¿Cuales fueron los acontecimientos que dieron inicio a la obra de Edipo Rey?

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    La historia de Edipo:En el mundo occidental es muy conocido el relato de Moisés, el salvado de las aguas del Nilo; pero está también la historia de Sargón, rescatado de las aguas del río Eufrates, y, como variantes, pueden mencionarse a otros personajes destinados a desempeñar un papel histórico, cuyas vidas se vieron amenazadas al nacer, como la reina Semíramis, de Asiria o Ciro, de Persia. En este trabajo, contaremos aspectos de la vida de Edipo, hijo de Layo, rey Tebas y de Yocasta. Antes de casarse decidierom consultar al oráculo de Delfos, que les hizo un tenebroso vaticinio; le dijo Layo, que su primer hijo, llegaría a ser el asesino de su padre y esposo de su madre.Al nacer Edipo, Layo ordenó a un oficial que diera muerte al niño, pero el servidor, luchando entre la lealtad que debía a su rey y el instintivo horror que le causaba el cumplimiento de la orden recibida, se limitó a perforar los pies del nuevo ser y a suspenderlo, con una correa, de un árbol del monte. Citerón, que apacentaba los rebaños de Polibio, rey de Corinto, atraído por los lamentos del niño, lleno de compasión, lo entregó a Polibio, cuya esposa, Peribea, lo acogió amorosamente y lo adoptó como hijo con el nombre de Edipo, que en griego significa el de los pies hinchados.Cuando Edipo contaba catorce años, ya los oficiales de la corte habían admirado, en muchas ocasiones, su fuerza y su destreza. En todos los juegos gimnásticos salía vencedor, excitando de tal manera la envidia de sus compañeros, que uno de ellos para mortificarle le echó en cara que sólo era un pobre expósito, un hijo adoptivo.Atormentado Edipo por tal reproche empezó a sentir escrú-pulos sobre su nacimiento, y en diversas ocasiones lo inquirió, lleno de ansiedad, de la que siempre había tenido por madre; pero Peribea que le amaba entrañablemente se guardó mucho de aclarar sus dudas; muy al contrario, se esforzó en persuadirle de que era su hijo, Edipo quiso tener la certeza de esta afirmación y se fue a consultar al oráculo de Delfos. El oráculo por respuesta le dio un consejo:que no retornara jamás a su país natal, si no quería ocasionar la muerte de su padre y desposarse con su madre.Conmovido por estas palabras, resolvió no vol-ver jamás a Corinto que él consideraba su patria, y angustiado partió en dirección a a Fócide. En un camino estrecho se encontró con cuatro personas, una de ellas, anciano que iba sentado en un carro y que le mandó con arro-gancia que le dejara el paso libre, acompañando el mandato con un gesto amenazador. Se entabló una disputa, echaron mano a las espadas y Edipo mató al viejo sin conocerle: este anciano era Layo. Después de esta catástrofe que privaba a la ciudad de Tebas de su rey, una calamidad inaudita desoló toda la comarca: era la Esfinge. Este monstruo tenía la cabeza, la cara y las manos de doncella, la voz de hombre, el cuerpo de perro, la cola de serpiente, las alas de pájaro y las garras de león. Se situaba en la cima de una colina, junto a Tebas, detenía a todos los caminantes que por allí pasaban y les proponía un enigma capcioso, devorando a los que no acertaban a resolverlo. Muchos millares de desgraciados habían perecido allí.

    Creonte, hermano de Yocasta, que entonces reinaba, sacrificando su propio interés al interés del pueblo, anunció en toda Grecia que concederla la mano de Yocasta y la corona de Tebas al que librara la Beocia de esta calami-dad. La muerte de la Esfinge dependía de la explicación de un enigma que habla planteado en estos términos: ¿Cuál es el animal que por la mañana tiene cuatro pies, dos al mediodía y tres en la tarde? Edipo, cuya sagacidad corría parejas con el amor a la gloria, se presentó al monstruo, y al oírle el enigma, sin titubear, le respondió ese animal es el hombre, porque en su infancia anda sobre sus cuatro extremidades, camina de pie en su edad viril y ya viejo debe usar un bastón como tercer pie. La Esfinge, furiosa, se lanzó por un despeñadero y se rompió la cabeza al estrellarse con las piedras que había en el fondo del precipicio.Entonces, aceptando lo prometido por Creonte,se convirtió en Rey de Tebas y tomó a Yocasta como esposa, que le dio dos hijos: Etéocies y Polinice y, también,dos hijas Antígona e Irmene. Pero otra vez intervino el oráculo que vaticinó que una peste que asoló la ciudad solo terminaría cuando se encontrara al asesino de Layo investigacion impulsada por Edipo. Así descubrió que él era el asesino de su padre y que Yocasta era su madre.Tal comprobación llevó a Edipo a una desesperación sin límites y creyéndose indigno de ver la luz del día se arrancó los ojos. Expulsado de Tebas, de la mano de su hija Antígona marchó hasta Atenas, donde recibió una hospitalaria acogida en la mansión de Teseo. Allí vivió hasta su muerte.

  • Anónimo
    hace 1 década

    edipo rey es una bra trágica del teatro griego basado en un mito.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.