Dios de tal infidelidad: “Ustedes son los que dejan a Jehová, los que olvidan mi santa montaña, los que arreglan una mesa para el dios de la Buena Suerte y los que llenan vino mezclado para el dios del Destino”. Creían que la cosecha anual no dependía de contar con la bendición de Jehová, sino de aplacar al “dios de la Buena Suerte” y al “dios del Destino”. En realidad, al rebelarse a sabiendas, estaban firmando su propia sentencia: “Yo ciertamente los destinaré a la espada —les anunció Jehová—, y todos ustedes se encorvarán para ser degollados; por razón de que llamé, pero no respondieron; hablé, pero no escucharon; y siguieron haciendo lo que era malo a mis ojos, y escogieron la cosa en que no tuve deleite” (Isaías 65:11, 12). Por haber hecho una elección tan mala, se acarrearon la destrucción, y los dioses del Destino y de la Buena Suerte no pudieron hacer nada para evitarlo. Recibe uno beso y un fuerte abrazo, mi tan amado hermanito. Te quiero mucho. Angélica. *** w06 1/6 págs. 26-27 ‘Escoge la vida a fin de que te mantengas vivo’ ***
  • Una de las muchas dádivas maravillosas que Dios dio al ser humano cuando lo creó fue el libre albedrío. La Biblia nos dice que Dios hizo al hombre a Su ‘imagen y semejanza’, y una de las cualidades que Dios tiene es la libertad de elección. (Génesis 1:26; Deuteronomio 7:6.) Por consiguiente, cuando Él creó al ser humano, le infundió esa hermosa cualidad.

    , ¿carecería de límites la hermosa dádiva del libre albedrío? Bueno, ¿se atrevería usted a conducir un automóvil por una zona de mucho tráfico si no existiesen leyes que lo regularan y todo el mundo pudiera conducir por cualquier carril, en cualquier dirección y sin importar a qué velocidad? No hay duda de que los resultados de semejante libertad ilimitada serían catastróficos.

    Lo mismo sucede con las relaciones humanas. El que algunos disfrutaran de libertad sin límite haría que otros se vieran privados de ella. La libertad sin restricciones puede llevar a la anarquía, y eso perjudica la libertad de todos. Tiene que haber unos límites. Por esa razón, la libertad que Dios da no significa que Él se propusiera que las personas se comportasen de cualquier manera sin tomar en consideración el bienestar de otros.

    A este respecto, la Palabra de Dios dice: “Portaos en esto como hombres libres. No como quienes se sirven de la libertad para ocultar su maldad”. (1 Pedro 2:16, Nuevo Testamento de Felipe de Fuenterrabía.) De modo que Dios quiere que nuestro libre albedrío esté regulado para que resulte en el bien de todos. Él no se proponía que el ser humano disfrutase de libertad total, sino relativa, sujeta a unas leyes.

    Fuente(s): La Biblia,
  • jael
    Lv 6
    hace 1 década

    Creo que este texto contempla las dos posibilidades

    (Ezequiel 3:18-21) 18 Cuando yo diga a alguien inicuo: ‘Positivamente morirás’, y tú realmente no le adviertas y hables para advertir al inicuo de su camino inicuo para conservarlo vivo, por ser él inicuo, en su error morirá, pero su sangre la reclamaré de tu propia mano. 19 Pero en cuanto a ti, en caso de que hayas advertido a alguien inicuo y él realmente no se vuelva de su iniquidad y de su camino inicuo, él mismo por su error morirá; pero en cuanto a ti, habrás librado tu propia alma. 20 Y cuando alguien justo se vuelva de su justicia y realmente haga injusticia y yo tenga que poner un tropiezo delante de él, él mismo morirá porque tú no le advertiste. Por su pecado morirá, y sus hechos justos que él hizo no serán recordados, pero su sangre la reclamaré de tu propia mano. 21 Y en cuanto a ti, en caso de que hayas advertido a alguien justo para que el justo no peque, y él mismo realmente no peca, sin falta él seguirá viviendo porque se le había advertido, y tú mismo habrás librado tu propia alma”.

    Nuestro deber es advertir, pero debemos respetar la desición que la persona tome, de lo demás se encargará Jehová.

    No conocen por que no lo desean, por que todo el que busca encuentra

    (Juan 3:19) Ahora bien, esta es la base para el juicio, que la luz ha venido al mundo, pero los hombres han amado la oscuridad más bien que la luz, porque sus obras eran inicuas.

    (Romanos 1:18) Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que suprimen la verdad de un modo injusto,

    No obedecen por que conocen pero no hacen.

