Silvestri.13 preguntado en MascotasOtros - Mascotas · hace 1 década

¿Me van a regalar un hamster ruso enano y quisiera saber que necesito para el hamster ?

Hola a todos me van a regalar un hamster ruso enano y quisiera saber que es todo lo que necesito para el hamster y ademas un poquito de informacion si lo puedo ***** con la mano y etc.

1 respuesta

Calificación
  • hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Alimentación

    Los hamsters silvestres comen de todo: semillas, hierbas, frutas frescas o secas, lombrices e insectos. A estos animales, que se desarrollan en nuestro hogar, debemos intentar ofrecerles una dieta rica, equilibrada y sobre todo muy variada, basada en los preparados comerciales de semillas secas (en los que predomina la pipa de girasol) a los que añadiremos frutas, verduras, pan seco y carnes.

    Además, es recomendable colocar también en su jaula preparados en forma de ruedas de sal para hamsters, heno y alfalfa... hoy en día fabrican incluso golosinas específicas para ellos.

    - El bebedero especial para hamsters es una botella que se cuelga verticalmente hacia abajo desde el exterior de la jaula: es importante que los animales (que podrían romperlo) accedan sólo al tubo metálico del que chupan el agua.

    Juguetes

    En la actualidad se fabrican muchos accesorios para ellos: casetas para dormir, una manta especial, ruedas para hacer ejercicio, una bola transparente que le permite pasearse por la casa sin peligro de que se pierda, galerías-laberintos de tubos, etc.

    Como la propia palabra indica roedor significa que necesitan “roer”, mordisquear a menudo objetos duros con la finalidad de limar sus incisivos, de crecimiento permanente. El pan debe ser muy duro y aunque las galletas y bolas de calcio para hamsters ayudan bastante, es necesario añadir también trozos de madera para que los puedan romper sin comérselos.

    Enfermedades

    Deficiencias nutricionales: Se beben a una alimentación inadecuada. Son muy importantes y llegan a ser peligrosas las carencias de ciertos minerales (calcio, fósforo, sodio, potasio, hierro y yodo) y las avitaminosis (sobre todo de los grupos: A, B, C y E). Podemos encontrar signos de anemia, abortos e incluso patologías nerviosas, que el veterinario deberá valorar y tratar en consecuencia.

    Trastornos digestivos: Pueden aparecer con cierta facilidad si las jaulas de los animales están muy sucias y húmedas. Puede existir contaminación de organismos perjudiciales y luego, evidentemente, sientan mal. Otras veces puede ocurrir que con nuestra mejor intención le ofrezcamos un alimento nuevo al animal y éste coma demasiado y se empache Las verduras tienden a fermentar y producir gases, e incluso, digestiones difíciles si las consumimos en gran cantidad.

    El problema se evita ofreciéndoles una elevada variedad, pero en pequeñas cantidades. Si desgraciadamente tenemos al animal con el abdomen hinchado, dolorido e incluso con diarrea, el veterinario deberá ponerle en tratamiento y probablemente nos recetará también un par de días de dieta exclusiva de heno.

    Gastroenteritis infecciosas: Hay ocasiones en que las diarreas aparecen por motivos más serios y de peor pronóstico que el de una alimentación incorrecta. Son relativamente frecuentes la Salmonellosis, Colibacilosis, etc. Algunas enfermedades como el “Síndrome de la cola mojada” o la “Enfermedad de Tyzzer”, común al conejo, pueden ser de muy difícil curación a pesar del tratamiento.

    Enfermedades de piel: Es frecuente ver a estos animales con heridas, incluso infectadas, en caso de peleas de animales y/o de suciedad del entorno. Deben limpiarse y desinfectarse con cuidado y si detectamos una infección, depilaciones extrañas, coloraciones o descamaciones desconocidas, acudir al veterinario.

    También los parásitos: Ya sean internos o externos (hongos o ácaros) pueden afectar a los roedores.

    Catarros: Por pasar frío, baños inadecuados, corrientes, etc...pueden tener catarros que, siendo más o menos graves, mostrarán como en cualquier especie una mezcla de toses, estornudos, mocos... . Incluso nosotros mismos, las personas, podemos contagiarles algunas bacterias de nuestra garganta, de manera que lo más conveniente si estamos acatarrados es tener mucho cuidado de no acercarnos demasiado a los roedores porque podemos trasmitirles nuestra enfermedad

    Accidentes: Lo más habitual son las caídas desde manos o muebles y las mordeduras de cables eléctricos, entre otros muchos. Ante todo, aunque nos encanta que salgan de la jaula y se acaricien, nunca debemos dejarlos sueltos en el suelo si hay muebles bajos o entre aquellos aparadores tras los que se puedan esconder. Podríamos estar días sin localizarlos y en ese tiempo puede pasar de todo.

    Pueden convivir con otros de su misma especie, pero es mejor si lo hacen desde pequeños y si son hermanos de la misma camada. Es más difícil introducir un nuevo hámster en un grupo establecido o presentarlos cuando ya son adultos. A medida que los compañeros crecen comienzan los juegos de lucha por ver quién es el dominante y puedes escucharlos chillar. Esto no debe preocuparte mientras no veas que se lastiman, y si lo hacen lo mejor será que los separes en dos jaulas.

    Suerte con tu hamster

    XD

    Fuente(s): yo he tenido de esos toda mi vida!!!!
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.