Irishmex preguntado en Arte y humanidadesHistoria · hace 1 década

¿"Arráncame la vida", ¿cuánto de Historia cuanto de ficción?

Si leíste la novela o viste la película, ¿sabes quienes son los personajes reales representados por Andrés Ascencio, Catalina Guzmán, el compadre y general Rodolfo Campos, el líder Cordera, Carlos Vives el músico, Fernando Arizmendi, Martín Cienfuegos, etc...

Actualización:

Vas bien lo, pero existen mas personajes reales en la trama, lideres sindicales, periodistas, etc..., es un ejercicio como el leer entre líneas; has leído algo de Spota? no todo es lo que parece ni parece lo que es.

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Woods, hasta donde tengo entendido, es una novela, con personajes ficticios pero inspirada el la vida de un hermano del presidente Manuel Ávila Camacho; Maximino. Era el mayor de los hermanos Ávila Camacho, Manuel y Rafael.

    Los tres fueron militares revolucionarios, de temperamento muy diferente, principalmente el de Maximino y Manuel.

    Ambos, combatieron la Guerra Cristera, y mientras Manuel negociaba y trataba de atraer por la buena a los rebeldes, Maximino quemaba pueblos y fusilaba a los prisioneros, era famoso por su mano dura y su arrogancia, su gusto por el juego y las mujeres.

    En 1940 su hermano Manuel, hasta entonces Secretario de Guerra, fue postulado candidato del PRM a la Presidencia, para suceder a Lázaro Cárdenas. Maximino se enfureció ante tal hecho, pues consideraba que su hermano era muy débil y solía burlarse de él, consideraba que la presidencia le correspondía a él, incluso por una especie de derecho de "primogenitura" sobre su hermano, además de temer que, ante la debilidad de Manuel, Cárdenas retuviera el poder. Finalmente Manuel Ávila Camacho fue electo y Maximimo esperaba un puesto de primer orden en el gabinete y con toda seguridad la Presidencia en el siguiente periodo; sin embargo, Manuel no lo nombró como secretario pretextando que aún le restaban dos meses como Gobernador de Puebla. Como verás, algo en la trama de "Arráncame la vida" tiene como base hechos semejantes. Me parece que lo demás, fue inspiración de la autora, poblana de nacimiento. Si bien la novela de Mastretta hace una radiografía política del México de mediados del siglo xx, es gracias a Andrés Ascencio, a su esposa Catalina Guzmán y a su amante Carlos Vives que el autoritarismo, la corrupción y los modos de perpetuarse del partido oficial dejan de ser abstracciones lejanas.

    Espero te sea útil la opinión.

    Un saludo*!

    x*

    Maximino Ávila Camacho, se casó con Bárbara Margarita Richardi Romagnoli (era el nombre del personaje real en el que está basado el de Catalina Guzmán) en Guadalajara, Jalisco, no en Puebla, el 11 de agosto de 1930 y entonces tenía ya 22 años de edad. Nació en la ciudad de Gutiérrez Zamora, Veracruz y cuando se llevó al cabo la boda su padre, Donato Richardi (don Marcos en la novela), ya había fallecido. Estuvieron con ella en el enlace por lo civil su madre, Luisa Romagnoli y su hermano Luis.

    No hubo ceremonia religiosa porque Maximino ya se había casado por la iglesia 14 años antes, el 16 de agosto de 1916, con Natalia Binder Fernández (Eulalia en la novela, que muere de Tifo), ocho días antes de que él cumpliera 25 años de edad.

    Sin embargo, el 11 de marzo de 1926 había nacido Gloria Ávila Richardi (Verania en la novela) en Saltillo, Coahuila, la primera hija del matrimonio, lo que significa que cuando se casaron ya tenían más de cinco años viviendo juntos. El segundo hijo, Maximino Eulogio, nació en Guadalajara el 28 de febrero de 1932.

    A Maximino Eulogio le decían de cariño Chacho, pero en la novela Ángeles lo nombra Sergio y le dicen Checo, tomados, nombre y apodo, de un primo de ella que se llama Sergio Sánchez Guzmán, 'El Checo'.

    Catalina Guzmán es una tía de Ángeles, de ella tomó el nombre que le puso en la novela a Margarita Richardi y posteriormente también le puso Catalina a una de sus hijas.

    Manuel, quien por cierto nació el 24 de abril de 1896, en la novela es Rodolfo Campos 'Fito' y aparece como hijo adoptivo de doña Herminia;

    en la película es el compadre de Andrés Ascencio a quien su mamá adoraba. La esposa de Rodolfo en la novela es Sofía, en la vida real Soledad Orozco. El rancho La Soledad, que fue de Manuel Ávila Camacho, cercano a Martínez de la Torre, lleva su nombre.