    (Romanos 2:8) sin embargo, para los que son contenciosos y que desobedecen la verdad, pero obedecen la injusticia, habrá ira y cólera,

    (Hebreos 10:29) ¿De cuánto más severo castigo piensan ustedes que será considerado digno el que ha hollado al Hijo de Dios y que ha estimado como de valor ordinario la sangre del pacto por la cual fue santificado, y que ha ultrajado con desdén el espíritu de bondad inmerecida?

    jael

    Fuente(s): biblia
  • Anónimo
    hace 1 década

    Joser, si decides no creer ni aceptar a Dios , se te respeta la decisión, pero te atienes a las consecuencias. Las cuentas las arreglas con Diocito al final, no con nosotros.

    Es como con la ley común: sabes que no se roba, no se mata y que no se queman casas por gusto. Si decides robar, matar o darte a la piromanía, es lo que eliges. pero te atienes al castigo de la ley...

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    que onda mi chavo espero tus puntos:

    1.yo soy catolico

    2.cuando cristo vino al mundo vino a terminar con los prejuicios de esto.

    3.una persona que no crea se puede salvar por sus obras eso dice el evangelio,si no quieres seguir una religion no hay pedo, pero respeta alos demas como a ti mismo y ayuda alos demas

    4.eso si es diferente que conociendo a dios y asu palabra trates de acer lo contrario como matar, robar ,etc. eso si molesta a dios(creo yo)

    5.dios respeta tu libre alvendri por eso las guerras y todo lo demas pero no te felicita cuando aces mal alos demas te estas pasando de tu libertad

    sobres

  • hace 1 década

    Si respeta el libre albedrío, pero es diferente saber que Dios existe y desobedecerlo a no conocerlo y actuar en ignorancia, aunque el resultado puede parecer muy similar su intención es bien diferente. En el texto que comentas se refiere a aquellos que hacían sufrir tribulaciones a los cristianos de esa época y que actuaban con mala intención

    2 Tes 1:6 Porque es propio de la justicia de Dios el pagar con tribulación a los que os atribulan,

    Saludos

  • hace 1 década

    El libre albedrio TIENE que ser respetado por cualquier persona. Sin embargo, muchos creen que le hacen un bien al projimo hostigandolo para que acepte su mismo modo de pensar. Jesucristo cuando estuvo en la Tierra no lo hizo, por lo tanto nadie tiene ese derecho. Sin embargo, todos tendremos las consecuencias de nuestras decisiones. No creo que sea justo que personas que hacen el mal a proposito, sean destruidas igual que personas que no le hacen mal a nadie solo por no pertenecer a alguna religion, o haberse equivocado alguna vez.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Muchacho.

    Si no trabajas en el empleo por flojo, porque así lo decidiste ¿quieres que te permitan estar vegetando y ocupando un lugar de por vida?

    Si no pagas la renta, porque solo te gusta tomar alcohol ¿quieres que el dueño del dueño te permita vivir indefinidamente a ti y a tus hijos que seguramente serán igual?

    Perdóname, pero le das vuelta a un asunto muy fácil.

    Tu libre albedrío lo tienes, has lo que quieras con él y si te interesa tu futuro pues invéstigale no te quedes en una posición cómoda.

    Aun para los que creen que estan en el camino correcto Jesús declaró: No todo el que me dice 'Señor, Señor' estará en el reino sino únicamente los que hacen la voluntad e mi padre que está en el cielo.

    La Tierra no la hiciste tu, así que es mejor que sepas que tienes que hacer mientras tengas vida, sino lo haces así porque optas por hacerlo concientemente tu vida no es más mayor a un soplidillo en la corriente del tiempo universal.

    Todo mundo decide en este mundo, pero por lo menos regresa algo a quien te da la vida.

    Fuente(s): Biblia (Mateo 7:21)
  • hace 1 década

    bueno, porque de cada accion hay una reaccion, la paga del pecado es muerte. Y tu con tu libre albedrio puedes decidir si pecas o no. Y es muy respetable, pero que se respete tu libre albedrio no significa que no existan consecuencias a las decisiones que tomamos. no crees? osea esos versiculos que citas, explican las consecuencias de la desobediencia, pero obvio tu tienes la libertad de elegir que consecuencias quieres vivir...osea tipo: si cuando era chiquita mi mama me decia "no juegues en la cocina porque es peligroso" e igual me meto a la cocina y me quemo o me corto...pues yo decidi, y tengo que asumir las consecuencias...pero yo podia haber decidido creer y obedecer...es lo mismo...el libre albedrio es muy respetable...es mas de eso se trata la vida, de decidir! solo que en la biblia viene una explicacion de las consecuencias de las decisiones que tomes.

  • Anónimo
    hace 1 década

    No dejas nada de espacio, para tu pregunta, haces que me sienta como cuando te hacen el examen de la próstatas. Le dije al Dr. aunque sea deme un cafecito para calentarme asi en seco y de repente, pues esta dificil tu pregunta y es muy buena. vuelbo en seguida.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.