Anónimo
Anónimo preguntado en Educación y formaciónEducación Primaria y Secundaria · hace 1 década

¿ejemplo de oda y elegia - 10 puntos!!!?

q no sea muy largo xfa

3 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Elegía:

    Composición poética en la que se lamenta algún hecho penoso o desgraciado. (elegía)

    Al errar por las lentas galerías

    suelo sentir con vago horror sagrado

    que soy el otro, el muerto, que habrá dado

    los mismos pasos en los mismos días.

    Fragmento Jorge Luis Borges

    Odas

    oda s. f. Composición poética de género lírico, de tono elevado, generalmente extensa, que se compone en alabanz“En el mar

    tormentoso

    de Chile

    vive el rosado congrio,

    gigante anguila

    de nevada carne.

    Y en las ollas

    chilenas,

    en la costa,

    nació el caldillo

    grávido y suculento, provechoso.”

    (Oda al Caldillo de Congrio, Pablo Neruda.)

    a de una persona o cosa:.

  • hace 1 década

    Ludwig van Beethoven » Oda a la Alegría de Schiller

    ¡Alegría hermosa chispa celestial

    de Elíseo la hija engendrada!

    traspasamos de tu divino santuario el umbral

    ebrios de fuego, como una llamarada.

    Tus hechizos traban nuevamente

    lo que con su rigor ha separado

    la fuerza de la costumbre.

    Todos los hombres se unen fraternalmente

    donde tus blandas alas se han posado.

    ¡Multitudes, fundíos en un abrazo cariñoso!

    !Sea este beso para el mundo todo!

    Hermanos...

    sobre el firmamento de estrellas tachonado

    debe habitar un Padre bueno y amoroso.

    El que aquella meta ha logrado,

    el que amigo de un amigo puede llamarse,

    aquel que una esposa prudente ha ganado,

    a este grandioso júbilo debe aunarse.

    Sí, también aquel que puede suya llamar

    aunque sea un alma en medio de este mundo;

    mas, el que nunca esto haya podido lograr

    apártese de esta alianza con dolor profundo.

    ¡Alegría, beberá toda criatura

    de los pechos de nuestra madre natura,

    así, el hombre bueno, como el malvado

    seguirán su rastro de rosas trazado.

    Ella fue la que de besos nos colmó

    fieles amigos hasta la muerte, los dos.

    Al gusano también el placer concedió

    y el querubín está de frente ante Dios.

    ¿Os postráis, humanidad?

    ¿Mundo entero, adivináis al Creador?

    Buscadlo sobre las estrellas, sin temor,

    allí está su morada, con seguridad.

    Friedrich von Schiller

    ELEGÍA

    (En Orihuela, su pueblo y el mío, se

    me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,

    con quien tanto quería).

    Yo quiero ser llorando el hortelano

    de la tierra que ocupas y estercolas,

    compañero del alma, tan temprano.

    Alimentando lluvias, caracolas

    y órganos mi dolor sin instrumento.

    a las desalentadas amapolas

    daré tu corazón por alimento.

    Tanto dolor se agrupa en mi costado,

    que por doler me duele hasta el aliento.

    Un manotazo duro, un golpe helado,

    un hachazo invisible y homicida,

    un empujón brutal te ha derribado.

    No hay extensión más grande que mi herida,

    lloro mi desventura y sus conjuntos

    y siento más tu muerte que mi vida.

    Ando sobre rastrojos de difuntos,

    y sin calor de nadie y sin consuelo

    voy de mi corazón a mis asuntos.

    Temprano levantó la muerte el vuelo,

    temprano madrugó la madrugada,

    temprano estás rodando por el suelo.

    No perdono a la muerte enamorada,

    no perdono a la vida desatenta,

    no perdono a la tierra ni a la nada.

    En mis manos levanto una tormenta

    de piedras, rayos y hachas estridentes

    sedienta de catástrofes y hambrienta.

    Quiero escarbar la tierra con los dientes,

    quiero apartar la tierra parte a parte

    a dentelladas secas y calientes.

    Quiero minar la tierra hasta encontrarte

    y besarte la noble calavera

    y desamordazarte y regresarte.

    Volverás a mi huerto y a mi higuera:

    por los altos andamios de las flores

    pajareará tu alma colmenera

    de angelicales ceras y labores.

    Volverás al arrullo de las rejas

    de los enamorados labradores.

    Alegrarás la sombra de mis cejas,

    y tu sangre se irán a cada lado

    disputando tu novia y las abejas.

    Tu corazón, ya terciopelo ajado,

    llama a un campo de almendras espumosas

    mi avariciosa voz de enamorado.

    A las aladas almas de las rosas

    del almendro de nata te requiero,

    que tenemos que hablar de muchas cosas,

    compañero del alma, compañero.

    Miguel Hernández

  • hace 1 década

    Las formas de la lírica.

    Según el contenido del poema las formas líricas más importantes son la oda, la elegía y la sátira.

    La oda.

    Es un poema bastante extenso y tono elevado que ensalza sentimientos, personas, hechos...Una oda puede cantar a la vida, a la patria, al honor, a la persona amada, a la belleza...

    PAPA,

    te llamas

    papa

    y no patata,

    no naciste castellana:

    eres oscura

    como

    nuestra piel,

    somos americanos,

    papa,

    somos indios.

    Profunda

    y suave eres,

    pulpa pura, purísima

    rosa blanca

    enterrada,

    floreces

    allá adentro

    en la tierra,

    en tu lluviosa

    tierra

    originaria,

    en las islas mojadas

    de Chile tempestuoso,

    en Chiloé marino,

    en medio de la esmeralda que abre

    su luz verde

    sobre el austral océano.

    Fragmento Pablo Neruda

    www.redepapa.org/neruda.html

    La elegía.

    Es una composición que canta el dolor ante la muerte o la desgracia. Por lo general tiene un tono desgarrado y pesimista.

    Yo quiero ser llorando el hortelano

    de la tierra que ocupas y estercolas,

    compañero del alma, tan temprano.

    Alimentando lluvias, caracolas

    y órganos mi dolor sin instrumento.

    a las desalentadas amapolas

    daré tu corazón por alimento.

    Tanto dolor se agrupa en mi costado,

    que por doler me duele hasta el aliento.

    Un manotazo duro, un golpe helado,

    un hachazo invisible y homicida,

    un empujón brutal te ha derribado.

    No hay extensión más grande que mi herida,

    lloro mi desventura y sus conjuntos

    y siento más tu muerte que mi vida.

    Ando sobre rastrojos de difuntos,

    y sin calor de nadie y sin consuelo

    voy de mi corazón a mis asuntos.

    Miguel Hernández

    http://www.poesia-inter.net/mh3429.htm

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.