    Martín Cienfuegos, el que iba a ser nominado como candidato a la presidencia por el partido de Andrés con el apoyo de Fito, era en realidad Miguel Alemán Valdés, secretario de Gobernación con el presidente Manuel Ávila Camacho y después Presidente de la República durante el período de 1940 a 1946.

    Cordero, el líder sindical interpretado por Rafael Sánchez Navarro en la película, está basado en la figura de Vicente Lombardo Toledano (1894-1968), quien fue secretario general de la CTM, fundador del Partido Popular, después Popular Socialista, director de la Universidad Obrera, y era oriundo de Teziutlán, igual que Maximino, pero era su enemigo político. Los doctores Esparza y Téllez, médicos de cabecera de Andrés Ascencio eran Ricardo Campillo Bueno y José Larumbe, y acompañaron efectivamente a Maximino durante su última gira de trabajo a Atlixco, en la que sufrió dos infartos que determinaron el viaje de emergencia a su casa de Puebla, en Xonaca, la Quinta Chignautla, a la que llegó para fallecer a los pocos minutos.

    Cuando Maximino falleció, el 17 de febrero de 1945, Margarita en realidad no estaba con él, asistía a una función en el Cine Chapultepec de la Ciudad de México y algunas estaciones radiodifusoras comenzaron a difundir un mensaje en el que pedían a ésta que se comunicara con urgencia a su casa porque había surgido una emergencia. Enterada del suceso, se dirigió a su casa de las Lomas de Chapultepec y después a la residencia oficial del presidente Manuel Ávila Camacho, en Los Pinos, acompañada por su hijo “El Chacho” y por las esposas de altos funcionarios para de este último lugar partir a la ciudad de Puebla en un vehículo, con sus cuñados Rafael y Manuel y la esposa de éste, seguidos por otros automóviles en los que viajaban Miguel Alemán; Elena Díaz Lombardo de Baz, esposa de Gustavo Baz, entonces secretario de Salubridad y Asistencia; Marte R. Gómez, secretario de Agricultura; Javier Rojo Gómez, regente del Distrito Federal y el mayor David Pérez Rulfo, director de Tránsito.

    En la novela, Catalina Guzmán, tiene tres amantes, Pablo Aventura, amigo desde la escuela; Carlos Vives, director de la Orquesta Sinfónica (representado en la película por José María de Tavira); y Alonso Quijano, director de cine.

    Sólo los dos primeros aparecen en el filme, pero el tercero que realmente existió, era productor y director de cine y al morir Maximino se casó con Margarita, se llamaba Jorge Vélez y sufrió dos atentados contra su vida. En el segundo iba acompañado por Margarita y por la cuñada de ésta.

    '…uno de los hijos de Maximino quiso matarlos a Ella y a Vélez en la Ciudad de México cuando se dirigían al aeropuerto para ir a Roma (vía Nueva York) a casarse por la iglesia.

    Richardi y Vélez quedaron heridos (Vélez por segunda ocasión en 60 días) y Teresa Bonfilgli de Richardi, cuñada de Margarita que los acompañaba, falleció en el atentado. Interrogado Luis Ávila Binder (Octavio en la novela), el hijo de Maximino acusado como autor del atentado por la policía, declaró que Margarita se había adueñado de la fortuna de 25 millones (sin aclarar si pesos o dólares, pero la cifra

    real era muy superior) de Ávila Camacho sin hacer la repartición correspondiente.

    Toña Peregrino es, obviamente, Toña La Negra y el personaje de Emilio Alatriste está basado en la figura de Rómulo O'Farril Jr., quien fue dueño del periódico Novedades y socio de los Azcárraga y los Alemán en Televisa. Lilia, la hija de Catalina Guzmán que se va en el Ferrari contra los deseos de su nuevo esposo, Emilio Alatriste, es Hilda Ávila, hija también de Felisa Cazasa y hermana de Adriana y de Heldiza.

    Heiss, el socio gringo de Andrés Ascencio, era en realidad William Jenkins (socio efectivamente de Maximino), cónsul en México y dueño al morir de una inmensa fortuna que dicen quedó en poder de Gabriel Alarcón y de Manuel Espinoza Yglesias, poseedores, en su momento, el primero de una cadena de cines y del periódico El Heraldo y el segundo de Bancomer.

    Margarita Richardi murió en la miseria, ya nonagenaria, hace cerca de ocho años. Sus últimos años los pasó junto a Gloria 'Goyita', su hija.

    Vivían en casas de huéspedes.

    Picaste mi espíritu investigador; y si, leí casi toda la bibliografía de Spota, desde "Vagabunda" hasta el libro póstumo editado por Elda Peralta, "La Sustancia de la Tierra" lvieja colección que aun conservo.

    Otro saludo*!

    x*

  • hace 6 años

    Te felicito!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.