Juana
Lv 6
Juana preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿///// Quisieras abrigar mi luz,por esta noche ///// ?

Fabula de la luna y el faro

Me acerco a la ventana

porque un juego de luces me llama la atención

y al ver aquello me pregunto si alguien va a creer

lo que escribiré en los siguientes versos

La luna se había adueñado del cielo

y empezaba a peinar su larga cabellera

disolviéndola en brillos que amenguaban las olas de la noche y

mirando su rostro reflejado en la piel del mar

La luna se descubrió sola y su tristeza

lloró infinita luz de plata

que despertó a todos los seres que la rodeaban

excepto a uno.

Las rocas dejaron de roncar y miraron al cielo asustadas

las plantas que crecen en la vera del acantilado

suspiraron al unísono y se lanzaron al vacío

a recoger las lágrimas que se esparcían por el borde de la noche

la espuma de la orilla se quedó allí, petrificada

y las aves dibujaron círculos concéntricos

en vuelo detenido y esperando una respuesta,

pero la luna estaba demasiado triste

El único que parecía no percatarse de la catástrofe era el faro.

Un grupo de pelícanos nocturnos

en inusual vuelo se acercaron a él para anunciarle la tristeza de la luna

a lo que el respondió con voz apagada

Mi luz, repetida en cuatro ojos que no dejan de girar,

es sólo la luz de un moribundo que no puede ver ni tocar

aquí donde parezco el que indica el camino

soy tan sólo el ciego que repite una melodía antigua.

La luna escuchó aquellas palabras y por un instante

sus lágrimas se congelaron en el aire como estrellas lejanas

y por vez primera bajó hasta donde el faro se erguía

y mirándolo de frente le dijo

Faro que diriges el curso de los navegantes

¿quisieras abrigar mi luz por esta noche?

que no me siento comoda viviendo en este cielo

ahora que he descubierto que lo que el mar me da es tan sólo mi reflejo

El faro aturdido le abrió su pequeña puerta y así

la luna pasó la noche en la casa de la luz de un ciego

en abrazos que al cielo iluminaron

como nunca antes se había visto en antaño

Y como ni yo mismo sé si creerme

me alejo de la ventana y regreso al sueño

donde las embarcaciones aun se pierden y se hunden

porque no son guiadas por la luz del faro

que guarda el corazón de la luna.

Actualización:

.....AA.....

6 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Meridiana soledad que el faro alumbra

    en las oscuras noches de la isla.

    Gime su luz, despierta y clara, desde sus torres

    sobre la inmensa llanura del mar grande

    Tal vez espera

    a aquellos que se fueron sin pasaje de vuelta

    sobre veleros tristes,

    o a un naúfrago del tiempo

    volviendo del olvido en una barca.

    Faro esculpido

    en el punto cero del alma,

    tu visión me detiene

    y un eco de ultramar

    deja a tus pies

    la red del horizonte

    Poeta María Isabel Expósito Morales

    Fuente(s): Muy bonito el poema Saludos Mariposa
  • adrian
    Lv 7
    hace 1 década

    "sus lágrimas se congelaron en el aire como estrellas lejanas"...

    me quedé con esas palabras, alli, sentado entre las rocas, esperando que el faro devuelva ese corazón, que alguna noche de poesía, crei que era muy mio...igual que esa luna parpadeante, que sueño en mi cautivo silencio cotidiano......

    Fuente(s): adan
  • hace 1 década

    Anoche, mientras fijos tus ojos me miraban

    y tus convulsas manos mis manos estrechaban,

    tu tez palideció.

    ¿Qué hicieras —me dijiste— si en esta noche misma

    tu luz se disipara, si se rompiera el prisma,

    si me muriera yo?

    ¡Ah! deja las tristezas al nido abandonado,

    las sombras a la noche, los dardos al soldado,

    los cuervos al ciprés.

    No pienses en lo triste que sigiloso llega;

    los mirtos te coronan, y el arroyuelo juega

    con tus desnudos pies.

    La juventud nos canta, nos ciñe, nos rodea;

    es grana en tus mejillas; en tu cerebro, idea,

    y entre tus rizos, flor;

    tenemos en nosotros dos fuerzas poderosas,

    que triunfan de los hombres y triunfan de las cosas:

    ¡La vida y el amor!

    Comparte con mi alma tus penas y dolores,

    te doy mis sueños de oro, mis versos y mis flores

    a cambio de tu cruz.

    ¿Por qué temer los años si tienes la hermosura;

    la noche, si eres blanca; la muerte, si eres pura;

    la sombra, si eres luz?

    Seré, si tú lo quieres, el resistente escudo

    que del dolor defienda tu corazón desnudo;

    y si eres girasol,

    seré la pare oscura que en hondo desconsuelo

    sin ver jamás los astros se inclina siempre al suelo;

    tú, la que mira al sol.

    La muerte está muy lejos; anciana y errabunda,

    evita los senderos que el rubio sol fecunda,

    y por la sombra va;

    camina sobre nieve, por rutas silenciosas,

    huyendo de los astros y huyendo de las rosas;

    ¡la muerte no vendrá!

    La vida, sonriendo, nos deja sus tesoros.

    ¡Abre tus negros ojos, tus labios y tus poros

    al aire del amor!

    Como la madre monda las frutas para el niño,

    Dios quita de tu vida, cercada de cariño,

    las penas y el dolor.

    Ahora todo canta, perfuma o ilumina;

    ahora todo copia tu faz alabastrina,

    y se parece a ti;

    aspiro los perfumes que brotan de tu trenza,

    y lo que en tu alma apenas como ilusión comienza,

    es voluntad en mí.

    ¡Ah! deja las tristezas al nido abandonado,

    las sombras a la noche, los dardos al soldado;

    los cuervos al ciprés.

    No pienses en los triste que sigiloso llega;

    los mirtos te coronan, y el arroyuelo juega

    con tus desnudos pies.

    DDS

  • rusita
    Lv 4
    hace 1 década

    me encanto

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Muy hermoso escrito me ha gustado mucho.

    Gracias por compartir.

  • hace 1 década

    Claro, por el tiempo que lo necesites, tu luz y tu amistad y esta fabula y tu poesia..............

    Me ha gustado mucho, gracias por compatir.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.