¿Bueno a ver unos cuantos para hoy?

En la luna de miel la novia le recuerda reiteradas veces a Manolo que no se le olvide que ella es virgen. Manolo pasó toda la noche de rodillas a los pies de la cama rezándole. A Pepe le contaron que su mujer lo engañaba con su mejor... mostrar más















En la luna de miel la novia le recuerda reiteradas veces a Manolo que no se le olvide que ella es virgen.

Manolo pasó toda la noche de rodillas a los pies de la cama rezándole.




A Pepe le contaron que su mujer lo engañaba

con su mejor amigo.

Enfurecido entonces, fue al patio

y mató a su perro.







- Doctor cuando era soltera tuve que

abortar 6 veces y ahora que estoy

casada no quedo embarazada.

Evidentemente usted no se reproduce
en cautiverio








Doctor - dice manolo al psiquiatra-

Tengo tendencias suicidas,

¿que hago?

- Págueme ahora mismo.







- Doctor, dice el paciente, me caí y me

duelen mucho las piernas.

- no se preocupe, no es nada dentro de

unos días estará trabajando.

¡Que maravilla doctor!, ¿además de
curarme me va a dar trabajo?





Entra Raúl corriendo a la farmacia, y dice:

rápido déme algo para la d.i.a.r.r.e.a,
El farmacéutico, nervioso, le da unas pastillas y
Raúl se las toma y se va.

El farmacéutico se percata de que hubo un error, y cuando 2 horas después Raúl regresa, le dice:

Disculpe señor, pero en lugar de antidiarréico le di un

tranquilizante; ¿cómo se siente?

- C.a.g.a.d.o hasta el cuello, pero no me importa.




- A ver señorita, desnúdese por completo.
- Si su colega me revisó hace 5 minutos

y me dijo que estoy fantástica.

- Precisamente: eso es lo que quiero

comprobar.




Va Paco al médico:

- Doctor tengo SIDA, ¿qué puede recetarme?
- Por la mañana coma 1 kilo de naranjas,

al mediodía otro kilo y a la noche otro.
- Pero doctor, me voy a pasar el día c.a.g.a.n.d.o.


- Tal cual: así aprenderá para qué sirve el c.u.l.o.





El médico le dice a Paco,

en tono muy enérgico :
- En los próximos meses nada de fumar,

nada de beber, nada de salir con mujeres,

ni ir a comer a esos restaurantes caros,

ahhh y...... nada de viajes ni vacaciones.
- ¿Hasta que me recupere Doctor?
- ¡No, hasta que me pague todo lo que me debe!



Está el doctor en su consultorio

cuando de repente entra la asistente y le dice:
- Doctor, el paciente que usted acaba de dar de alta,

cayó muerto al frente de la clínica.
Y pregunta el doctor:
- ¿Y cayó con la frente para la calle?

- Si.
- Pues vaya y delo vuelta para que crean

que venía entrando.



La suegra de Manolo lleva al bebé recién nacido al doctor.

Cuando el médico se presenta,

examina al niño, lo mide, lo pesa y descubre
que está debajo del peso normal.

Pregunta si lo alimenta con biberón o con el seno materno.
- Seno materno, responde la señora.
- Por favor señora -dice el doctor- descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime
ambos pechos, en un examen detallado.

Luego le indica a la señora que se cubra y le dice:
- Con razón el niño pesa poco señora, usted no tiene leche.
- Ya lo se. Soy su abuela, pero estoy

tan contenta de haber venido!!!.


Manolo se lo hace estirar todo:

la piel de la cara, las bolsas de los ojos,etc...
Finalmente, el cirujano le pregunta:
- ¿Deseas algo más, c.o.ñ.o?
- Si. Quisiera tener los ojos más grandes .
- Nada más fácil, Manolo.

- Enfermera: traiga la cuenta, por favor.



Paco esperaba que saliera el doctor para

saber como estaba su esposa.
- Está muy grave su señora, y que le iba a tener

que dar de comer en la boca porque no

podrá mover las manos, la tendrá que llevar al baño,

le tendrá que cambiar de ropa, bañarla, etc.
Paco se puso a llorar y el doctor agregó:
- ¡Te estaba j.o.d.i.e.n.d.o, Paco, hombre, ya se murió!


Una noche Manolo despertó un médico

que ya había atendido antes a su esposa.
- Siento molestarlo tan tarde -le dijo-

pero creo que mi mujer tiene apendicitis.
Aún medio dormido, el médico le recordó a Manolo

que ya le había quitado el apéndice a su esposa

dos años atrás y que tiene un segundo apéndice.
- Doctor, quizás usted no haya oido hablar de un

segundo apéndice - contestó - Manolo,
pero sí de que podemos tener una segunda esposa.



ESPERO QUE LO HAYAN DISFRUTADO


F I N
14 respuestas 14